www.diariocritico.com

> Todo lo que podría haber pasado hoy en el Parlament... aunque al final no ocurrió nada

> El candidato Puigdemont espera ser investido pese a la prohibición del Tribunal Constitucional
> El presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent, se podría enfrentar a la decisión judicial

martes 30 de enero de 2018, 07:45h
Como decíamos en el titular: hoy puede pasar de todo en el Parlament... o puede que no ocurra nada. El caso es que de nuevo el espectáculo y el show circense se ha instalado de manera permanente en todo lo que se refiere a la política catalana. Este martes se espera que a las 15:00 horas comience un Pleno en el Parlament con el debate y votación de investidura, una sesión prohibida por el Tribunal Constitucional si tiene el objetivo de investir a Carles Puigdemont.
> Todo lo que podría haber pasado hoy en el Parlament... aunque al final no ocurrió nada
Ampliar
(Foto: Google Street)

Éstos son todos los posibles escenarios que podrían tener lugar este martes en el Parlament:

- Que la Mesa del Parlament se reúna pasado este mediodía y decida acatar la decisión del Tribunal Constitucional y suspenda con o sin fecha el debate de investidura programado para este martes a las 15:00 horas.

- Que la Mesa del Parlament, tras esa reunión, sí tome la decisión de seguir adelante con sus planes y convoque formalmente el Pleno para las 15:00 horas con el objetivo de escuchar a un candidato y que éste sea sometido a votación para su investidura como president de la Generalitat.

- Que el Tribunal Constitucional, al reunirse esta mañana, resuelva a favor de Puigdemont su solicitud de suspender cautelarmente su investidura. Esta posibilidad es más improbable.

- En caso de que el Pleno de investidura siga adelante, Roger Torrent, presidente del Parlament, podría constatar que Puigdemont no ha podido acudir a Barcelona al seguir huido y decida si suspender los planes de investidura del mismo.

- Que Puigdemont consiga burlar a la Justicia y a las fuerzas del orden y llegue por su propio pie al Parlament, situado en el centro de Barcelona, en el parque de la Ciutadella. El ex president y aspirante a la reelección podría conseguir un transporte que le oculte hasta su destino y, después, ser introducido con un posible operativo de activistas y voluntarios que le sirvan de escudos humanos para que la Policía Nacional no pueda arrestarle.

- Que se celebre el Pleno, y que finalmente se cumpla el deseo de Puigdemont de que alguien lea por él su discurso de investidura de manera simbólica y haya una votación también simbólica, en ausencia del candidato. Los independentistas se instalarían en la desobediencia y se arriesgan a ser perseguidos por la Justicia.

- Que se cumpla en tan comentado 'plan B': por sorpresa, el partido independentista más votado, Junts per Catalunya (JxCat), proponga a otro candidato para una nueva votación, que sería Elsa Artadi, una figura emergente en el PDeCAT y la antigua Convergència.

- Que Puigdemont escenifique un acto de confusión: ayer publicó en su perfil en la red social Instagram una fotografía en la que se ve una calle de Barcelona cercana al Parlament. Juega al despiste pero avisa de una hipotética llegada al Parlament. Se arriesgaría a ser detenido y aunque no llegase al Parlament, conseguiría montar mucho ruido. Realmente, el ex president tiene previsto asistir a un acto en la localidad belga Lovaina.

- Que haya un Pleno pero que no sea de investidura. La Mesa del Parlament escenificaría así un acto de protesta por la intervención del Estado en la política catalana. No habría votación de candidato, pero sí un debate sobre el proceso soberanista y el artículo 155.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios