www.diariocritico.com

Sánchez tropieza en la misma piedra

miércoles 01 de febrero de 2017, 08:59h

Pedro Sánchez parece una persona honesta y consecuente con sus ideas, pero permanece instalado en el error con una persistencia digna de mejor causa. En su vuelta a los escenarios públicos se presenta a la militancia como embajador de la unidad de las numerosas izquierdas que se mueven en nuestro país. Visto lo visto, con los antecedentes que figuran en su expediente, yo le preguntaría: “¿Señor Sánchez, qué parte del NO de Podemos no ha entendido?". Hace menos de un año usted pudo gobernar España, pero Pablo Manuel Iglesias y Alberto Garzón le negaron su imprescindible apoyo. No les valió que buena parte de las medidas que había pactado con Ciudadanos aparecieran en su programa electoral, la izquierda radical no quería un ejecutivo de progreso y cambio presidido por un dirigente socialista.

Queda claro, señor Sánchez, que usted no aprendió nada de todo aquello. Cierto es que su adversario natural es el Partido Popular, pero usted olvida que su enemigo fundamental es el conglomerado inviable que comanda Iglesias. Los populistas no quieren un PSOE fuerte y unido, armado ideológicamente, que vuelva a convertirse en una alternativa socialdemócrata a la derecha gobernante. Podemos pretende utilizar a los socialistas como compañeros de viaje accidentales y secundarios. Usted se equivoca, señor Sánchez, cortejando nuevamente a una dama arrogante y esquiva que solo pretende quedarse con la casa familiar donde habita. Ahora acepta de buen grado las ridículas carantoñas con las que usted se acerca a ella, pero ya sabe lo que sucede cuando se intenta formalizar una relación estable con ese tipo de amistades peligrosas.

Aunque no sea esa su intención, aunque se mantenga fiel a los suyos y defienda para su partido la mejor de las suertes, los separatistas catalanes y los estrategas podemitas desean convertirlo en un submarino destructor sumergido en las turbulentas aguas del PSOE. Ellos esperan que su reaparición agite aún más las olas que amenazan a la nave socialista. Es más, saludarían con satisfacción que el barco que usted procura pilotar naufragara partido en dos. Si tal cosa pasara, señor Sánchez, no se lamente otra vez adornándose con lágrimas de militante defraudado. Los mismos patrocinadores que aplauden ahora su vuelta a las candilejas, pierda o gane, cuando todo se haya consumado, tirarán a la basura lo que quede de usted. No repita la jugada fallida que ya intentó, no tropiece usted en la misma piedra por segunda vez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios