www.diariocritico.com

Sánchez se desata en televisión: reconoce su enemistad con Susana Díaz y denuncia su "derrocamiento" para que gobernara la derecha

Sánchez se desata en televisión: reconoce su enemistad con Susana Díaz y denuncia su 'derrocamiento' para que gobernara la derecha
Ampliar
(Foto: Telecinco)
martes 18 de abril de 2017, 07:50h

Por fin el candidato a volver a la Secretaría general del PSOE se desata y habla claro. Lo hizo en una entrevista en Telecinco, en pleno prime time, en el telediario de la noche. Pedro Sánchez dijo que su candidatura pretende que su partido "renazca", "se refunde" y "vuelva a liderar la izquierda" y advirtió de que, en cambio, si gana Susana Díaz, pasará a ser la tercera fuerza política.

"El PSOE se juega en estas primarias ser primera fuerza o tercera", sostuvo Sánchez en la entrevista en Telecinco. No obstante, añadió que la presidenta andaluza y él representan "dos modelos distintos, pero no antagónicos", que "pueden convivir" dentro del PSOE.

Susana Díaz

Yendo más allá, reconoció que no se dirigen la palabra: "No hablo con Susana Díaz". Pero matizaba su rivalidad: "No es un choque de trenes. Representamos dos modelos distintos, no antagónicos. Es la hora de los militantes. Son ellos los que tienen que decidir qué camino tomar. Un partido socialista que apueste por la democracia o un partido que a mi juicio se ha quedado en tierra de nadie a raíz de la abstención en la investidura a Mariano Rajoy".

Sobre los barones regionales y ex dirigentes que han defendido a Díaz, dijo: "Con 35 años menos estarían defendiendo las mismas ideas que nosotros defendemos para el PSOE. Defiendo que el Partido Socialista renazca, que vuelva a liderar la izquierda de este país".

Derrocamiento

Sobre el famoso día en que caía como secretario general tras un golpe interno en Ferraz, lo contó así: "Fue muy duro. El 1 de octubre hubo un derrocamiento por parte de determinados dirigentes, de quien era el secretario general elegido por los militantes para facilitar el Gobierno a la derecha. Han pasado días desde entonces y creo que los afiliados y afiliadas van a poder refrendar ese proyecto impuesto por las bravas por determinados dirigentes, o bien apostar por el proyecto que estamos liderando muchos en la organización, que es volver a recuperar al PSOE y ser el referente de la izquierda en nuestro país".

Considera que la ruptura vino por no aceptar un rol de izquierdas en la sociedad: "El PSOE tiene una crisis de identidad. Muchos consideran que ha dejado de ser un partido de izquierdas". Además, dijo que aunque su rival es la derecha, el objetivo es no caer en el sorpasso, que daría el triunfo a Podemos como segunda fuerza política, y cree que es porque el PSOE no es percibido como "una fuerza de cambio". "Humildemente, creo que en este país nada ha cambiado. Y finalmente, creo que el PSOE necesita adaptarse a las necesidades democráticas del siglo XXI", insistió.

Patxi López

Sánchez sigue pensando que no considera la candidatura de López como una traición personal, pero tampoco tuvo palabras de aceptación para con su compañero: "Para mí en lo personal es duro. En lo político creo que se equivocan. Hoy en la encrucijada que tiene el PSOE solo hay dos opciones: Una la que representa la gestora, la encabezada Susana Díaz, que es a mi juicio dejar al PSOE en tierra de nadie, como consecuencia de la abstención. Y otra es el camino que nosotros queremos recorrer, que es un camino de volver a recuperar las esencias de la izquierda de nuestro partido, de volver a ser percibido por el electorado socialista y progresista como una fuerza del cambio, y de volver a hacer del PSOE una organización abierta".

Por cierto que hoy varios periódicos apuntan a que ofrecerá un pacto a Patxi López para unir listas: el diario EL PAÍS señala que Sánchez ha ofrecido a López "un puesto en su candidatura". En este sentido, EL PERIÓDICO dice que "Sánchez busca el cuerpo a cuerpo con Díaz y pide a López que se retire para sumar voto útil". Asimismo, LA VANGUARDIA resalta que "Sánchez ningunea a López para polarizar la pugna con la andaluza".

Podemos

Por otra parte, se defendió por las críticas por acercarse al partido de Pablo Iglesias: "Todo eso son clichés que se utilizan en las campañas. Hay que recordar que yo no soy presidente del Gobierno por el voto contrario de Pablo Iglesias". Y también tuvo duras palabras para los que fueron casi compañeros de gobierno: "Hay una izquierda que está más pendiente de que la izquierda no gobierne que a que la derecha no gobierne. Iglesias votó que no cuando pudo gobernar el PSOE y creo que también debería hacer una reflexión".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios