www.diariocritico.com

Argumento equivocado

lunes 19 de septiembre de 2016, 07:58h

En los últimos días se ha agudizado, en medios políticos y de prensa, la exposición del argumento que se centra en la catadura del PP y de su líder Mariano Rajoy para mantener la negativa a que pueda formar gobierno. Se sostiene que el PP no está impulsando la regeneración política, y si se toma en cuenta los últimos acontecimientos (Soria, Barberá, etc.), se demuestra que los del PP no aprenden y que ya no son creíbles. Desde este argumento, suele atacarse a Ciudadanos, sobre todo desde la perspectiva PSOE-Podemos.

La principal debilidad de ese argumento consiste en que es radicalmente parcial. Parece que trata de convencernos de que el PP no es trigo limpio y que no se merece seguir gobernando. Pero no alude regularmente al conjunto del cuadro. Porque ¿Cuál es la alternativa a dejar gobernar al PP en minoría? Una característica de quienes se centran en este argumento es que no se refieren a las posibles opciones alternativas. ¿Es que sería mejor ir a unas terceras elecciones o a un gobierno PSOE, con Podemos y los nacionalistas? Si esa es su opinión deberían decirlo. Porque en caso contrario su análisis queda cojo, no se sostiene.

El interés general no se defiende eligiendo siempre la buena opción en presencia. Porque muchas veces tal cosa no aparece y lo que toca para impulsar el bien común es elegir la opción menos mala. Y somos muchos los que pensamos que esta es precisamente la situación actual. No creemos que un gobierno del PP sea una buena opción, pero sí estamos convencidos de que es mucho mejor que las otras dos: ir a unas nuevas elecciones o la formación de un gobierno PSOE con Podemos y los secesionistas. Estas páginas son testigo de que hace años, cuando el estalló el caso Bárcenas, dije con claridad que Rajoy no merecía un segundo mandato. Pero hoy no tengo duda alguna de que, dadas las condiciones actuales, resulta mucho peor que un Gobierno de Rajoy mantener al país bloqueado política e institucionalmente o lanzado a la aventura por la vía griega.

Dicho en breve: no es haciendo una taxonomía del PP como se llega a la conclusión cierta de que el PP debe gobernar, sino sobre la base de un análisis completo de la situación en que se encuentra el país, poniendo sobre el tapete todas las alternativas. Y limitarse a realizar un diagnóstico del PP es una forma torcida de avanzar en el debate.

También me preocupa que este planteamiento parcializado de la perspectiva política se desarrolle en algunos medios de comunicación. La situación del país es ya suficientemente penosa y enrevesada como para que unos y otros la hagamos todavía más confusa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios