www.diariocritico.com

El hundimiento: de PSOE a P.... S.O.S

jueves 29 de septiembre de 2016, 15:22h

Imposible, a fecha de hoy, no dedicar unas letras al PSOE, (si es que tal organización todavía existe) que implosiona bajo el peso específico de Felipe González, sumado al de muchos barones -de rancio abolengo- mientras el "Susanato" proyecta su sombra desde el palacio de San Telmo, en Sevilla, hacia la capital del reino, Madrid.

La propia historia de Felipe González, que arranca como socialista, para renunciar al marxismo primero, y acabar en nómina de una de ¿nuestras? grandes multinacionales privatizadas por Aznar, es sin duda una historia pareja a la del PSOE; un partido en el que al parecer cabe de todo, menos el pensamiento socialista.

La debacle comenzó con la burbuja inmobiliaria que Miguel Sebastián, responsable económico de Moncloa con Zapatero, no veía, mientras el precio de los pisos se disparaba con hipotecas que se extendían por cuarenta años. La orgía de crédito para mantener el frenesí del cemento español se saldó con una resaca que se ha llevado un incontable número de vidas humanas por delante en lo que no ha sido más que un genocidio social.

Las vidas de las personas que acosadas por la banca se suicidaron, mientras el PSOE en connivencia con el PP, se negaba a cambiar la decimonónica norma hipotecaria que rige en este país. Las familias que en la moderna España del S.XXI quedaron sin sustento para poder dar tres comidas diarias a sus hijos. La cronificación de la pobreza. Todo y más, mientras en el PSOE nadie explica dónde estaban los órganos de control del Banco de España, que debían haber puesto freno a la orgía de crédito, durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La firma "socialista" de la reforma del artículo 135 de la constitución, sin hacer frente a la Troika, para que el pago de la deuda a la misma gran banca que se negaron a regular, se anteponga a las más elementales necesidades de los ciudadanos, fue la rúbrica que mató al PSOE.

Felipe González y sus barones, posiblemente con los oídos ensordecidos por el tintineo del dinero que llueve de aquí y allá a sus majestades "socialistas", fueron incapaces de escuchar el clamor que hace cinco años les voceó desde la Puerta del Sol, -y prácticamente todas las plazas de este país- "No nos representan".

En dos anécdotas personales podría explicar la situación del PSOE: La primera, el día que tuve ocasión de dirigirme a Felipe González, en la Casa de América de Madrid, para exponerle soluciones concretas a problemas concretos que él había explicado en su charla, y entonando un " pero si con vosotros no se puede hablar" se giró para darme la espalda, cuando me presenté como miembro de Democracia Real Ya. La segunda, cuando en la presentación del libro "España 2020", en el hotel Palace de Madrid, me dirigí a Elena Salgado, que me contestó con un seco "no, contigo no voy a hablar".

Al final, como el título del capítulo que escribí para ese libro "Y de aquellos lodos, hasta que nos coma el barro" ¿Verdad señorías del PSOE? Y aunque si bien no creo que el partido ¿socialista? se haya convertido en una casa de locos, lo que si pienso, es que llegada esta hora, a más de uno, deberían internarlo -y lo digo desde el cariño- en un museo, donde pueda servir de distracción a niños, y fuente a investigadores y curiosos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.