www.diariocritico.com
Las 10 mejores películas ochenteras
Ampliar

Las 10 mejores películas ochenteras (de historias interminables y princesas prometidas)

lunes 19 de febrero de 2018, 13:00h

Esto está muy lejos de ser las mejores películas de los años 1980 (ya habrá tiempo), esto es otra cosa bien distinta, las mejores películas ochenteras. A lo que nos vamos a referir es a ese entrañable cine ochentero que marcó la infancia de muchos y ha servido de inspiración a cosas como 'Stranger Things'. Un cine que tuvo dos grandes ideólogos y protagonistas, George Lucas y Steven Spielberg.

Su amor por las películas de serie B que les marcaron de niños siempre estuvo con ellos y cuando en los 70 cambiaron por completo la industria del cine con sus grandes éxitos, 'Tiburón' y 'La Guerra de las Galaxias', decidieron fundar dos compañías de producción que se encargarían de llevar a la gran pantalla varias de las películas que aquí aparecen, películas hechas para atrapar a toda una nueva generación de niños.

El primero a través de Lucasfilm fue el productor de cosas como 'Dentro del laberinto' o 'Willow' (también de la infumable 'Howard: un nuevo héroe'). El segundo, a través de su recién creada productora Amblin Entertainment, en la que cinco de sus siete primeras películas fueron 'E.T. el extraterrestre', dirigida por el propio Spielberg, 'Gremlins', 'Los Goonies', 'Regreso al futuro' y 'El Secreto de la Pirámide'. También suya sería, muchos años después, 'Super 8' de JJ Abrams, la primera que buscó en estas películas sus raíces antes de los hermanos Duffer lo hicieran de manera definitiva con 'Stranger Things'.

Y es que estas películas han pasado a convertirse en algo así como los más preciados recuerdos de infancia para toda una generación llena de complejos, siendo el de Peter Pan uno de los más marcados. (Vaya aquí también un saludo para esos actores de doblaje que nos hacen tan difícil volver a ver estas películas en su versión original, gente como Jordi Pons que fue Marty McFly, Bocazas o Tyler de 'E.T.' o José Luis Mediavilla que puso voz a Atreyu, Elliott, Gordi o Milton de 'Regreso al futuro').

E.T. el extraterrestre (1982)

Steven Spielberg es el hombre más importante en esta historia, su historia de amistad entre un niño y un extraño y tierno extraterrestre abandonado en la Tierra es la película que marcó más fuerte a esta generación. Posiblemente haya más del director en Elliott que en ningun otro de sus personajes. Es una película, como todas las de su filmografía, fuertemente sentimental pero eso está tan marcado en el ADN 'spielbergiano' como su obsesión por los OVNI's. Y es que si hay una edad para ser sentimental es la infancia, la edad en la que todo vale y todo es mágico. Puede que, como le pasa al director, nos haya costado envejecer pero volver a ver 'E.T. el extraterrestre' es como volver a ser niño (el sentimentalismo también se pega).

Frase de camiseta: "Teléfono mi casa"

La historia interminable (1984)

La respuesta europea a este tipo de películas. El director alemán Wolfgang Petersen es el encargado de llevar a la gran pantalla la novela de Michael Ende. Petersen venía de dirigir la claustrofóbica 'Das Boot (El submarino)' y, a priori, no parecía el más indicado para dar vida a los imaginarios mundos de fantasía de la infancia. Pero lo hizo y volar en Fújur pasó a convertirse en una de las obsesiones de los niños de aquella época (a pesar de que parecía un perro más que un dragón). Como curiosidad también se puede añadir que la relación de Spielberg con esta película también es de primera mano, siendo el encargado de ayudar a Peterson a recortar varios minutos para la versión estadounidense, lo que le valió como regalo el Auryn, el medallón con dos serpientes esculpidas en relieve, una clara y otra oscura que se muerden mutuamente las colas y con la frase "Haz lo que quieras" grabada en su reverso.

Frase de camiseta: "Toda historia es una historia interminable"

Los Cazafantasmas (1984)

Es imposible referirse a la comedia de los 80 sin referirse a su actor más destacado, Bill Murray. El ex miembro del 'Saturday Night Live' es uno de los tipos más graciosos de la historia, capaz de hacer de algo tan absurdo como esto un recuerdo imborrable. Y es que 'Los Cazafantasmas' está lejos de ser una gran película pero para cualquiera que la viera en su día es imposible no recordarla con una gran sonrisa. En el fondo es algo tan cursi y adictivo como su canción principal, un batiburrillo de géneros al que eleva sin remedio el increíble carisma de Murray y su química con Dan Aykroyd y Harold Ramis.

Frase de camiseta: "¿A quién vas a llamar?"

Gremlins (1984)

Joe Dante tenía facilidad para mezclar el humor y terror, había comenzado su carrera con 'Piraña', una especie de 'remake' de saldo del 'Tiburón' de Spielberg, y había dirigido algunos capítulos de 'Agárralo como puedas' en su primer paso por la televisión. Así que el director de 'E.T.' le puso los ojos encima y le colocó al mando de uno de sus primeros proyectos como productor, 'Gremlins'. En la primera versión Gizmo se convertía en Stripe pero Spielberg se enamoró del muñequito y decidió convertirle en el protagonista. Y es que Gizmo es tan adorable como E.T,, a pesar de que no convenga mojarlo... Una película divertida, llena de parodias, que se convirtió en uno de los mayores éxitos de la década.

Frase de camiseta: "Y por mucho que griten, por mucho que lloren, por mucho que te supliquen... No les des de comer después de medianoche."

Los goonies (1985)

Posiblemente la película más recordada y la que encierra mayor carga nostálgica de todas las que aquí aparecen. Es también la más representativa de todo este lote, con una historia de Steven Spielberg en la que hay todo por lo que suspirar cuando estás en esa edad en el borde entre la infancia y la adolescencia, es como una atracción de feria en la que cabe todo, piratas, tesoros, monstruos con corazón de oro, gángsters y una panda de amigos de la que todos nos sentimos miembros. Richard Donner, responsable de Superman o Jóvenes ocultos, dirige con pulso la aventura de la que toda una generación quiso formar parte.

Frase de camiseta: "Sloth quiere a Gordi" (o si prefieren) "¡Chiocolate!"

Regreso al futuro (1985)

Robert Zemeckis y Bob Gale eran estudiantes de la escuela de cine de Los Ángeles que preferían las películas de Disney y James Bond a las de Truffaut y Godard. Tras ganar un premio se convirtieron en protegidos de Steven Spielberg que vio en ellos mucho en común, pero sus dos primeras películas, con Zemeckis dirigiendo y Gale escribiendo, fueron dos fracasos absolutos de pantalla, para colmo escribieron el guión de '1941' el único fracaso comercial, hasta ese momento, del nuevo Rey Midas de Hollywood. Tras escribir un nuevo guión en el que se preguntaban si se hubieran llevado bien con su padre de haber coincidido en el instituto, comenzaron a enviarlo a todos los estudios, recibiendo siempre la misma respuesta, "demasiado ligero". En una década en la que las películas de adolescentes cachondos, tipo 'Porky's' o 'Los albóndigas en remojo', eran la regla, las desventuras de Marty McFly en los 50 eran vistas como poco comerciales. Su única vía de salida parecía Disney, pero el estudio del ratón Mickey veía con malos ojos películas en la que las madres se enamoraban de los hijos. La única salida volvía a ser Spielberg, al que el guión le encantaba, pero Zemeckis y Gale tampoco querían ser vistos como los niños mimados de este. No fue hasta que 'Tras el corazón verde' se convirtió en un tremendo éxito de taquilla cuando decidieron pasársela a Spielberg que dio el visto bueno de inmediato para convertir a 'Regreso al futuro' en la película que Frank Capra hubiera hecho de haber nacido en los 50. Una comedia divertida, humanista e inteligente a la que los años parecen no afectar (no así, a sus dos irregulares secuelas).

Frase de camiseta: "George, es un milagro que yo haya nacido"

Todo en un día (1986)

Se podría decir que John Hughes fue un género en sí mismo durante los 80, sus películas más recordadas son en las que convirtió a los adolescentes en personas con otras preocupaciones más allá de tener sexo, 'Dieciséis velas', 'El club de los cinco' y 'Todo en un día', o lo que es lo mismo 'Ferris Bueller's day off' (también se podría sumar a la lista 'La chica de rosa', de la que fue guionista). Puede que la segunda sea la más recordada pero mi favorita sigue siendo la que sigue el día de pellas de Ferris Bueller, su novia y su mejor amigo. Un canto al 'carpe diem' mucho menos sensiblero que 'El club de los poetas muertos' y mucho más divertido.

Frase de camiseta: “La pregunta no es que vamos a hacer, la pregunta es ¿qué no vamos a hacer?”

Dentro del laberinto (1986)

El director es el creador de 'Barrio Sésamo', los Teleñecos y los Fragel, el guionista es uno de los Monty Python y el malo es ¡David Bowie! Con estos mimbres es imposible que la cosa saliera mal. 'Spoiler alert': No lo hizo. 'Dentro del laberinto' es un viaje mágico y encantador en el que a los niños no se les trata como imbéciles y las cosas no son lo que parecen. Es, además, una constatación de lo maravillosas que eran las marionetas de los 80, con Henson y Frank Oz demostrando que más vale un muñeco encantador que miles de efectos digitales mal utilizados (y puede que no haya mejor ejemplo de esto que una de las creaciones de Oz, Yoda).

Frase de camiseta: "No tienes poder sobre mí… ¡No tienes poder sobre mí!"

La princesa prometida (1987)

Posiblemente mi película favorita del lote. Su director, Rob Reiner, ya había hecho una comedia absolutamente genial con 'This is Spinal Tap' y se había adentrado en el género 'ochentero' con la nostálgica 'Cuenta conmigo', su guionista es el gran William Goldman (responsable de los guiones de 'Dos hombres y un destino' y 'Todos los hombres del presidente') que adapta su propia novela, y su reparto es absolutamente espectacular, empezando por su pareja protagonista y llegando hasta el último de los secundarios que aparecen. No en vano uno de sus aciertos es su forma, contada como el cuento que un abuelo le cuenta a su nieto, a lo que añade mucho el hecho de que el abuelo sea Colombo y el nieto el Kevin Arnold de 'Aquellos maravillosos años'. La película se nos cuenta así, utilizando nuestros prejuicios sobre cuentos de princesas y bobalicones besos, pero en el que acabamos deseando que todo acabe bien y sean felices y coman perdices (y que el pobre Iñigo Montoya vengue por fin a su padre). Y es que, aunque sepamos perfectamente que, como dice el abuelo, la vida está muy lejos de ser justa, siempre se agradece un cuento en el que los buenos acaben triunfando y los malos reciban su merecido (y si entre medias hay unas cuantas carcajadas y unas cuantas escenas memorables, mucho mejor).

Frase de camiseta: (Todos juntos) "Mi nombre es Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre. Prepárate a morir"

Willow (1988)

Puede que 'Willow' sea de las que peor ha envejecido de esta lista, siendo en esencia una especie de 'remake' infantiloide de 'La Guerra de las Galaxias', situando la acción en la Edad (y la Tierra) Media, o, si prefieren, un 'Retorno del Jedi' con los Ewoks de protagonistas. El autor de la historia es el propio George Lucas pero, en vez de dársela al maestro Spielberg, como había hecho con Indiana Jones, se la dio al soso de Ron Howard y, claro, no es lo mismo. Tampoco es que el guión de Bob Dolman sea una maravilla, eso sí Val Kilmer resplandece como Madmartigan (yo siempre creí que se llamaba McMardigan...) y, a los que la vemos con buenos ojos, todavía nos emociona verle salir en la nieve repartiendo espadazos para demostrar que, a pesar de todo, es el guerrero más grande de todos los tiempos… 6'8 FA

Frase de camiseta: "Me llamo Madmartigan, soy el más grande guerrero de todos los tiempos"

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.