www.diariocritico.com

La Tribuna Crítica

Gana Trump: la democracia y los tiempos definitivamente, ellos están cambiando
(Foto: EP)

Gana Trump: la democracia y los tiempos definitivamente, ellos están cambiando

miércoles 09 de noviembre de 2016, 08:42h

The Times They Are a-Changin'... Qué mejor que citar el título de una de las canciones más populares del recién controvertido premio Nobel de literatura, Bob Dylan, para referirnos a la increíble (o no) victoria de Donald Trump. Nos referimos a que evidentemente no se puede analizar este resultado electoral de Estados Unidos sin un poco más de perspectiva. Los tiempos, la democracia, el mundo... todos ellos están cambiando. Definitivamente.

Lo vimos con el referéndum de salida de la Unión Europea por parte del Reino Unido, el Brexit. Nadie daba un duro por ello y las encuestas lo veían imposible. Pero lo fue. Recientemente, en Colombia se impuso el 'no' en la consulta para aprobar el acuerdo de paz con la guerrilla. También contra pronóstico. Hay más ejemplos, pero no hace falta citar muchos más. Los pueblos han cambiado su mentalidad y funcionan bajo un efecto de miedo colectivo a cambios, a la mesura, a que todo siga igual.

Sólo así se entiende que por ejemplo, haya ganado Rajoy en diciembre de 2015 y en junio de este año. Y los estadounidenses ya habían innovado mucho con su anterior presidente, Obama, de raza negra. ¿Ahora una mujer? Aunque Hillary Clinton llevaba meses por encima en las encuestas, su rival republicano, al que no querían ni en su partido, ha ganado.

Ahora nos queda aceptar la victoria de la democracia, que ha apostado, inexplicablemente, por Trump. ¿Hará todo lo que dijo que haría? ¿Un muro que impida el acceso a los mexicanos? ¿Cerrar el acceso a musulmanes? Seguramente el gallo ya ha enseñado sus plumas, su cresta y su poderío. Ahora tocará un baño de realidad, al igual que todos opinaban que sucedería si hubiera vencido Podemos en España. Una cosa es la campaña y las promesas de los programas y otra, bien distinta, es gobernar. La realidad es otra. Trump prometió lo que la mayoría de los estadounidenses quería: ser grandes de nuevo ¿Que qué significa eso? Pues lo que quieran. Por eso ha ganado más su lema.

Como veníamos diciendo desde hace meses, el problema no es Trump. El problema es la sociedad yanqui, que le votaría. Y aquí tenemos ahora los resultados. Esos norteamericanos que adoran tener armas, practicar tiro, recorrer las grandes carreteras con sus coches de película, montar un toro bravo en el rodeo, vivir en su caravana en pleno desierto... todos ellos, mayoría, son los que querían eso, y no votar a una mujer como presidenta, dicen que manchada por la corrupción, oligarca y que no les representa. Sin embargo, han optado por un magnate de tez rosada al que pueden admirar, porque tiene dinero, éxito y una mujer mucho más joven que él, super operada y retocada.

Sólo nos queda pedirle al nuevo presidente de los Estados Unidos mesura. Que no crea que la guerra y las intervenciones militares son la solución para hacer a su América "grande de nuevo". Que el Congreso y el Senado frenen sus iniciativas más alocadas y pongan límites a su mandato, que esperemos sea corto.

¿Hubiera ganado Sanders en caso de haber sido el candidato demócrata en las urna? Seguramente no. Incluso hubiera sido más abultada la victoria republicana. Y otra pregunta.. ¿tan mal lo ha hecho Obama en estos 8 años para que el castigo sea total y los republicanos tengan la Casa Banca y las dos cámaras? Quizás no... pero, Alea Jacta est. Los tiempos, ellos, está cambiando. Quizás para peor, sin duda. Pero es la democracia la que ha hablado.

- Análisis: 5 claves para entender la victoria de Donald Trump

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios