www.diariocritico.com
Todas las reacciones políticas al comunicado de ETA: del Gobierno a Bildu
Ampliar
(Foto: EP)

Todas las reacciones políticas al comunicado de ETA: del Gobierno a Bildu

viernes 20 de abril de 2018, 18:01h
La banda terrorista ETA, que confirmará su disolución a principios de mayo, ha emitido este viernes un comunicado en el que pide disculpas por el dolor causado, al tiempo que reconoce que "nada de ello debió producirse jamás o que no debió prolongarse tanto en el tiempo". Durante sus 6 décadas de actividad armada, a la que renunció en 2011, la banda ha acabado con la vida de más 800 personas. Ese reconocimiento del daño y la petición de perdón han sido una reivindicación fundamental de la democracia, pero las reacciones al comunicado de la banda van de la celebración "de un hecho histórico" al rechazo de quienes consideran que se trata de un intento por manipular y 'blanquear' su historia.

Este 20 de abril de 2018 será recordado como el día en que ETA reconoció por primera vez el daño causado durante sus seis décadas de actividad armada, en las que causó la muerte de más de 800 personas. Aunque la banda cesó su actividad en 2011, no será hasta primeros de mayo cuando proceda a su disolución definitiva.

En un comunicado, la banda ha pedido perdón a las víctimas "que no han tenido responsabilidad alguna en el conflicto", esa 'división' entre víctimas y la definición de 'conflicto' han sido rechazadas tanto por las asociaciones de víctimas, como por parte de los partidos políticos, a excepción de Bildu, que considera que el comunicado es "un hecho histórico sin precedentes en la historia reciente de nuestro país". Aunque los principales partidos políticos coinciden en que todas las víctimas son iguales, sus posturas ante el comunicado difieren.

El portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, ha aseverado que el Ejecutivo "siempre va a estar de lado de las víctimas, al tiempo que ha subrayado que el comunicado certifica "la derrota total de ETA", la derrota "política, económica, social e internacional". A renglón seguido, Méndez de Vigo ha dejado claro que "jamás habrá contrapartidas a ETA" por parte del Gobierno, que "no consentirá que se cambie el relato sobre el terrorismo en el País Vasco para que se hable de unos y otros".

El PP ha ido más allá, y ha tachado de "mentira" ese comunicado, según ha manifestado el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, para quien "hoy ETA dispara palabras contra la verdad; no nos vencieron y, ahora, no nos van a convencer. Todas las víctimas son inocentes. Aceptar la separación entre víctimas culpables e inocentes es aceptar que ETA tenía razones para matar, y eso no es así".

"ETA no va a disolverse voluntariamente, ha sido derrotada por la democracia española y las fuerzas de seguridad. La gran desinformación, la gran mentira de hoy, es el comunicado de ETA. No es verdad que pida o pueda pedir perdón. Los que dispararon individualmente pueden pedir perdón a sus víctimas. Pero ETA no puede pedir perdón, porque no puede ser perdonada, la aberración de que haya existido jamás puede conocer el perdón. No puede haber perdón ni impunidad", ha añadido.

Para Pons, "no es verdad que ETA acabe aquí, quedan 400 crímenes sin resolver. No es verdad que hubo un conflicto, y que había dos partes. Hubo un grupo terrorista asesino y una sociedad que sufrió y venció. Y unas victimas que son todas iguales, que son todas inocentes, y que siguen reclamando memoria, dignidad y justicia". En la misma línea, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha denunciado que el comunicado "humilla" a las víctimas y trata de "justificar" el terrorismo.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cree que el comunicado de ETA es "el reconocimiento por parte de la banda terrorista de que fue derrotada por la democracia española; han tardado en reconocerlo, pero al final la realidad se ha impuesto y la realidad es que ETA fue derrotada por la democracia española hace tiempo cuando anunciaron el fin de la violencia y dejaron de matar, es decir, en octubre de 2011".

"Esta victoria de la democracia es una victoria amarga, porque a lo largo de estas décadas de combate de la democracia española frente al totalitarismo de ETA hemos dejado atrás a mucha gente: cientos de personas que fueron asesinadas por ETA, otros tantos familiares o personas que de manera directa o indirecta sufrieron el terrorismo de ETA, o personas que todavía sufren las secuelas de los atentados". Víctimas todas ellas que "no merecían sufrir el zarpazo de la sinrazón de ETA", ha manifestado Sánchez, para quien "queda mucho por hacer para los demócratas".

A su juicio, "los demócratas tenemos la tarea de que no se reescriba la historia en el País Vasco; la izquierda abertzale tiene también que reconocer y asumir su responsabilidad; y la unidad de todos los demócratas frente a la lacra del terrorismo tiene que ser una de las principales lecciones que tenemos que asegurar y fortalecer en el combate que tenemos ahora contra otro tipo de terrorismo, como es el yihadista".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha publicado un comentario en Twitter, en el que señala que "reconocer el daño y el dolor causados es un paso hacia la consolidación de la paz y de la normalización política. Aunque llegue tarde, la dignidad de las víctimas requería ese reconocimiento. Ni la violencia ni la excepcionalidad deben volver jamás a condicionar la política".

A este respecto se ha pronunciado el secretario general de Podemos en Euskadi, Lander Martínez, para quien "la disolución de ETA, aunque tarde, llega por fin. El protagonismo estos días no les corresponde a ellos, tiene que ser el de la deslegitimación de la violencia. El de entender que nunca fue un medio válido ni ética ni políticamente".

"La sociedad vasca vemos con alivio que por fin ETA reconozca que nada de esto debió suceder. Nuestro primer pensamiento es para las víctimas del terrorismo. Echamos en falta escuchar que ninguna lo mereció, que el sufrimiento de todas ellas fue injusto. La pregunta que sobrevuela estos días es para qué ha servido tanto sufrimiento injusto: ¿Qué se ha logrado con décadas de violencia y de una convivencia fracturada? El reto para que no vuelva a repetirse algo parecido es que se responda un "nada" unánime. Hoy los partidos tenemos que ser capaces de acordar y de trabajar codo con codo para asegurar verdad, justicia y reparación a todas las víctimas, por modificar de una vez la política penitenciaria y por deslegitimar socialmente el uso de la violencia", ha manifestado Martínez.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que "hay vencedores, que son los demócratas, y vencidos, que son los terroristas. Nunca va a vencer el relato de ETA porque no hubo un conflicto, sino personas inocentes asesinadas por una banda terrorista".

Rivera también ha dejado claro que "no hay víctimas de primera ni de segunda porque todas son víctimas del terrorismo. ETA tiene que saber que les hemos derrotado porque no nos plegamos a su plan totalitario", ha dicho el presidente de la formación 'naranja', que ha añadido que "el único perdón que puede tener ETA es disolverse y entregarse".

El PNV ha difundido también un comunicado en el que valora como "un avance el intento que hace ETA de acercamiento a las víctimas y de reconocimiento del daño causado", pero considera que resulta inaceptable "categorizar las víctimas". Según Aitor Esteban, "es importante reconocer el daño, pero el daño que causó ETA fue injusto".

"Creemos que es un intento de dar respuesta a una demanda unánime de la sociedad vasca de reconocimiento del daño causado. Consideramos también positiva la nueva terminología que ETA utiliza, la novedad en su lenguaje. Debemos manifestar, no obstante, que este doble esfuerzo resulta insuficiente a nuestro entender, y en algún aspecto, inaceptable. ETA categoriza las víctimas, como si hubiera víctimas justas y víctimas injustas. Y no las hay. Ninguna muerte, ningún atentado estuvo bien, todos ellos provocaron un daño injusto, a quien lo padeció en su persona y a la sociedad vasca en su conjunto. Y eso debería asumirlo ETA".

Para los nacionalistas vascos, "ETA hace una doble valoración, aplica un doble rasero: mientras a unas víctimas pide perdón, a otras se limita a mostrar respeto. Todas las víctimas son iguales. Todas necesitan el reconocimiento y la reparación del daño injusto causado. Por tanto, animamos a ETA a que, de aquí a la fecha cercana de su disolución, deje meridianamente claro que todas las víctimas le merecen la misma consideración y a que reconozca y lamente todo el sufrimiento y todo el daño injusto que su acción ha causado".

El líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha sido el encargado de poner voz a la postura de la formación soberanista vasca, que considera "un hecho histórico sin precedentes en la historia reciente de nuestro país" el comunicado de la banda.

"No solo es una aportación constructiva en la medida en que ofrece una valoración humana y política en términos de auto-crítica, sino que supone además una contribución definitiva a la paz, la convivencia y la reconciliación de nuestro pueblo. La asunción pública del daño causado supone una aportación inestimable en el camino de construir un futuro diferente en nuestro país. También supone una interpelación que nos afecta a todos para que seamos capaces de asumir nuestras propias responsabilidades. Nadie está exento de esta tarea", señalan desde EH Bildu.

Esta formación política "se congratula por el trabajo que ha desarrollado para que hechos como los de hoy, o los que se pudieran producir en breve, sean una realidad", y aunque "felicita al conjunto de nuestro pueblo por los avances que se están produciendo en el camino de la paz y la libertad; sin duda queda todavía un camino por recorrer, un camino que debemos recorrer juntos".

Fundada en 1958 y con actividad desde 1959, durante la dictadura franquista, ETA cometió su primera acción violenta en julio de 1961.​ Inicialmente, contó con el apoyo de parte de la sociedad vasca, al ser considerada una más de las organizaciones opuestas al régimen. Tras el proceso democratizador iniciado en 1977, al cual una parte no se incorporó, fue perdiendo apoyos públicos. Sus actos han sido condenados y calificados de terroristas por la inmensa mayoría de las fuerzas políticas y sociales desde la aprobación del Estatuto de Gernika en 1979 hasta la actualidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.