www.diariocritico.com
Sánchez fue a degüello contra Rajoy y éste contesta: 'No abuse, con que diga que 'no' ya es suficiente'
Ampliar
(Foto: PSOE)

Sánchez fue a degüello contra Rajoy y éste contesta: "No abuse, con que diga que 'no' ya es suficiente"

> Sánchez fue al grano: el PSOE votará 'no' a Rajoy, un pésimo gestor pero gran 'recortador'
> El líder socialista arremetió también en su discurso contra la presidenta del Congreso, Ana Pastor

miércoles 31 de agosto de 2016, 09:38h

Desde el primer minuto. No. Por si a alguien aún le quedaba la duda, Pedro Sánchez arrojó a la cara de Rajoy la reforma laboral, la corrupción “y las libertades que ha amputado” para afirmar que España necesita un Gobierno, “pero no el suyo”. Y como el líder del PP le dijo a él hace muy pocos meses: “Usted sólo trata de mantenerse como sea” en su despacho de La Moncloa con el “chantaje de la fecha de las elecciones”, un 25 de diciembre que también salpicó a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, por haberla aceptado.

No fue la única frase que recuperó Sánchez de aquella primera investidura fallida para pedirle a Rajoy que, “en coherencia”, vote contra su propia investidura. Por supuesto, no faltaron los famosos Toros de Guisando para descalificar el acuerdo con del PP con Ciudadanos.

El socialista ha buscado el cuerpo a cuerpo con Rajoy, en un duro discurso con alusión incluida a los “40 millones que Bárcenas tenía en Suiza” para reprochar al candidato a presidente del Gobierno su falta de “credibilidad”. Por ejemplo, tachando de “mentira” la promesa de no subir los impuestos que se pudo escuchar ayer.

“Recortes” es la palabra que, según Sánchez, define la gestión “absolutista” y el “mal Gobierno” de los últimos cuatro años. Recortes en educación, sanidad, dependencia… la demoledora lista de ‘quejas’ del portavoz socialista concluyó con la afirmación de que Rajoy no es la persona “que debe gobernar España los próximos cuatro años” porque ni siquiera es capar de “entender su diversidad”.

“No cuente usted con los socialistas”. Sánchez no está dispuesto a facilitar “la Legislatura del chantaje”, con un presidente “que quiere gobernar sin oposición”. Y el programa del PSOE es “una enmienda a la totalidad” que desemboca inevitablemente en el “no”: “No estamos dispuestos a colaborar para mantener sus políticas perniciosas”.

Cuerpo a cuerpo

Rajoy no esperó ni un minuto para subir a la tribuna a responderle. Y sin morderse la lengua. “No abuse, con que diga que no ya es suficiente. No es necesario que necesite argumentarlo. Tenga la certeza de que ya he entendido todas las partes del no. Así que tranquilícese”.

“Si somos la quintaesencia de todos los males… ¿cómo es posible que tengamos 33 diputados más” que el 20D? si yo soy malo, usted ¿qué es, pésimo?”. Rajoy disfruta con el cuerpo a cuerpo y Sánchez se lo puso en bandeja.

“El único que va a pasar a la Historia va a ser usted al provocar que se convoquen unas terceras elecciones” por no querer alcanzar “el más mínimo acuerdo con nosotros”.

Sobre la fecha de las elecciones, Rajoy ha afirmado que la alternativa al 25 de diciembre eran el 1 o el 8 de enero e, “hiciera lo que hiciera, a usted le parecería mal mi decisión”. Una decisión que, ha dicho, intentó consultar con Sánchez, “pero no quiso”, por lo que le carece de “autoridad moral” para criticarle por haber elegido el día de Navidad para las terceras urnas.

“Además”, añadió con sarcasmo Rajoy, “usted ha dicho que no va a haber terceras elecciones… así que la fecha es irrelevante”. Las risas de la bancada popular parecieron borrar el desánimo que ayer recorría sus escaños tras escuchar su aburrido discurso de investidura.

Rajoy retomó su seriedad habitual para hablar de la corrupción, aunque en un tono más conciliador en defensa de su actitud personal contra “la segunda mayor preocupación de los españoles” y, más en concreto, contra los casos que han salpicado a su propio partido. “No es más limpio el que más habla, sino el que más hace” fue la moraleja del presidente del Gobierno en funciones.

La réplica económica fue, sin embargo, más de lo mismo escuchado a uno y a otro estos ocho meses, con Rajoy recordando por enésima vez la herencia recibida en 2011. Salvar la economía “fue una labor de titanes”, explicó tras un argumentario bien conocido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios