www.diariocritico.com

Podemos espera que su presencia en la calle les saque del debate sobre "quién manda"

sábado 22 de octubre de 2016, 12:20h
El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, ha reconocido que muchas veces pasan más tiempo debatiendo "quién manda" y cómo se determinan las cosas que tomando decisiones. El dirigente ha citado el ejemplo del PSOE advirtiendo que así una fuerza política acaba marchitándose y ha señalado que la iniciativa que aumentar su presencia en la calle puede ser un revulsivo contra esto. La formacion morada ha celebrado un encuentro precisamenta para profundizar en cómo reconectar con la gente una vez que han constatado que el PSOE y Ciudadanos le entregarán el Gobierno y las "tijeras" al PP.
Podemos espera que su presencia en la calle les saque del debate sobre 'quién manda'
(Foto: Dani Gago/Podemos)

La formación de Pablo Iglesias asegura que no tienen por qué definirse en relación a otros partidos políticos, pero lo cierto es que lo sucedido en el PSOE ha generado múltiples consecuencias dentro de Podemos.

En concreto, el secretario de organización de la formación morada, Pablo Echenique, ha enumerado una serie de lecciones que pueden aprender del debate interno de los socialistas, que llevó a Pedro Sánchez a dimitir. Echenique ha señalado que el proceso en el PSOE se visibilizó el poder que tenían los barones territoriales y la capacidad de tomar decisiones de espaldas a las bases.

"Nosotros necesitamos bases empoderadas que no permitan que los cargos públicos se acaben independizando de la organización", ha comentado en un acto concebido como la primera asamblea estatal de la iniciativa 'Vamos!' para estucturar cómo va a ser la reconexión con la calle.

Echenique ha reconocido además que en Podemos pasa algo similar al PSOE en el sentido de que muchas veces pasan más tiempo debatiendo cómo se toman las decisiones y "quién manda" que hablando sobre el 'qué'. El dirigente ha apuntado que esto no sólo pasa en los círculos sino también en el Consejo Ciudadano de Podemos o en los grupos parlamentarios.

"Una fuerza política que sólo habla de sí misma al final se marchita y deja de ser útil para la gente", ha advertido. En referencia a esto, Echenique ha comentado que espera que la mayor presencia del partido en las calles sea una "vitamina" para combatir ese tipo de dinámicas.

Trascender el debate

El secretario de relaciones con la sociedad civil, Rafel Mayoral, ha asegurado que cuando se plantean iniciativas como 'Vamos!' no es para resolver la supuesta dicotomía entre calle e instituciones, sino para trascenderla y superarla.

Mayoral ha explicado que el objeto de la asamblea de este sábado era el de profundizar en el trabajo social que tienen que hacer fuera de las instituciones y en establecer raíces en todos los territorios.

La iniciativa, que tuvo su primer hito el pasado 17 de octubre, se plantea desde varios ejes: volver a impulsar la movilización social contra de un Gobierno del PP, visibilizar las "redes de fraternidad" que se producen en la ciudadanía al margen de las instituciones y también reivindicarse como una oposición con respaldo social.

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso Irene Montero ha señalado que se trata de una propuesta para poner en el centro del debate político las preocupaciones comunes de la gente. "Lo que nos permite a todas ser felices, frente a lo que tengo delante, que son unos señores encorbatados, con mucho poder y mucho dinero, pero que me da la sensación de que están amargados", ha manifestado.

Las tijeras

Los dirigentes de Podemos han aprovechado para cargar contra un acuerdo entre PSOE y PP que ya consideran hecho y contra un nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. En tono de broma, Echenique ha apuntado que se trata de un "matrimonio" entre los dos grandes partidos después de un tiempo "haciéndose ojitos".

Sin embargo, el secretario de organización también ha apuntado que no esperan nada de Mariano Rajoy y que consideran que la legislatura que se abra tras ese acuerdo tendrá más desigualdad social, precariedad y violación de derechos.

La formación morada ha vuelto a intentar desarmar el discurso del presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, sobre que la abstención no es un apoyo. Irene Montero ha señalado que, aunque el PP gobierne en solitario, en el Congreso habrá en realidad tres fuerzas de gobierno: PP, PSOE y Ciudadanos, lo que les deja a ellos como la única oposición.

La portavoz ha añadido que lo que PSOE y Ciudadanos le están entregando a Rajoy son unas "grandes tijeras" para que siga recortando en contra de las mismas clases populares a las que Podemos quiere representar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios