www.diariocritico.com
El por qué de la expansión del juego online
Ampliar

El por qué de la expansión del juego online

jueves 22 de marzo de 2018, 12:03h

El juego, tanto presencial como en su variante online, es un negocio en auge, que mueve cada año en todo el mundo millones de euros, no sólo en apuestas, sino en ganancias, empleos y, como no, impuestos. Mucho más que una moda, se trata de un mercado ya asentado que está viviendo, gracias a Internet una nueva juventud.

En España, el juego es un negocio debidamente regulado desde hace algunos años. ¿Qué significa esto? Para operar en nuestro país, las diferentes compañías deben cumplir una serie de requisitos, así como tener un permiso -en forma de licencia- del gobierno para poder ejercer. A cambio de ese permiso o licencia, el estado ofrece una imagen de garantía al establecimiento o portal dedicado a las apuestas, que se cataloga con lo que se conoce como “juego seguro”, un icono que presentan todas las páginas que están sujetas a controles por parte de la autoridad competente.

Con el paso de los años, son muchas las empresas de distinta procedencia que han desembarcado en nuestro país para entrar en este mercado, de la misma manera que anteriormente habían surgido casos similares en otros países atraídos, por la oportunidad de hacer negocios y prosperar.

Por lo general, y al igual que cualquiera otra empresa, las compañías que intentan entrar en el negocio del juego, en este caso del online, los hacen en función de las garantías que les ofrece el país en el que se deba operar. De ahí que países como Reino Unido, Irlanda o el territorio de Gibraltar, que ofrecen algunas de las mayores cifras de libertad económica del territorio europeo, sean las más elegidas para este fin. Es pura lógica: a mayor facilidad estatal y menor burocracia, mayor número de empresas atraídas y mayores posibilidades de hacer negocios, crear puestos de trabajo y obtener beneficios.

Una de las características que hace que los juegos de azar tengan la expansión que han tenido se debe, probablemente, a su universalidad. Es difícil encontrar un sector del entretenimiento que esté en tantos países del mundo y que atraiga a tantas personas de características tan diferentes: mayores o jóvenes, ricos y pobres, en grandes ciudades o pequeños pueblos. El juego está en todas partes y en todas partes cuenta con su público.

Dentro de los diferentes juegos que se ofrecen (póker, blackjack, ruleta, etc.) hay uno que destaca en este sentido, que es el de los slots, más conocidos como tragaperras en nuestro país, siendo probablemente la experiencia de juego más sencilla y lúdica.

Aparte de su presencia en casinos, salas de juego o locales debidamente habilitados para gestionar y administrar apuestas, las tragaperras son un elemento común en la mayoría de los bares de España. De ahí que su popularidad haya sido enorme durante muchos años. Pero lo cierto es que, como cualquier otro negocio, para prosperar es imperativo tener una mínima visión del futuro y la capacidad de adaptarse a los nuevos tiempos, y eso se ha traducido, en nuestra época, en la aparición de las denominadas tragaperras online. Estas permiten a jugadores de todo el mundo, la misma experiencia de juego que en formato físico, pero a través de Internet, en cualquier lugar del mundo y a cualquier hora, a través de los portales que conocemos como Casinos online.

Es por tanto el juego uno de los mercados que mejor ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías, manteniendo su esencia de siempre, pero aprovechando las ventajas que Internet le ofrece. El resultado es una tremenda penetración en cada país en que se ha implantado, así como una expansión sustancial que no parece tener visos de frenar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.