www.diariocritico.com
No hay lista de comunión, entonces ¿qué regalamos?
Ampliar
(Foto: Podemos)

No hay lista de comunión, entonces ¿qué regalamos?

lunes 23 de mayo de 2016, 11:44h

Mayo tiene un regusto a comunión. Imposible que el mes de las flores no llegue sin que evoquemos a un niño vestido de blanco intachable y rebosante de alegría en el día de su Primera Comunión. También resulta difícil que no pensemos en los consabidos regalos, un dolor de cabeza que muchas veces se solventa con las listas de comunión, pero otras veces la mencionada lista no existe y nos vemos solos ante el peligro: ¿qué regalamos?

Quizás algunos piensen que llegamos tarde con nuestro arsenal de buenos consejos, pero nunca es tarde si la dicha es buena, ¿verdad? En este sentido, nos hacemos eco de una infografía que acude en nuestro rescate y que proporciona sabias recomendaciones.

Una de ellas es la tecnología, aunque parece que para llegar a tal conclusión no hace falta ir a Oxford, pues nuestros hijos se han vuelto unos fans de estos artilugios: una videoconsola, su primer teléfono móvil, un patinete eléctrico, una cámara de fotos…

Por supuesto, dicha clase de obsequios no son precisamente baratos y requieren un esfuerzo, pero si hemos ahorrado para la ocasión apenas repercutirá en nuestro bolsillo.

Sí, una vez más la sana costumbre del ahorro nos saca de estos atolladeros que fluctúan entre los 100 y los 400 euros.

Sin embargo, también siguen resistiendo el paso del tiempo regalos incombustibles como los diarios, una tradición por relatar su vida a la que siguen fieles especialmente las niñas y algún que otro niño. No en vano, muchas veces emprenden su primer diario gracias a uno que le cayó en su comunión. En esta línea, también encontramos plumas estilográficas o un álbum de comunión. Tales apuestas nos salen por 25 o 45 euros.

Otros regalos que también permanecen al pie del cañón son las joyas. Una esclava, unos pendientes, una medalla de oro o incluso un reloj suponen unas excelentes opciones.

También cabe hablar de las mascotas, aunque para atrevernos con estos ‘presentes’, que se inscriben en una categoría especial, primero habremos de consultarlo con los padres y, sobre todo, averiguar si el niño es capaz de asumir responsabilidades.

Si es de esos, perfecto, porque un perro, un hámster, un canario o cualquier bichito simpático puede convertirse en su nuevo mejor amigo. En estos casos, podemos decantarnos por las protectoras de animales donde abundan los cachorros en espera de hogar o una tienda de animales al uso.

Y como último, el regalo solidario, un recién llegado que pisa fuerte pues muchos padres inculcan a sus niños estos valores de ayuda al prójimo. Además, ¿qué mejor momento que la comunión para aprender la solidaridad? Escoge tu causa: la Fundación de Vicente Ferrer, Unicef, Intermón Oxfam o la tienda de comercio solidario Afrikable, entre otras muchas. ¿Y por qué no? Considera hacerle socio de Adena WWF si es un niño que se pirra por la naturaleza.

En suma, las comuniones admiten disparidad de regalos, desde los clásicos hasta los tecnológicos. Por supuesto, la solidaridad también puede entrar en tus planes pues hay infinidad de ONG con regalos variopintos y, para colmo, en armonía con los valores de una auténtica comunión. Por lo tanto, si sigues perdido, será porque no leíste este artículo.

Autor: Ana Durá

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios