www.diariocritico.com

La cabeza de Rajoy

viernes 22 de julio de 2016, 13:11h

Pedir, como hacen los de Ciudadanos, la cabeza de Mariano Rajoy para poder dar el 'sí' a la investidura de 'alguien' del Partido Popular ya no es realista. Como no lo es vetar cualquier tipo de pacto de los 'populares' con los nacionalistas: empeñarse en hacer como si estos no existieran es como empecinarse en que Rajoy no ha ganado las elecciones; el nacionalismo, nos guste o no, es un estado de espíritu, y Rajoy, nos plazca o nos fastidie, es el líder de la formación que sacó más votos y escaños que los demás y, encima, no parece que su liderazgo se halle demasiado cuestionado internamente. Es decir: para llegar a un acuerdo de Gobierno no se puede ni pedir que Rajoy se marche a su casa -por mucho que algunos piensen que ello sería bueno_ni que los nacionalistas se recluyan en sus cuarteles de invierno, allá por Cataluña, Euskadi o Canarias.

Nunca he sido precisamente un 'fan' de Mariano Rajoy, pero me parece que es la única oportunidad que ahora tenemos los españoles de consolidar un Ejecutivo reformista, pactado, medianamente estable y creíble. Claro que él no es un estadista, pero ¿dónde están ahora los estadistas? Claro que en su partido ha habido corrupción a raudales, pero no menos cierto es que acudir a las hemerotecas para justificar el rechazo al pacto es tarea inútil y quizá contraproducente: España no puede calificarse ya de país corrupto, y cierto es que, con timidez, con titubeos y de manera insuficiente, le Legislatura de Rajoy sirvió para combatir esa corrupción que nos anegaba.

Hasta ahora, no es que Rajoy haya tenido aciertos brillantes, aunque me parece que el acercamiento a los nacionalistas algo tiene de acertado para la marcha del Estado. Lo que ocurre es que los demás, comenzando por el aún líder de la oposición Pedro Sánchez, y siguiendo por el errático Albert Rivera, están cometiendo demasiadas equivocaciones: la peor de ellas es que me da la impresión de que los ciudadanos, electores y contribuyentes al fisco, no les entienden, como han dejado de entender los cambios de humor un poco políticamente bipolares de Pablo Iglesias.

Así que solamente nos queda el aburrido, previsible, soso, Rajoy. Le toca jugar y lo primero que ha hecho ha sido acercarse a la ex Convergencia Democrática de Catalunya, que menudo follón interno tiene, y al PNV, que se enfrenta a unas dificilísimas elecciones en dos meses. Y, de paso, echar una mano financiera a la Generalitat representada nada menos que por el líder de Esquerra Oriol Junqueras. Los más intransigentes se han apresurado, con Rivera al frente, a poner el grito en el cielo; craso error, a mi juicio. Rajoy puede, a partir de ahora y a su peculiar, desesperante, modo, poner en marcha una importante operación de Estado, seguramente animado, cuando se encuentre con él la semana próxima por el Rey.

Y claro que pienso que sería un enorme paso adelante que Rajoy fuese sustituido a no muy largo plazo por otra figura, más joven y simpática, en el PP, como va a ocurrir, me parece, en el PSOE. Pero ahora, el relevo en el mundo de los 'populares' pienso que no toca, como diría aquel Jordi Pujol al que entonces hacíamos algo de caso. Hoy por hoy, toca Rajoy. Y, ya que en el mundo socialista no parecen querer comprenderlo, espero que al menos Albert Rivera, que de política sabe un rato, sí lo asuma, al fin, y que nos vayamos de vacaciones en paz ya el próximo 5 de agosto, solventada la puñetera investidura, Dios me oiga.

- Lea el blog de Fernando Jáuregui en Diariocrítico, 'Cenáculos y mentideros'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La cabeza de Rajoy

    Últimos comentarios de los lectores (4)

    42021 | Rosa Paredes - 22/07/2016 @ 18:23:48 (GMT+1)
    Dios le oiga, Sr. Jáuregui, ¡Que nos oiga a todos los ciudadanos del pais! Necesitamos que vuelva la cordura, que no tienen otros, a nuestras vidas. La situación que tenemos en estos momentos es crispante. Y digo más. Tampoco Mariano Rajoy y séquito, son santo de mi devoción. No se puede apreciar ni valorar a los que te han estado vacíando los bolsillos dejándote con las entretelas al aire. para llenarse los propios y engañándote miserablemente durante largos años.
    Ahora bien. Hemos tenido unas segundas votaciones y ahí están los resultados de las mismas. Se trata y puesto que hemos perdido más tiempo del requerido, de afrontar los hechos y volver a tener un Presidente de Gobierno. Lo funesto del tema, es que Don Mariano Rajoy, presidente en funciones, lo tiene muy difícil para volver a ostentar el cargo nuevamente. Lo malo de esa andadura que él pretende recuperar, son las "tres esquinas" que le salen al frente, y no lo dejan llegar a la meta. Algo parecido al laberinto que se encuentra en el Monte de San Pedro, enfrente de mi domicilio. Tú entras y das vueltas y vueltas intentando encontrar la salida y volver a vislumbrar el paisaje despejado. En ese afán y desespèración, das pasos torcidos y equivocados que no llevan a parte alguna y hacen el camino más pedregoso. Sigues haciendo trotar a los petetes, ansiando llegar al lugar de partida, pero el horizonte se vislumbra lejano.
    Lo triste del asunto, son los que esperamos fuera...
    saludos
    42020 | Santiago - 22/07/2016 @ 17:11:11 (GMT+1)
    Fernando, como puede decir que España ya no es un país corrupto, decir eso desacredita todo lo dicho en el artículo.
    42019 | Santiago - 22/07/2016 @ 17:10:48 (GMT+1)
    Fernando, como puede decir que España ya no es un país corrupto, decir eso desacredita todo lo dicho en el artículo.
    42018 | Santiago - 22/07/2016 @ 17:10:47 (GMT+1)
    Fernando, como puede decir que España ya no es un país corrupto, decir eso desacredita todo lo dicho en el artículo.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.