www.diariocritico.com

La estrella María Antonia Munar domina el firmamento político de las Islas

La estrella de Maria Antònia Munar domina, desde su posición estratégica de presidenta del Parlament, la galaxia política balear de una manera clara y rotunda. Gracias a ella Jaume Matas gobernó cuatro años (2003-2007) las Islas mediterráneas y por culpa de ella no pudo repetir la experiencia en mayo pasado a pesar de haber ganado ampliamente las elecciones autonómicas, con más del 46% de los votos, aun sólo escaño de la mayoría absoluta, lo mismo que le ocurrió a Manuel Fraga en Galicia en el 2004.

Francesc Antich, secretario general de los socialistas baleares consiguió, por el contrario, reeditar Penta Gobierno que parecía muerto después de sus cuatro años de experiencia entre 1999 y 2003, cuando se aprobó la famosa ecotasa (un euro por turista). El nuevo Gobierno está formado por el Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB), Unió Mallorquina y el Bloc (la coalicion de izquierdas que integran el Partido Socialista de Mallorca, Esquerra Unida, Els Verds y ERC).

Munar ha pasado de ser presidenta del Consell de Mallorca -donde llevaba reinando doce años y que ha cedido a Francina Armengol, líder del PSIB en Mallorca- a presidir el Parlament balear. Un cambio sutil pero significativo, ya que deja a al frente del Consell de Mallorca.

Otro aspecto importante ha sido la vuelta de la polémica ex alcaldesa socialista de Calviá, Margarita Nájera, a Baleares como consellera de Trabajo y Formación del nuevo Gobierno Antich. Nájera ha ido ganando en los tribunales todas las denuncias que le habían puesto durante su mandato como alcaldesa. Otra socialista Aina Calvo fue nombrada alcaldesa de Palma de Mallorca.

Jaume Matas, que estruvo los anteriores cuatro años de oposición que le tocó entre 1999 y 2003 como ministro de Medio Ambiente en el Gobierno Aznar ha preferido pasarse a la actividad privada y dejar la política, a pesar de los intentos del propio presidente de su partido, de Javier Arenas y hasta de Esperanza Aguirre por convencerle de que se quedara. No debía tener muchas esperanzas de que Mariano Rajoy fuera a ganar en las elecciones del 9 de marzo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios