www.diariocritico.com
Las 10 bandas clásicas del rock más activas de la historia

Las 10 bandas clásicas del rock más activas de la historia

lunes 10 de octubre de 2016, 12:43h

Si tenemos que hablar de royalties, ventas millonarias, récords de asistencia a conciertos y demás escándalos, seguro que serían otras las bandas que formarían parte de este ranking de las 10 mejores bandas clásicas del rock que tienen una mayor actividad registrada. Pero eso lo dejamos para otra ocasión.

Hoy toca homenajear a los grupos clásicos que mejor han sabido llevar el paso del tiempo. No están todas, claro está, pero sí son todas las que están. Con ustedes, las 10 bandas clásicas del rock más activas de la historia...

  1. Rolling Stones

No tienen competencia. Sólo los Beatles, The Who, The Doors o Supertramp podrían haberles hecho sombra, pero ninguna de ellas ha conseguido continuar hasta nuestros días con tan buena forma y manteniendo a más miembros más o menos originales del grupo. Hoy por hoy, los Rolling siguen sacando discos, aunque de versiones, como ha sido el reciente 'Blue & Lonesome'. Desde 1964 sacando discos, camino de los 50 años en activo. Casi nada. Por el camino han dejado más de 20 álbumes de estudio, diversos directos, recopilaciones y discos especiales.

  1. Deep Purple

Quizás no en la mejor forma posible, pero otra banda clásica que saluda el paso de los tiempos son los Purple. Hay que recordar que tienen el honor de ser una de las bandas más vetustas del panorama de rock, fundada en 1968. Nunca tuvieron la misma fama que Black Sabbath o Led Zeppelin, ya que escogieron el camino amable del rock, sin tanta polémica ni guerras internas, aunque sí las hubo, y también abrazaron la vía de la locura del rock de los setenta. Dieron temas inolvidables y hoy por hoy continúan publicando trabajos de estudio, aunque ciertamente sin mucho éxito. De todas formas, su nombre sigue coronando algunos festivales de vez en cuando y no se puede dudar de la calidad de gente como Ian Gillan, Ian Paice o Roger Glover, el trío superviviente de la alineación más clásica del grupo, la conocida como 'Mark II'. A punto de llegar a la veintena de álbumes de estudio, su último trabajo fue 'Now What?!' (2013) y sus directos son míticos, como el inigualable 'Made in Japan' de 1972.

  1. AC/DC

Llegar tan lejos y cruzar todos los extremos toca mucho la imagen de un grupo de rock. Como a tantos otros, a AC/DC les golpea el paso del tiempo. Su última gira ha sido muy criticada, ya que optaron por irse a la carretera sin esperar a que se recuperara su vocalista, Brian Johnson, con problemas auditivos severos. Invitar a Axl Rose no contribuyó a mejorar su imagen, pero sí sirvió para hacer caja. Su gira ha sido un éxito bestial y estamos ante otra banda vetusta a más no poder. Su hard rock repetitivo, basado en riffs pegadizos de Angus Young, deja casi 20 álbumes de estudio, el último de 2014, 'Rock or Bust'. Los verdaderos fans de la banda, que siguen sus pasos desde 1975, consideran que desde el fallecimiento de Bon Scott hay un antes y un después incuestionable, y es que la época destroyer de sus inicios pasó a ser un 'blockbuster' de la música para todos los públicos. ¿A quién no le gusta algún tema de AC/DC? Actualmente han quedado como banda para 'posers', postureo musical al igual que quien se pone camisetas de Los Ramones sin conocer ninguna de sus canciones.

  1. Iron Maiden

Inasequibles al desaliento, aunque ellos ya son ochenteros, se han ganado un puesto entre los más clásicos de los clásicos. Y es que algún grupo de heavy metal de esta segunda época dorada del rock y el heavy merecía entrar en ella. Los Maiden han superado todo tipo de inconvenientes, rupturas y encontronazos. De hecho, es una de las bandas más sólidas del panorama del rock. Si bien es cierto que rompieron como banda provocativa y ganándose fama de peligrosa, se trata de una formación de lo más 'in' dentro del sistema. Su imagen, alejada de la realidad, les permite hacer giras mastodónticas hoy por hoy en pleno 2016, porque lo suyo siempre ha sido el vivo y en directo. Pese a que sus discos son míticos, todo fan del heavy sabe que uno no puede haberse muerto sin haberles visto alguna vez sobre el escenario. Algo así como visitar la Meca pero en clave rockera. 16 discos a sus espaldas desde 1980 dicen todo de un grupazo que actualmente apuesta por una música mucho más elaborada, casi progresiva, pero que no puede evitar ser calificada por la mala fama como heavy machacón y clásico. Para nada. Quizás sea una de las bandas peor tratadas por la crítica, ya que su evolución musical nunca se detuvo.

  1. Scorpions

Otro grupo que tiene que pagar el alto precio de la fama. Condenada a la etiqueta de banda de baladas rock, los alemanes Scorpions son mucho más que eso. Ellos fueron pioneros en la Europa más allá de Reino Unido en difundir el rock y el heavy, siendo la primera formación que se atrevió a llevar a las masas esta música y lograrlo con éxito. Dieron sopas con ondas a todos los grupos británicos cuando quisieron, ya que su época setentera fue intachable. Coquetearon con el progresivo, con la psicodelia y con el metal más oscuro, pero el éxito comercial les superó y la década de los 1980 fue su tumba en cuanto a prestigio artístico. Tanta balada y el éxito inigualable de su 'Still Lovin' You' les hizo ganarse la etiqueta imborrable de grupo para 'mojabragas'. Condenados a la extinción, en 2010 anunciaron que colgaban las botas, pero como como otras tantas bandas, como los Judas, sus intenciones quedaron en la nada y desde entonces han sacado un disco más y han realizado varias giras 'finales' que no fueron tal. Imprescindibles para salirse del circuito anglosajón que es casi hegemónico en el rock.

  1. Judas Priest

Los eternos rivales de los Maiden en cuanto a ostentar el podio de las bandas de metal más clásicas y fundamentales de la historia, están más allá de cualquier rivalidad. Quien les ama, les perdona cualquier bajón en su discografía, porque los Judas... siempre serán los Judas. La versión más libre del heavy ochentero tuvo su época dorada en los setenta, pero como otras tantas formaciones del género, vendieron más que nunca y estallaron en éxito en los 1980, la única década en la que el rock duro fue el género musical más masivo. Si bien su éxito no llega a la altura del de los Iron Maiden, sus clásicos fueron dignos de rivalizar en calidad y ventas. El hecho de que su líder y vocalista, Rob Halford, fuera un icono gay, también contribuyó a que los Judas tuvieran un halo especial que ninguna otra banda logró: ¿cómo ser heavy, tipo duro y llevar una camiseta de los Judas? ¿Qué querían decir con aquello del 'Turbo Lover'? A nadie se le ocurre meterse con ellos... legiones de fans le terminarían llevando al cementerio. Para ser justos, más allá de las coñas, los Judas empezaron en esto en 1974, cuando los Maiden aún iban en calzones, como quien dice. Su último trabajo, 'Redeemer of Souls', de 2014. Actualmente han bajado mucho el nivel y sus más recientes discos han bajado mucho en calidad y ventas. Como Scorpions, otra banda que quiso retirarse... pero no llegaron a tiempo de creérselo y todavía siguen en el estudio y en la carretera.

  1. Black Sabbath

Seguro que muchos fans del grupo más (injustamente) oscuro del metal no perdonan que estén en un puesto tan bajo. Pero para ser justos, no debemos olvidar que mientras que los Purple estaban sacando discos, los de Tony Iommi andaban a patadas entre ellos. Normal, teniendo a Ozzy Osbourne como frontman, un personaje tan fundamental como odioso en la historia del rock duro. Sin Ozzy, quizás, nunca hubieran llegado a ser los Sabbath, pero también les condenó a vivir siempre bajo su sombra. Cuando le despidieron en 1978 por sus excesos, ficharon a Dio (el mejor vocalista del metal de todos los tiempos, sin dudarlo ni un segundo), pero las expectativas nunca llegaron a cumplirse pese a lo bueno que fue su primer trabajo juntos, el mítico 'Heaven and Hell' (1980). Pero Iommi no dio lo mejor de sí componiendo y terminó poniendo fin a esa época, perdiéndose en busca del Ozzy perdido. Fichó a lo mejor de lo mejor, tras Dio, y contó con Ian Gillan de Deep Purple en 'Born Again' (1983) y luego con Glenn Hughes en 'Seventh Star' (1986). Fichajes galácticos que no consiguieron llenar el hueco dejado por el estelar Ozzy, quien triunfaba en solitario a base de provocaciones y una música algo más mediocre. Tras colgar las botas en los 1990, regresaron, como es sabido, con el disco '13' en 2013 y tras varias giras mundiales, anuncian que el año que viene colgarán sus hábitos. Esta vez creemos que irán en serio... Imprescindibles para entender el posterior heavy metal, ya que junto a Led Zeppelin y Deep Purple fueron el origen real de este estilo musical siempre tan denostado.

  1. Kiss

Otra banda que chirría a muchos en esta lista, sin duda: los Kiss de Gene Simmons y Paul Stanley, una auténtica máquina de hacer dinero a base de una mediocre pero arolladora música comercial. Si están presentes aquí es porque en la década que les vio nacer, los setenta, fueron fundamentales en su país, EEUU, siendo una de las primeras formaciones de este estilo en suelo yanqui. Copiando a los mitos británicos, impusieron un estilo que iba desde el hard rock al blues rock pasando por el glam. No se puede negar que sus primeros álbumes, entre 1974 y 1976, eran muy buenos y dieron para muchos 'greatest hits' del tirón. Hablamos de discos como 'Kiss' (1974), 'Hotter Than Hell' (1974), 'Dressed to Kill' (1975) y 'Destroyer' (1976). Lógicamente, sus trajes, disfraces y maquillajes hicieron el resto, con una música comercial muy pegadiza llamada a triunfar a base de letras provocativas sobre el sexo y los excesos. Ya se sabe que aquella vieja fórmula de sexo, drogas y rock and roll era sinónimo de éxito en la década que los vio nacer. Para quienes estén perdidos, los Kiss hacían cosas como irse de giras con las conejitas de Playboy o presumir de acostarse con cientos de mujeres que suspiraban por sus bases de maquillaje. Tras una década desaparecidos, volvieron en 2009 con un más que decente 'Sonic Boom' (2009) y golpearon de nuevo con 'Monster' (2012), con giras mundiales más o menos exitosas, por lo que les hace imprescindibles en esta lista. Ahora bien, la fama de machista y conservador de Gene Simmons no ayuda nada. El multimillonario líder de la banda no se ruboriza para nada a la hora de asegurar que Donald Trump es un tipo genial y que su país no debería temerle. Kiss son, sin duda, la otra cara del rock.

  1. Yes

Para los que no les sitúen, son una de las bandas más grandes de todos los tiempos, pero su estilo no fue lo más comercial posible, así que su éxito fue limitado, que no su prestigio y su buena crítica. Comenzaron en los años 1960, concretamente en 1969, con un disco de lo más 'beatleliano', pero tenían muy claro qué estilo seguir. Fueron pioneros en el rock sinfónico y creadores junto a Pink Floyd, King Crimson, Genesis y Van der Graaf Generator del género del rock progresivo, la versión cultureta y tranquila del rock, alejada de los excesos del antes mencionado lema 'sexo, drogas y rock and roll'. Aunque siempre hubo drogas, por cierto, entre estos artistas. Yes son creadores de muchos himnos fundamentales para el rock, e incluso en los 1980 no dudaron en hacer pop y crear su gran éxito mundial, 'Owner of a Lonely Heart'. Ejemplo claro de guerras internas legales entre sus miembros, pasó por un verdadero infierno en los ochenta, Yes tienen en su haber un total de 21 álbumes de estudio, casi siempre con formaciones distintas y muchos altibajos. Actualmente se encuentran en su peor momento, tanto en lo creativo como en lo humano, ya que su líder Chris Squire falleció en 2015, siendo el único miembro fijo en sus más casi 50 años de historia.

  1. Aerosmith

Sin duda que como Kiss, es otra de las bandas que más chirriarán a muchos por estar en esta lista. Pero su rock no fue siempre el rock comercial y 'poppie' de los últimos tiempos. Creados en 1970 y con debut discográfico en 1973, empezaron como una banda tachada de copia americana de los Rolling, con un Steven Tyler siendo la versión norteamericana de Mick Jagger, algo que nunca se negó como tal. Pero pronto los Aerosmith se convirtieron en algo mucho más complejo que un clon 'estoniano' y su blues rock creó una época en su país. Tras 6 buenos álbumes en los setenta, como tantos otros, se adentraron en los ochenta inmersos en la comercialidad y el rock popero que estaba de moda. Fue, claro, cuando más triunfaron, con discos muy exitosos, aunque lo curioso es que su renacer en las altas esferas, cuando tocaron el cielo, fue ya en los noventa, con el incuestionable 'Get a Grip' (1993), todo un clásico de éxitos para las radiofórmulas y en las cadenas de videoclips, como la tan denostada 'MTV'. Fue el disco de 'Crazy', 'Cryin'', 'Eat the Rich', 'Livin' on the Edge' o 'Amazing', haciendo una estrella popular a la actriz Alicia Silverstone gracias a sus vídeos, y dando el primer papel, por cierto, a la hijísima de Tyler, Liv Tyler. Actualmente están en un momento de ruptura técnica, con Joe Perry dudando de Tyler, siempre a la gresca. Pero mientras se diga lo contrario, se espera que su reciente gira de este otoño no sea su final, y antes o después, todos sigan juntándose para sacar el que sería su disco número 16.

Los que no están...

Muchos habrán echado en falta a varias formaciones míticas del rock, tales como Queen, Led Zeppelin, Pink Floyd, Supertramp, The Who, Ramones, The Doors, Rainbow, Def Leppard, Metallica, Genesis, Tangerine Dream, Can, Guns 'N Roses, Rush, Jethro Tull... hay que aclarar que aunque algunas siguen en activo, no han tenido tanta continuidad en el tiempo o bien han sido técnicamente superadas en actividad por las que sí forman parte de este top 10. Pero ello no quiere decir que se quedaran fuera de la misma si la lista tuviera 15 o 20 puestos.

En todo caso, la condición para formar parte de ella es que siguieran en activo, de alguna manera u otra, ya que Queen sin Freddie Mercury ha quedado como una formación a la que explotar sólo económicamente, lo mismo que Led Zeppelin, bajo permanentes rumores de regreso nunca convertidos en realidad por un Robert Plant que se niega a ello. Lo mismo ocurre con los ansiados Floyd, donde Roger Waters pasa de reuniones, así como Peter Gabriel con los Genesis clásicos o Phil Collins con los Genesis más modernos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.