www.diariocritico.com
8 diferencias del proceso de paz en Colombia y el fin de ETA en Euskadi
(Foto: EP)

8 diferencias del proceso de paz en Colombia y el fin de ETA en Euskadi

martes 27 de septiembre de 2016, 10:30h

Desacertadamente comparados, ambos procesos difieren mucho de ser semejantes en casi cualquier aspecto. Más allá del debate ético sobre si las FARC todavía podían presumir de tener un objetivo revolucionario romántico en favor de los indígenas y campesinos contra una oligarquía opresora en Colombia, un mar separa a las FARC de lo que fue en los últimos tiempos ETA.

La banda vasca ha sido, incuestionablemente, una banda terrorista organizada para matar, destruir y extorsionar políticamente a los que impedían su tan ansiada independencia vasca, ahora más lejos que nunca de hacerse realidad tras la victoria de un PNV que ha enarbolado la bandera de la moderación contra el soberanismo radical de Bildu, la nueva Batasuna, legalizada y 'blanqueada' por sus nuevos integrantes.

La imagen del líder de las FARC, 'Timochenko', ayer en Cartagena, sellando la firma de la paz con el Estado colombiano y pidiendo perdón "sinceramente" a las víctimas, y por todo el dolor ocasionado en tantos años de guerra contrasta con el Arnaldo Otegi falsamente encumbrado como un Nelson Mandela vasco que, lo último que hizo al (mal)celebrar los resultados electorales de Bildu en las elecciones del domingo fue dedicarle el ¿triunfo? a los presos de ETA y a todas las víctimas del entorno de la banda.

Bien distinto sería vender la imagen de la candidata de Elkarrekin Podemos, Pili Zabala, hermana de Joxi Zabala, presunto etarra que fue torturado y asesinado por los GAL. Ahora bien, comencemos a hablar y especificar todas las diferencias entre un proceso de paz y otro.

1 - Público y a la luz de todo el pueblo

Primero, lo evidente, y es que el acuerdo de paz en Colombia ha sido celebrado y exhibido públicamente como un gran acontecimiento público y nacional. Fue ayer, en Cartagena, con invitados internacionales como el rey emérito español, Juan Carlos I, entre otros. Con luz y taquígrafo, y muchas, muchas cámaras. El proceso de paz en Euskadi fue secreto, con negociaciones ocultas y mucho misterio, que derivó en traicioneras filtraciones para intentar hacerse daño entre rivales políticos sobre la conveniencia o no de negociar con ETA. Zapatero bien sabe el coste de ello, aunque Juan Manuel Santos también ha tenido que lidiar con estas críticas. Además, no hay un acuerdo marco ni un texto en el que basar las condiciones del fin de la actividad terrorista.

2 - Plebiscito

El proceso de paz colombiano se ha expuesto a la ciudadanía colombiana como un proceso en el que participa directamente el pueblo, por lo que este domingo tendrá que reafirmarlo con un plebiscito en el que el país se juega el fin de la guerra. La mayoría del país está por el 'sí', aunque hay una gran oposición, apoyada entre otros por los ex presidentes Uribe y Pastrana, ya que se considera una claudicación del Estado frente a las FARC. Además, otros grupos de guerrillas como el M-19.

3 - Origen del conflicto

El conflicto vasco comenzó como rebelión de la ciudadanía vasca independentista pero también socialista, comunista y revolucionaria contra el régimen franquista que oprimía no sólo al pueblo vasco, sino al resto del país. Después, tras la llegada de la Democracia, se quitó la máscara y quedó convertido en una actividad terrorista contra el Estado de derecho y la democracia, ante un pueblo español que pedía el fin de los atentados, los secuestros y el horror etarra.

Por su parte, el llamado 'conflicto armado interno en Colombia' es todavía una guerra activa y se considera una guerra asimétrica de baja intensidad que se desarrolla en este país americano desde la década de los 1960. Los principales actores involucrados han sido en un comienzo el Estado colombiano y las guerrillas de extrema izquierda, sumándose décadas después los grupos paramilitares de extrema derecha, los carteles del narcotráfico y las bandas criminales. Ha pasado por varias etapas de recrudecimiento, en especial desde los años ochenta cuando algunos de los actores se comenzaron a financiar con el narcotráfico.

4 - Arrepentimiento

Nadie tiene bien claro que ETA haya demostrado con hechos su arrepentimiento por tantos años de dolor y horror causados. Sus crímenes sangrientos e indiscriminados han quedado en su mayoría en la memoria del pueblo español pero no ha pasado a ser un acto de arrepentimiento por parte de la banda. Sí ha habido pronunciamientos en ese sentido, pero muy poco sinceros, al menos así percibidos por la mayoría de la sociedad y las organizaciones políticas nacionales. Otegi aún salió de la cárcel comparando el dolor de unos y otros, como si de bandos de una guerra se tratase y Batasuna pasó pronto a ser una organización legal gracias a estos pronunciamientos públicos con poco fondo y muy poco sentimiento.

Por el contrario, el líder de las FARC, 'Timochenko', dejó ayer bien claro cuál es el sentir de las FARC en esta nueva era para Colombia: "Ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto por todo el dolor causado". También añadió: "Mis primeras palabras tras la firma de este acuerdo final van dirigidas al pueblo de Colombia, un pueblo bondadoso que siempre soñó con este día, pueblo bendito que nunca abandonó la esperanza de poder construir la patria del futuro donde las nuevas generaciones, nuestros hijos y nuestros nietos, nuestras mujeres y hombres puedan vivir en paz".

5 - Dimensionalidad

Mientras que las FARC sienten a Colombia como su patria por ser el conflicto de tipo socioeconómico y político, ETA sólo habla de su patria y continúa exigiendo un territorio reconocido nacional e internacionalmente para la Patria Vasca. Además, recelan de España y no quieren saber nada del Estado, renegando de cualquier relación amistosa con nuestro país. Sólo dice luchar por los intereses del pueblo vasco, que le acaba de dar la espalda de nuevo en las últimas elecciones, ya que no sólo no gana en las urnas, sino que retrocede en votos frente a una izquierda renovada que representa Elkarrekin Podemos, alejada de ETA, de la independencia impuesta y el conflicto territorial.

6 - Entrega de armas

Sin duda la condición más dolosa. Mientras que el acuerdo de paz en Colombia incluye la entrega de armas y el desmantelamiento de los campamentos de la guerrilla, ETA se niega a pactar acabar con su arsenal. Como señal de fuerza, los etarras no quieren claudicar en el último gesto que le otorga algo de autoridad y fuerza, que es tener el poder de seguir matando. Los vascos escenificaron con unos discutidos mediadores internacionales una poco creíble y absurda entrega de armas que quedó en un vídeo para el olvido.

7 - Política

Mientras que ETA consiguió legitimar a su brazo político, antes HB, luego Batasuna... etc, las FARC anuncian que crearán un partido para reivindicar sus ideales revolucionarios. Dicho de otra manera, el ideario del horror etarra estuvo durante años en ejercicio dentro de la política vasca y nacional, con diputados tanto en el Parlamento vasco como en el Congreso de los Diputados, con políticos que se negaban abierta y públicamente a condenar el terrorismo de ETA. Las FARC actuarán con fuerzas nuevas desde la plena legalidad y la paz, intentando olvidar los resentimientos de tantos años de conflicto armado.

8 - Aprobación internacional

El acuerdo de paz en Colombia ha sido refrendado por la comunidad internacional. De hecho, ayer en Cartagena estuvo presente el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, además de otros líderes internacionales en representación del resto del planeta. No hay que olvidar que también el primer apretón de manos se hizo públicamente en La Habana con Raúl Castro como jefe de ceremonias, un claro gesto de Santos por ceder ante la elección de un escenario cómodo y con aval para las FARC.

Por el contrario, el acuerdo de paz en Euskadi fue aplaudido internacionalmente pero con la imposibilidad de aprobar directamente un pacto cerrado, por no hablar de la no rendición de ETA, que oficialmente sigue siendo una banda terrorista en activo y con arsenal en funcionamiento y vigor. Sí es cierto que su actividad militar fue absolutamente cancelada desde que se anunció en 2011 y no ha tenido el más mínimo gesto de regreso a su actividad criminal.


- ETA sale de su agujero para llamar la atención en pleno acuerdo de paz en Colombia

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • 8 diferencias del proceso de paz en Colombia y el fin de ETA en Euskadi

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    42451 | josefina ortega - 28/09/2016 @ 04:55:06 (GMT+1)
    Con, delincuentes, asesinos, drogadictos, lavadores de dinero, violadores, ladrones, narcotraficantes, no se negocia.
    colombia esta cometiendo un grave error si en el plebiscito triunfa el apoyo al acuerdo.
    El acuerdo refleja el fracaso en el control de la delincuencia por parte del gobierno de Colombia.
    Santos estara convirtiendo a Colombia en un pais ingobernable e incontrolableby sera un gran problema para los paises vecinos tambien.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.