www.diariocritico.com

Los exámenes prácticos de conducir vuelven en septiembre pero con paros parciales en la DGT

Los exámenes prácticos de conducir vuelven en septiembre pero con paros parciales en la DGT
Ampliar
(Foto: DGT.es)
lunes 04 de septiembre de 2017, 07:50h

Este lunes, 4 de septiembre, regresan las pruebas prácticas para obtener el permiso de conducir de la DGT por parte de los aspirantes. Tras un mes de agosto de pausa, los examinadores de Tráfico han decidido regresar a la actividad sin una huelga indefinida durante todo el mes, como habían anunciado previamente, en el mes de julio. Finalmente lo harán con un formato semejante al de los paros de hace dos meses: huelga de lunes a miércoles en distintos horarios y normalidad de funcionamiento entre jueves y viernes.

Los examinadores, aunque continúan reivindicando todas sus demandas, decidieron bajar la intensidad de su protesta para no dañar a los sectores de la sociedad que necesitan estas pruebas para obtener el carné de conducir. Entre ellos, las autoescuelas y los trabajadores a los que se les requiere el permiso para sus puestos de empleo.

El colectivo examinador convocó huelga "en su legítimo derecho de exigir que se cumplan unos acuerdos alcanzados en el 2015 y de los que los responsables de la DGT se han desentendido". Los examinadores culpan al Gobierno y sus responsables en Interior por no ceder en estas solicitudes que consideran justas. El Comité de Huelga de estos trabajadores, sin embargo, decidió desconvocar la huelga indefinida planificada para este mes "en base a esta responsabilidad y con el fin de que empresas y alumnos puedan trabajar al menos algunos días".

Reivindicaciones

Las peticiones de los examinadores pasan por el cobro de un complemento específico acorde con las características del puesto por la elevada complejidad técnica, peligrosidad, penosidad (trabajo a la intemperie) y gran responsabilidad. Además, se reivindican los incumplimientos de los anteriores acuerdos de desconvocatoria de huelga en 2015.

El otro gran problema, además de la huelga, es la escasa plantilla nacional de examinadores. Pese a que los últimos gobiernos han intentado desde la DGT y la Administración Pública crear nuevas plazas, el obstáculo está en que para aspirar al puesto se debe ser previamente funcionario, no pudiendo aspirar al mismo por oposición abierta. Eso implica que, voluntariamente, funcionarios de oficinas quieran aspirar a un puesto de examinador, en la intemperie y con riesgos propios de su trabajo, algo que no les supone ningún aliciente, por lo que nadie aspira a los puestos, claramente insuficientes para todo el país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios