www.diariocritico.com
Un excelente plan para Semana Santa… o en cualquier época del año: apuntarse a un crucero fluvial por el Rin
Ampliar

Un excelente plan para Semana Santa… o en cualquier época del año: apuntarse a un crucero fluvial por el Rin

domingo 25 de marzo de 2018, 10:50h
Una estupenda forma para visitar muchas de las grandes ciudades europeas que se ha puesto de moda en la actualidad es por medio de un crucero. Estos barcos ofrecen comodidad, tranquilidad, lujo, excelente gastronomía, diversión a bordo, belleza y un sinfín de paisajes hermosos y variados,contemplados desdelos amplios ventanales de loscómodos camarotes, desde los sillones del salón principal o desde las tumbonas de la cubierta. Además, dado quese solían fundar las capitales y ciudades de más interés a las orillas de los ríos, al bajar la rampa nos encontramos casi en el centro de cada urbe.

Un inmejorable ejemplo que podemos recomendar es un crucero por el Rin, donde se aprecian desde el barco, castillos, fortalezas, iglesias, palacios, frondosos bosques, viñedos, pueblos pintorescos…

Este viaje en particular sale de la incomparable ciudad de Ámsterdam, que por sí sólo merece la visita, una capital europea de gran belleza, personalidad, simpatía y con un rico acervo de cultura, arte e historia.

En muchos tramos del crucero, se navega por la noche y se amanece en la siguiente ciudad por la mañana, con el viajero descansado y preparado para hacer la visita turística.

En nuestro primer día a bordo,tras el cóctel de bienvenida, la presentación de la tripulación y la cena, disfrutamos de una visita en bateau-mouche a la ciudad holandesa, conocida también como la “Venecia del Norte” por sus canales. Como los muelles de los barcos turísticosen Ámsterdamse encuentran en pleno centro de la ciudad, prácticamente al lado de la Estación de Ferrocarriles, se puede acceder fácilmente a todos los museos y monumentos de esta gran ciudad, como el Rijksmuseum, el Museo Van Gogh, la Casa de Anna Frank y la de Rembrandt también.

Al término de la visita y de vuelta al barco, zarpamos sin notar el más mínimo movimiento camino a Kinderdijk, un amplio y bucólico paisaje, donde se puede visitar el interior de uno de los molinos y el hogar del molinero. Con el mayor número de molinos del mundo, Kinderdijk fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997.

La navegación por el Rin ofrece un incomparable paisaje de magníficos castillos, viñedos escalonadoscon enorme inclinación, pueblos pintorescos y lujosas villas en ambos lados del río. Llegamos a Nimega por la noche, y tras cenar, desembarcamos para pasear por este encantador pueblo y tomar algo en una de sus simpáticas tabernas. A la mañana siguiente, hay tiempo para visitar el pueblo y su museo Kröller Muller, que alberga una notable colección de obras de Vincent Van Gogh.

Los viajerosdespiertan al día siguiente en Colonia, con tiempo suficiente para pasear por el centro de la ciudad y admirar su magnífica catedral. Se comenzó a construir este templo gótico, el mayor de Alemania, en 1248, aunque no se llegara a terminarlo de todo hasta 1880. Presenta una arquitectura y diseño armónico, midiendo por dentro 144 metros de largo por 45 de ancho, y sus famosas torres tienen una altura de 157 metros. Fue la única edificación que logró sobrevivir intacta los grandes bombardeos durante la segunda guerra mundial que arrasó gran parte del centro de la ciudad. También Colonia tiene otras doce iglesias románicas, restauradas en la actualidad, el antiguo Ratthaus, o Ayuntamiento, y las puertas medievales de la antigua muralla.

Al igual que Colonia, Coblenza, donde el Rin se une con el Mosela, también tuvo que ser reconstruida después de la guerra. Encontramos en el casco antiguo gran variedad de edificios que datan desde el siglo XII al XVIII:casas medievales, templos, palacetes, jardines y la iglesiarománica de SanCastor. La única construcción que logró sobrevivir los estragos de la guerra sin daños importantesfue el dieciochesco Palacio de los Príncipes Electores y su torre gótica. Asimismo, es interesante visitar la fortaleza de Ehrenbreitstein y el monumento edificado en honor al Kaiser Wilhem I. Coblenza es muy famosa por su mercado de navidad.

Aquí el barco empieza navegar por eltramo más bello y romántico del Valle del Rin, en dirección a Rudesheim. Pasamos al lado de la “roca de Lorelei”, situada al lado de la localidad de Sankt Goar. Aunque el río no parece tan ancho -150 metros-, hay fuertes corrientes que causaron muchos naufragiosen su día. La leyenda cuenta que una sirena, Lorelei, la“hada del Rin”, posaba sobre una roca y cantaba a los marineros hasta que sus barcos golpeaban contra las rocas y hundían en las turbias aguas. El poeta Heinrich Heine inmortalizóeste cuento y hoy se puede ver una pequeña escultura en la orilla izquierda según se sigue río abajo.

En Rudesheim, famoso por su buen vino, se visitan los viñedos en un trenecito paraluego disfrutar de una cata en la histórica bodega de Bassenheimer Hof. De especial interés es el Siegfrieds Mechanisches Musikkabinett o Museo de la Música Mecánica, verdaderamente único en su género.El bello exterior del edificio esconde en su interior un sorprendente museo de instrumentos y mecanismos antiguos de música. Una guía ataviada adecuadamente pone en movimiento cada uno de esto extraordinarios artefactos musicales. Si hay tiempo, existe la opción de coger el teleférico para subir al monumento Niederwald y allí disfrutar de preciosas vistas de la ciudad.

Siguiendo el trayecto, llegamos a Boppard, una pequeña y pintoresca ciudad, en la que destacael Castillo de los PríncipesElectorales. Luego, atracamos en Dusseldorf, ciudad con aires más modernos, aunque conserva su casco antiguo que merece la pena descubrir y encontrar el tiempo para tomar una refrescante cervezaenuno de los bares locales.

En el séptimo díaregresamos de nuevo a Ámsterdam, donde el recorrido por la ciudad incluye una visita al molino de De Gooyer, un típico mercado de flores y un histórico taller de diamantes.

La última noche de este crucero concluye con una gran gala y cena de despedida que pone colofón a un lujoso viaje por una de las zonas de más esplendor en Europa, llena de historiae incomparable belleza.

Para más información:www.croisieurope.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.