www.diariocritico.com
Así ha sido el regreso de 'Twin Peaks', una serie que cambió la historia

'Twin Peaks' 3x01: David Lynch vuelve a romper barreras

miércoles 24 de mayo de 2017, 12:03h

En 1990 David Lynch y Mark Frost cambiaron la historia de la televisión para siempre. En ese momento lo más bonito que se decía de ella era 'caja tonta' y se la veía no como la hermana menor del cine, sino como un pariente lejano del que avergonzarse. Con 'Twin Peaks' estos dos hombres demostraron que la pantalla de televisión podía albergar las propuestas más interesantes y originales, utilizando una especie de parodia de los culebrones televisivos al uso, para mezclar muchas de las obsesiones del director de 'Terciopelo azul'. La cosa increíblemente triunfó, aunque por poco tiempo, y ha ido adquiriendo la categoría de culto con los años. Ahora vuelve en un momento en el que la televisión mira por encima del hombro a un cine atrofiado por tanto superhéroe, pero los que esperen una continuación al uso es que no han prestado mucha atención a la filmografía de Lynch desde la emisión de la serie original.

((ATENCIÓN SPOILERS))

'Twin Peaks' ha vuelto y lleva el nombre de su creador principal en cada uno de sus planos. El director se retiró del cine tras el estreno de 'Inland empire' en 2006, su apuesta cada vez más clara por olvidarse de la estructura narrativa convencional hizo que nadie quisiera producirle una nueva película. Pero Lynch seguía teniendo los derechos de 'Twin Peaks' y en los tiempos posteriores a la aparición de lo que es conocido como la Edad de Oro de la televisión, era normal que alguien se acercara para hablar de la posibilidad de volver a aquella serie que se saltó todos los tópicos sobre lo que se podía ver en la misma. Para convencerle han tenido que darle libertad creativa absoluta y el resultado es lo más parecido a una nueva película de Lynch (una de 18 horas de duración) que vamos a ver nunca.

En el primer capítulo vuelve a sitios, personajes y lugares que aparecieron en la original, pero casi todo suena a nuevo, con nuevas localizaciones y personajes tomando el peso principal. Era evidente que Lynch y Frost no se iban a rendir a la nostalgia, pero meten los suficientes elementos para que los que hayan visto la serie vuelvan a sentir escalofríos olvidados. ¿Cómo no emocionarse cuando la mítica sintonía de Badalamenti vuelve a sonar de nuevo? Lo primero es el recuerdo del cebo que ha servido para que vuela, el momento en el que Laura Palmer le recordaba al agente Cooper que se volverían a ver en 25 años. Luego todo es puro Lynch, hay cosas familiares y, por supuesto, humor, pero el tono es claramente más frío y está más enfocado al horror. Hay autoreferencias, como esos planos desde un coche que parecen sacados de 'Cerretera perdida' o ese reverso tenebroso del agente Cooper y los lugares que frecuenta que parecen calcados a los del Frank Booth de 'Terciopelo azul'. También hay muchas piezas de rompecabezas para intentar colocarlas, sabiende de antemano que con Lynch, cuanto más te comas el coco intentando resolverlo menos sentido va a tener. Y es que, a pesar de que la mano de Frost también se nota en intentar poner algo más de orden, este regreso de 'Twin Peaks' tiene más de narración tipo la segunda parte de 'Mulholland Drive' o 'Inland empire' que de sus dos primeras temporadas.

Aun así, también hay narración más convencional, sobre todo la que tiene que ver con uno de los nuevos escenarios, en este caso Dakota, donde el director de un instituto es acusado de asesinar a una compañera de una manera que recuerda a cómo solía trabajar Bob el asesino, el mismo que poseyó a Leland Palmer para que matara a su hija y que luego se quedó con el alma del agente Cooper. Claro que también hay una caja de cristal vigilada constantemente por múltiples cámaras y un joven que no sabe lo que hay allí, en la que termina apareciendo otro espíritu malvado para cometer uno de los asesinatos más brutales jamás enseñados en televisión. ¿O también es Bob? Da igual, Lynch se vuelve a demostrar como un maestro del terror psicológico. Sabiendo que nuestro mayor temor es a los desconocido, ¿para qué explicar nada? Esa era su intención original con 'Twin Peaks' hacer una serie que mezclara teleseries y series de detectives sobre una chica asesinada en un pueblecito para luego olvidarse de este y hablar sobre los terrores que acechan debajo de las fachadas más inmaculadas, algo parecido al principio de 'Terciopelo azul'. Ahora tiene la oportunidad de volver a hacerlo, pero sabe perfectamente que eso es lo que una gran parte esta esperando, así que ha decidido entregar otra cosa.

Y es que la televisión de 1990 y la de 2017 son muy diferentes, aunque si en algo no han cambiado es en que nos seguimos sentando hipnotizados en frente de ellas esperando que algo pase. Normalmente nos sentimos seguros en nuestro sofá mientras vemos cualquier cosa intrascendente. Pero, de vez en cuando, algo salta de esa caja de cristal y hace que esa barrera invisible se rompa. 'Twin Peaks', la original y su vuelta, es de esas.

- Todo sobre 'Twin Peaks'>>

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios