www.diariocritico.com

Opinión > Editorial Diariocrítico

El día en que el Rey se independizó de los catalanes

El día en que el Rey se independizó de los catalanes
miércoles 04 de octubre de 2017, 09:02h

Hay que tener una cierta perspectiva histórica y una capacidad de visión actualizada para saber que el rey, Felipe VI, así como quienes le asesoran, se equivocó gravemente ayer con su mensaje "a la nación". Un discurso lleno de firmeza, contundencia, pero dirigido sólo a una parte.

El monarca fue sólo Jefe del Estado, no un ciudadano más. Su lado humano fue escaso, con ninguna empatía ante los que piensan distinto y piden un derecho a decidir, con toda libertad para hacerlo y tener sus propias ideas. Fue un monarca con una visión cerrada, poco comprensiva y dirigida sólo a una parte de los españoles: los que votan al PP, a Ciudadanos, a VOX y partidos similares.

NO fue el Rey de todos los españoles, que es lo que se le debe exigir. La España del siglo XXI, acorde con el mundo moderno, pide cambios. La vida está en continuo cambio. Y aunque haya que ceñirse a la legalidad y a la Constitución de 1978, no se debe cerrar el debate a poder reformar la Carta Magna y lo que sea necesario, siempre que sea por vías democráticas.

El referéndum catalán era, es y será siempre ilegal mientras no se produzcan cambios estructurales en la sociedad española. Debe modificarse la Constitución, y todos los partidos deben participar, como así se hizo en la España de finales de la década de 1970. Negar que gran parte de los ciudadanos votan a partidos que piensan así, como son los votantes de Podemos, IU, PNV, PDeCAT, ERC, Bildu... es negar a millones de españoles. Acallar sus peticiones y sus posiciones políticas.

Pero volviendo al mensaje del monarca, entendemos como peligrosos algunos de sus pronunciamientos. Felipe VI no dijo explícitamente nada. Hay quien piensa que fue algo "cobarde" en sus planteamientos. Consideramos que más que cobarde, fue "ambiguo" y poco explícito. Si quería decir en alta voz que apoyará cualquier medida extrema para mantener el orden y la unidad del territorio nacional, algo que la Constitución defiende, debería haberlo hecho sin complejos.

Pero lo lamentable es que no hubiera empatía, que no hubiera palabras para los que piensan diferente. Era perfectamente compatible denunciar los excesos de los nacionalistas y separatistas catalanes con hacer un guiño a esos ciudadanos y sectores sociales que apoyan un referéndum. Y también, es perfectamente compatible apoyar a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado con apoyar a los ciudadanos que se han quejado de los evidentes excesos en esa rotundidad policial en las actuaciones del domingo durante las votaciones del referéndum ilegal.

Si no somos capaces de compatibilizar el respeto a la legalidad con la empatía a quienes se consideran heridos y silenciados, es que no estamos a la altura como nación europea para ser referente en la Unión y en el resto del planeta. Hemos sido, reconozcámoslo, una cierta vergüenza internacional. La mala imagen dada estos días sólo puede ser combatida con gestos democráticos y empáticos hacia la sociedad catalana que piensa diferente sobre la unidad del Estado. Máxime cuando es perfectamente conocido que la desafección de esos catalanes ha sido provocada por el distanciamiento y la falta de entendimiento con Madrid, y que eso ha generado más 'independentistas' que los propios planteamientos clásicos del nacionalismo catalán.

El ejemplo lo tenemos en Euskadi: de región manchada por el terrorismo de ETA y representado un conflicto continuo para la sociedad española a la concordia y a la aceptación de su autonomía como camino para un autogobierno que ofrezca satisfacción y tranquilidad al pueblo vasco. Su gobierno, nacionalista, no pide independencia. Quiere estar en la UE. Cataluña aún no sabe bien que no lo estará sin España.

Pero no se convence con porras ni con acciones penales. Se convence con palabras y Política, en mayúsculas, y no con mensajes como el de anoche del Rey. Felipe VI ha dado un paso más para independizarse del pueblo catalán.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios