www.diariocritico.com

La Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma reclama una moratoria al Ministerio de Sanidad

jueves 31 de agosto de 2017, 12:07h
Aunque hace años que se introdujo en el calendario de vacunación infantil, la polémica sigue girando en torno a la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH). Si bien la Asociación Española de Pediatría recomienda esta vacuna, que normalmente se administra a las mujeres de entre 11 y 14 años, la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP) lleva más de 6 años luchando para que se retire del calendario. Esta asociación ha impulsado una recogida de firmas, que ya cuenta con más de 46.000, para exigir una moratoria de la vacuna.
La Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma reclama una moratoria al Ministerio de Sanidad
(Foto: EP)

La Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma se reunirá este viernes con la Directora General de Salud Pública y la Directora de la AEMPS en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Además de entregar las firmas recogidas hasta el momento, la Asociación reclama que se reconozcan los efectos adversos padecidos por las personas afectadas por las vacunas del VPH. Según el doctor Carlos Álvarez Dardet, Catedrático de Salud Pública, esta es "una vacuna inútil, y lo que es peor peligrosa".

Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo de más de 200 virus relacionados, de los que más de 40, pueden transmitirse fácilmente por contacto sexual directo, de la piel y de las membranas mucosas de personas infectadas a la piel y a las membranas mucosas de sus parejas. Pueden transmitirse por sexo vaginal, anal y oral. Los tipos de VPH que se transmiten sexualmente corresponden a dos categorías:

- Los VPH de bajo riesgo, los cuales no causan cáncer pero pueden causar verrugas en la piel (conocidas técnicamente como condylomata acuminata) en o alrededor de los genitales y del ano. Por ejemplo, los tipos 6 y 11 de VPH causan 90% de todas las verrugas genitales. Los tipos 6 y 11 causan también papilomatosis respiratoria recurrente, una enfermedad en la que tumores benignos crecen en las vías respiratorias que van de la nariz y la boca a los pulmones.

- Los VPH de alto riesgo, los cuales pueden causar cáncer. Se han identificado cerca de una docena de tipos de VPH de alto riesgo. Dos de estos, los tipos 16 y 18 de VPH, son responsables de la mayoría de los cánceres causados por VPH (2, 3).

La mayoría de las infecciones por VPH de alto riesgo ocurren sin síntomas, desaparecen en 1 o 2 años y no causan cáncer. Sin embargo, algunas infecciones por VPH pueden persistir por muchos años. Las infecciones persistentes por tipos de VPH de alto riesgo pueden resultar en cambios celulares que, si no se tratan, pueden evolucionar a cáncer.

El virus del papiloma humano es mucho más común de lo que puede parecer, y es que la mayor parte de las personas sexualmente activas se infectarán en algún momento de su vida, aunque en la mayoría de los casos esta infección desaparecerá sola. Si el virus permanece, puede provocar lesiones en el cuello del útero, que pueden desembocar en cáncer.

Según la Asociación Española de Pediatría, "la vacunación es eficaz especialmente si no se ha producido la infección y esto solo puede garantizarse cuando aún no se han iniciado las relaciones sexuales. Por esta razón, son los preadolescentes y adolescentes los que potencialmente resultarán más beneficiadas de los efectos preventivos de la vacuna.

Para esta asociación pediátrica, "el riesgo de que esta vacuna produzca un efecto adverso grave es extraordinariamente raro. Las únicas reacciones adversas comunes son el dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, y fiebre poco importante. Dado que esta vacuna la reciben con frecuencia adolescentes, no son raras las reacciones vagales (mareos o lipotimias) en el momento de la vacunación, por lo que se recomienda administrar la vacuna con el receptor sentado o recostado".

Sin embargo, según la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma, esta vacuna puede provocar efectos adversos graves, como convulsiones, enfermedades autoinmunes, accidentes cerebrovasculares, fatiga crónica, dolores en el pecho, visión temporal, pérdida de cabello, cambios en el ciclo menstrual, parálisis, pérdida de la audición e incluso la muerte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios