www.diariocritico.com

Nuestra querida España; esa España tuya, esa España mía...

miércoles 04 de octubre de 2017, 14:31h

¡Viva España, viva el Rey, viva el orden y la ley! Para qué pensar una hoja de ruta que solucione lo de Cataluña cuando tenemos el lema de la Guardia Civil.

Mientras Cataluña calienta, o se calienta, o la calientan, o todo a la vez, (que ya uno nunca sabe) para el gran sprint que culmine la fuga de España, sin destino a la vista, pero sin vacilación, su majestad Felipe VI , en regio porte, haciendo gala de las indescriptibles dotes de la corona para llamar a la concordia y la calma, pronunciaba anoche un discurso lleno de amor, explicando a los catalanes, -y a todo el reino- de muy didáctica manera, cómo sólo la corona sabe hacer, las ventajas de no abandonar el lecho materno de la amorosa España, y es que, nada como el cariño mostrado desde la jefatura suprema del estado (y del ejército) para dar respaldo a los poderosos argumentos esgrimidos desde el gobierno de la nación que, amarrados a puerto bajo el blasón de los 'Looney Tunes', se esgrimieron el domingo en toda su legalidad, para poner paz y concordia al conflicto, como no podría ser de otra manera, y rebajar por fin la tensión en ese rinconcito de la península, que llamamos Cataluña.

Para muestra de generosidad, la monarquía ha decidido emplear el despacho de Zarzuela, y no el salón del trono, no sólo para que los españoles de bien no erraran pensando en un adelanto de la navidad, sino a buen seguro, como símbolo de humildad, pues si algo ha caracterizado a la monarquía española, ha sido sin lugar a dudas la austeridad, especialmente cuando se trataba de solidarizarse con el pueblo ¿Acaso no han visto ustedes su labor los últimos años ayudando a los más débiles? ¿Apoyando a los desahuciados? ¿Condenando la corrupción política? ¿No se ha mostrado implacablemente molesto Felipe VI con los 60.000 millones de euros que el estado, ¡La nación! ¡España! ha regalado a la banca?

Impecable discurso pronunciado por nuestro Rey, demostrando que 40 años de preparación no son nada cuando la sangre de Alfonso XIII corre por tus venas.

La democracia alcanzó a España hace cuarenta años, mientras España sigue corriendo por alcanzar la democracia. Ahí es nada el conjunto de demócratas "muy españoles" y "mucho españoles" que unían sus melodiosas voces entonando el Cara al Sol frente al ayuntamiento de Madrid, al tiempo que se paseaba entre ellos, oh, ¡sorpresa! la lideresa Aguirre. Qué gran gesto de democracia.

Como en una película de Berlanga, como en un corto de Buñuel, como una novela de Valle-Inclán, todos parecen empeñados en pintar un cómic, caricatura a caricatura, titulado España.

Poetas ciegos y amigos ladrones, ilusiones truncadas, y sobre todo pasiones de gente pobre engañada, sacando pecho, enfrentada, defensores de la patria, estafados del sistema, que en vez de perseguir chorizos ondean banderas. Y de remate, la corona, que se suma al jolgorio, en la casa de Tócame Roque, que celebra estos días, la gran fiesta de la democracia.

No quisiera acabar este artículo sin mentar la constitución, como libro sagrado, la monarquía como religión, y la democracia como modelo de negocio. El resto, por lo visto, es propaganda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Nuestra querida España; esa España tuya, esa España mía...

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    46292 | Tomás Moreno - 04/10/2017 @ 18:12:20 (GMT+1)
    Me gusta, muy irónico y justo. Estoy contigo

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.