www.diariocritico.com

El insulto como libertad de expresión en Cataluña

viernes 17 de febrero de 2017, 09:50h

Esta semana tras el inicio del juicio a Artur Mas, hemos tenido que ver como nuevamente en España, porque Cataluña pertenece a España, pese a quien le pese, un representante de nuestro estado de derecho ha sido agredido.

El ataque a la fiscal general de Barcelona, Ana Magaldi, es en sí mismo lamentable y reprochable, porque la libertad de expresión de una persona acaba donde la dignidad, el respeto a la otra persona se ven vulnerados, como es este caso.

En muchas ocasiones me pregunto, qué está pasando en Cataluña para que la violencia y la agresión sean la respuesta a la acción de la justicia.

Encuentro la respuesta en declaraciones como la de Neus Munté, "En todo sueldo ha de entrar la aceptación de la crítica por las maneras de hacer".

Queda claro que Munté confunde la crítica con el insulto, y ciertamente es un problema que se repite constantemente desde los representantes del gobierno de Cataluña, quienes suelen confundir la autonomía con la independencia, la libertad de manifestación con la imposición de ideas.

Pero, ¿qué pasaría si fuese yo la que gritase a la señora Munté eres una mierda, vete de Cataluña?

Creo que podemos imaginarnos que no sería considerado como un acto de "libertad de expresión", sino un ataque a su persona y a lo que representa.

De lo que estoy convencida es que esto no es más que una cortina de humo para esconder malas gestiones que llevan años llevándose a cabo en Cataluña.

Si hay que reconocer algo a personas como Artur Mas, Joana Ortega o Irene Rigau, entre otros, es la gran capacidad de generar problemas, olvidándose el significado y fin de política como una actividad donde se busca el bien común, a través de la cual se debe resolver (no crear) los conflictos que se generan por intereses encontrados que se producen dentro de la sociedad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios