www.diariocritico.com
La presidenta de la Comisión de Garantías de Podemos impulsa una cumbre sobre el conflicto con la Ejecutiva de Iglesias
Ampliar
(Foto: Dani Gago/Podemos)

La presidenta de la Comisión de Garantías de Podemos impulsa una cumbre sobre el conflicto con la Ejecutiva de Iglesias

> Diferentes órganos 'judiciales' autonómicos valorarán los cambios de los nuevos estatutos

jueves 31 de agosto de 2017, 07:37h
Las Comisiones de Garantías de Podemos celebran este jueves una cumbre para intentar resolver la crisis interna que vive el órgano 'judicial' del partido a nivel estatal. Olga Jiménez, la que hasta ahora ha sido presidenta de la Comisión de Garantías, ha impulsado esta cita para, entre otras cosas, debatir el dictamen que anulaba parte de los nuevos estatutos de Podemos y el expediente posterior abierto contra ella.

Madrid acogerá este jueves una reunión entre la que hasta ahora ha sido la presidenta de la Comisión de Garantías de Podemos, Olga Jiménez, y las Comisiones de Garantías Autonómicas. Entre los puntos del orden del día estarán dos de los asuntos que han sumido al órgano 'judicial' de Podemos en una nueva crisis interna.

Por un lado, se debatirá el "conflicto abierto con la Ejecutiva". Es decir, las denuncias de injerencias por parte de algunos miembros de la cúpula de Podemos en el que se supone que debe ser el órgano más independiente y más alejado de las familias dentro del partido morado.

Además habrá una ponencia sobre los nuevos estatutos de Podemos para determinar el alcance de los cambios más allá de los ya denunciados por la Comisión de Garantías.

La reunión estaba prevista desde antes del estallido de la crisis interna como un foro para compartir experiencias comunes. Sin embargo, los acontecimientos de este verano han provocado una situación excepcional que ha hecho temblar las promesas de 'separación de poderes' a la interna.

Al encuentro han sido invitados los portavoces de las Comisiones de Garantías de todas las comunidades autónomas, aunque no todas han confirmado su presencia. La anfitriona será Jiménez, a pesar de haber sido apartada de su cargo mientras se resuelve un expediente abierto contra ella. Los críticos con este procedimiento no reconocen al autoproclamado nuevo líder del órgano, Argiro Giraldo, cuya presencia no se espera en la cumbre de este jueves.

El control de Garantías

De fondo, una batalla por la mayoría en el órgano que se encarga de resolver los conflictos internos y hacer cumplir las normas de Podemos. Jiménez y sus aliados denuncian una injerencia directa de la cúpula del partido para situar de presidente de la Comisión a una persona más afín y acallar a aquellos que resultan más incómodos.

El expediente de Jiménez fue impulsado por la propia Ejecutiva tras la denuncia de tres miembros de la Comisión de Garantías. Ocurrió poco después de que se aprobara un dictamen que aseguraba que la secretaría de organización se había "excedido" al transformar el documento votado por las bases en Vistalegre II en los nuevos estatutos del partido.

Entre los elementos que el dictamen denunciaba estaba una nueva norma referida a la propia Comisión de Garantías, por la que los suplentes no tenían derecho a voto. Esta medida, que en teoría ya estaba en los anteriores estatutos, contradecía en cambio una decisión de la propia Comisión mediante la que se otorgaba esta capacidad a los cuatro suplente, lo que en la práctica los igualaba con respecto a los cinco titulares.

Sin los suplentes y con Jiménez apartada de su cargo, los tres mismos miembros que impulsaron la denuncia han decidido constituirse como el pleno de la Comisión y marcar la instrucción del caso de la presidenta. Es decir, actuar como juez y parte, según denuncian fuentes próximas a la dirigente. Se trata de una situación inédita en Podemos en la que sólo quedaría un miembro titular que no está directamente implicado en el proceso.

Desde el entorno de Jiménez se ha pedido que se inhabilite a los tres denunciantes para juzgar este caso y que sean los suplentes los que se encarguen. "Es un procedimiento nulo y carente de fundamento", han explicado a Diariocrítico fuentes cercanas a la presidenta de la Comisión de Garantías.

Según estas mismas fuentes, las acusaciones contra Jiménez no se sustentan en ninguna norma interna de Podemos sino que son cuestiones "políticas" en respuesta al dictamen sobre los estatutos.

"Los dictámenes se cumplen"

Mientras, desde la Ejecutiva del partido se ha optado por el distanciamiento en sus declaraciones públicas sobre este asunto. Este miércoles la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, minimizaba la crisis interna al ser preguntada por el asunto en los pasillos del Congreso.

La diputada ha asegurado que los nuevos estatutos se registraron "en tiempo y forma" y ha expresado "máximo respeto" por los procedimientos y las "decisiones colectivas" de la Comisión de Garantías.

"Todos los dictámenes de Garantías se están cumpliendo", se ha limitado a contestar Montero al ser preguntada por la resolución que anula parte de los estatutos.

Desde la secretaría de organización, Pablo Echenique había llegado a comentar que habían observado elementos contradictorios en las resoluciones de Garantías, por lo que no consideraban definitivo el dicamen impulsado por Jiménez.

Sin embargo, el área que dirige Echenique ha preferido resguardarse en el silencio con la única excepción de un comunicado en el que justificaban que algunos aspectos de los estatutos -como el régimen disciplinario- no se hubiera debatido en Vistalegre II porque no era "lo más sexy" para una Asamblea.

Lea también:

- Qué es la Comisión de Garantías y cuáles son las claves de su crisis interno

- Las críticas internas a los nuevos estatutos de Podemos agudizan la batalla en su Comisión de Garantías

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios