www.diariocritico.com
Así está la tabla de favoritos en lo que va del Tour de Francia 2016
Ampliar

Así está la tabla de favoritos en lo que va del Tour de Francia 2016

El Col d’Aspin marca la entrada al primer bloque montañoso en los Pirineos, considerado como un test importante para el español Alberto Contador.
El Tour de Francia 2016 llega al primer puerto de montaña, el Aspin, de doce kilómetros a 6,5%, después de seis jornadas transcurridas por la zona norte y Macizo Central del país galo. Los grandes favoritos, con excepción de Contador y Porte, posee un margen mínimo de 11 segundos.

En efecto, la lista preliminar ha sufrido modificaciones en estas tres primeras etapas de la competencia. La tabla general la encabeza el belga Greg Van Avermaet (BMC), seguido por
Julian Alaphilippe (EQS), de Francia. Alejandro Valverde del equipo Movistar está en la tercera posición. El gran favorito de las casas de apuestas, Christopher Froome (Sky), se encuentra en la quinta posición a 5 segundos del primer lugar, y el colombiano Nairo Quintana, en el séptimo lugar.

Las dos caídas de la primera y segunda etapa de Alberto Contador le han afectado en el gemelo y el hombro y lo colocan a 6 segundos. Esto ha afectado tanto su posición en la clasificación general del Tour como el valor de su cuota en las casas de apuesta: sigue de tercero, como al inicio, pero con una cuota que ronda los 34.00. Según manifestó a Marca, el madrileño considera el Col d’Aspin un test importante en la competencia, pero no una prueba de fuego.

Por supuesto, la competencia en el país galo puede variar en el resto de las etapas que quedan. Según señaló Quintana al diario AS, “el título puede definirse en cualquier sitio”.

Incluso evitó descartar a Contador de los favoritos pese al tiempo cedido. Nairo es el gran favorito para esta etapa montañosa del tour con una cuota de 1.72 frente a Froome (2.00). El colombiano también ha manifestado encontrarse muy feliz con la aparación de los Pirineos. Una vez coronado el Aspin, se llevará a cabo el descenso de siete kilómetros hasta la rampa de Lac de Payolle.