www.diariocritico.com

La Tribuna Crítica

De Jsmq - Trabajo propio, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=8914868
De Jsmq - Trabajo propio, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=8914868 (Foto: Jsmq/Wikipedia)

El alcalde de Vigo, contra el Madrid: ¿quién miente sobre la suspensión del Celta-Real?

martes 07 de febrero de 2017, 08:40h

Los hechos ya los conocerán ustedes: el domingo día 5 se debía jugar a las 20:45 horas el partido Celta de Vigo-Real Madrid, encuentro de Liga, pero finalmente quedó aplazado por cuestiones de seguridad relativas al estadio donde debía disputarse, el de Balaídos. El campo del Celta había sufrido las duras incremencias del temporal que azotó Galicia y casi todo el norte del país durante el fin de semana, y parte de la cubierta de unos de los laterales del estadio se había caído, con lo que se consideró que no albergaba las medidas de seguridad adecuadas para que entrara el público el domingo.

La decisión se tomó el sábado, la Liga aceptó las razones del Celta y, ante las dudas del Real Madrid, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, también presidente de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), ejerció su posición de fuerza para asegurar, prácticamente, que ese partido sólo se disputaría por encima de su cadáver.

El Madrid recordó que esa decisión se tomó apresuradamente, el sábado por la mañana, a más de 36 horas para la disputa del partido, sin tener en cuenta las mejoras que el parte meteorológico planteaba para el domingo, y que simplemente era necesario no ocupar esa parte del graderío para evitar problemas de seguridad. Después, el club blanco, citando el reglamento de la Liga, pidió que se jugara en otro estadio, ya que el club organizador del partido está en la obligación de servir unas instalaciones preparadas para la celebración del partido siempre que esté en su mano y haya tiempo para buscar una alternativa. Consideró después, una vez ya hecho oficial que el partido quedaba aplazado sin fecha -por no haber disponibles huecos en el calendario-, que la competición liguera quedaba adulterada, así como la Copa del Rey, donde el Celta juega este miércoles el partido de vuelta de semifinales ante el Alavés.

Al Madrid se le unió, claro, el Alavés, en esta posición. Pero de nada ha servido y, encima, el Madrid ha tenido que escuchar de Abel Caballero la acusación de "prepotencia" y presiones sin sensibilidad hacia la ciudad de Vigo, cuando es algo que nunca existió. La "prepotencia" que denuncia Caballero simplemente fue la insistencia del Madrid por celebrar un partido que sí se podía jugar en cualquier otro campo de Galicia o alrededores, además de que se podía haber considerado el cierre parcial del estadio como medida de seguridad. También denuncia el Madrid que el Celta lleva años omitiendo los informes que plantean que su estadio, Balaídos, está obsoleto y con problemas en las instalaciones, informes de 2013 y 2014, que son oficiales y ahora han sido puestos de nuevo sobre la mesa. Por cierto que el estadio es Municipal, de ahí la postura inflexible del alcalde.

¿Prepotencia o argumentos? Ahora, el partido ha quedado sin fecha, esperándose, claro, que el Madrid quede elminado en Europa para así encontrar un hueco en el calendario. Si no, al tener dos partidos menos jugados ya, éste del Celta y el del Valencia por la disputa del Mundialito de clubes en Japón en diciembre, se podría llegar a una situación anómala donde se especularía con los partidos. Televisiones y casas de apuestas también tienen mucho que decir al respecto.

El Real Madrid ha lamentado las declaraciones "fuera de lugar" de Abel Caballero sobre la actitud del club ante la suspensión del partido ante el Celta por la caída de una cubierta de la grada de Balaídos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios