www.diariocritico.com
'Cenizas o dame una razón para no desintegrarme', una turbia relación madre-hijo

'Cenizas o dame una razón para no desintegrarme', una turbia relación madre-hijo

lunes 13 de febrero de 2017, 08:59h

Llega a El Ambigú del Pavón Teatro Kamikaze en cuatro únicas funciones, del 10 al 18 de febrero, ‘Cenizas o dame una razón para no desintegrarme’, con Chevi Muraday y Alberto Velasco. Elespectáculo amalgamadanza y palabra con textos creados para la ocasión por los dramaturgos Pablo Messiez, Guillem Clua y el propio Velasco, que tienen resonancias surrealistas y nihilistas en la misma proporción.

Pero este ‘Cenizas’ no es solo palabra y danza sino también performance, teatro y una poesía amarga, la que se desprende de la tortuosa relación entre una madre (Alberto Velasco) y un hijo (Chevi Muraday) que, salvando las distancias, en ciertos momentos recuerda la también relación tóxica que se daba en Psicosis,de Alfred Hitchcock,entre Anthony Perkins y Janet Leigh. Pero aquí, además de la palabra, cuenta mucho la relación que se da entre los dos cuerpos, que trazan figuras imposibles en las narices del espectador, en un espacio mínimo, pero con una fuerza y una precisión inusitadas, que potencian la fuerzadramática de la relación entre los dos protagonistas de ‘Cenizas’.

Una relación imposible y, al mismo tiempo, inevitable, que se va tornando poco a poco y en donde al final el dominado se convierte en dominador, pero no sin haber dejado mucho de sí mismo y de la relación familiar en el camino.

Todo comienza entre una música inquietante que, progresivamente, va in crescendo y que el sonido seco, seguro y potente de unos tacones de mujer va rompiendo hasta acercarse a primer plano: “¡Deja eso!, ¡deja eso ya!, ¡eso ya está limpio!”, mientras el hijo sigue limpiando compulsivamente y cada vez más acelerado un tenedor. “¡Es como un espejo!, ¡ven, mírate...!”. Y la madre refiere una siniestra historia de mujeres que amanecen muertas en un pueblo perdido, en el que solo amanecen vivos los hombres y los niños, y que alienta el temor, la certeza del hijo y del espectador, de que la historia va a acabar mal… (“Mi madre decía que lo peor que le podía pasar a un hombre es nacer hermoso. Un hombre hermoso solo tiene asegurado el dolor…”) Pero, en medio, asiste a un espectáculo de lucha entre dos cuerpos milagrosamente armónicos que se enfrentan con sus movimientos al tiempo que lo hacen con sus palabras y sus miradas, para construir un espectáculo tan hermoso como turbio e inquietante.

‘CENIZAS’

Coreografía: Chevi Muraday

Intérpretes: Chevi Muraday y Alberto Velasco

Textos: Pablo Messiez, Guillem Clua y Alberto Velasco

Dirección artística y coreografía: Chevi Muraday

Dirección de escena: David Picazo

Asistente de dirección: Manuela Barredo

Música: Ricardo Miluy/Mariano Marín

Escenografía: Alberto Puraenvidia

Vestuario: Ana López

Producción: Compañía LOSDEDAE SL

El Pavón Teatro Kamikaze, Madrid

Días 10,11, 17 y 18 de febrero de 2017

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios