www.diariocritico.com
Economía circular o cómo eliminar la palabra residuo, frente a la 'malvada' economía lineal

Economía circular o cómo eliminar la palabra residuo, frente a la 'malvada' economía lineal

> Los creadores de 'Whymaps' explican en qué consiste la economía circular

lunes 13 de marzo de 2017, 14:40h
“El planeta se va a la mierda... y la culpa la tiene la forma en la que fabricamos las cosas: la economía lineal”. Esta es la hipótesis que desarrollan los creadores de ‘Whymaps’ y la Fundación Cotec en el vídeo ‘Economía Circular: descubre lo que es antes de que reviente el Planeta’. El vídeo plantea la necesidad de cambiar de modelo de producción y consumo, y abandonar el actual sistema basado en extraer para tirar, de forma que podamos evitar el terrible desenlace de nuestro ‘hogar’. Salvar el planeta es responsabilidad de todos, y cada vez son más las voces, en el ámbito político y empresarial que apuestan por una transición hacia la economía circular, para resolver los retos medioambientales y lograr la eficiencia del uso de los recursos.

El origen del concepto de economía circular se remonta a los años 70 del siglo pasado, sin embargo, se trata de un término desconocido o apenas conocido entre los ciudadanos, ya que nuestro modelo económico se basa en la llamada economía lineal. ¿Qué plantea la economía circular? “La economía circular consiste en ‘cerrar el ciclo de vida’ de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía, de forma que se consiga un uso eficiente de los recursos”, según indica la Fundación Economía Circular.

En poco más de 15 minutos, el vídeo explica el modelo de economía lineal y lo compara con un modelo basado en la economía circular, de forma que, mediante sencillos y cotidianos ejemplos, cualquiera puede comprender el ‘ciclo de vida’ de los productos, servicios, residuos y materiales.

La economía lineal se basa en el principio de extraer para tirar. Para desarrollar esta idea, el vídeo pone como ejemplo el proceso de fabricación de un teléfono móvil. Hoy en día, el 90% de los adultos tiene móvil, y además se ha reducido su vida útil mediante continuas actualizaciones e innovaciones, por lo que ha aumentado la frecuencia con la que cambiamos de dispositivo. Además, el móvil del que nos deshacemos se convierte en un residuo difícil de reutilizar.

Si atendemos al proceso completo, en primer lugar, la empresa tiene que extraer y refinar los materiales con los que fabricará el móvil, después se procede a ensamblar esas piezas y se pone el producto a disposición del consumidor. Una vez utilizado, este teléfono se convierte en residuo y el consumidor adquiere uno nuevo, con el elevado coste económico y medioambiental que supone repetir continuamente este procedimiento. Debemos tener en cuenta, no sólo el coste económico para las empresas y para los consumidores, sino el hecho de que en todas estas fases del proceso, se produce CO2, “el famoso gas que retiene el calor en nuestra atmósfera”.

Sin embargo, la economía circular plantea una alternativa a este modelo basado en extraer y tirar sin (apenas) reutilizar. Según se explica en este vídeo, “cada año, extraemos 60.000 millones de toneladas de materias primas, de las cuales, la mitad no se regenerará; y esto traduce en 2.000 millones de toneladas de residuos al año, o lo que es lo mismo, somos pobres en recursos, pero ricos en basura.

En la intersección entre los aspectos económicos y medioambientales se asienta la economía circular que propone un cambio de modelo de fabricación. Así, en lugar de fabricar móviles que no son actualizables, fácilmente reparables y apenas reutilizables, se haría justo lo contrario. Si el móvil es reparable y actualizable, no habría necesidad de fabricar continuamente nuevos terminales, sino que se alargaría la vida de los existentes, lo que supone un ahorro para las empresas en los procesos más costosos: extraer y refinar, que también son de los más contaminantes. El ahorro para las compañías en los procesos de fabricación se vería también reflejado en una reducción del precio de los dispositivos, y a esto se suma, la posibilidad de reutilizar las piezas de un terminal cuando deje de funcionar, de forma que sirvan para otro producto, que no tiene por qué ser un móvil.

Pero no sólo las empresas deben cambiar su modelo de fabricación, sino que los consumidores también debemos hacer lo propio con el modelo de consumo. Si las compañías necesitan una garantía de que las piezas volverán a ellos cuando las necesiten, sería necesario cambiar el concepto de propiedad, o lo que es lo mismo, tener sin poseer. Para comprender mejor la idea, el vídeo vuelve a utilizar el ejemplo del móvil, cuyo coste se reduciría si en lugar de comprarlo, se establece un sistema de alquiler con la compañía, igual que ocurre con las tarifas de series online, en la que se hace un uso del bien o servicio, y en lugar de ser desechado, pasa a ser reutilizado.

La necesidad de implementar un modelo de economía sostenible se ha materializado ya en la Unión Europea, que en 2015 aprobó un paquete de medidas sobre economía circular, con medidas que abarcan todo el ciclo de vida de los productos: diseño, abastecimiento, producción y consumo, gestión de los residuos y mercado de materias primas secundarias.

Teniendo en cuenta que existe una alternativa al actual modelo, que además puede satisfacer a "ecologistas, consumidores, empresas y estados....¿desaprovecharemos la oportunidad?".

Vea aquí el vídeo #EconomíaCircular:

- ENTREVISTA: #Whyelections, una videoguía para entender lo que nos jugamos en estas elecciones

- La política importa más que un pepino: el éxito de 'Whymaps', vídeos virales que debes ver hoy

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Economía circular, la alternativa sostenible frente la 'malvada' economía lineal

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    49661 | Jorge talarga - 07/08/2018 @ 02:53:35 (GMT+1)
    Holaaaaa me gusta la chota

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.