www.diariocritico.com

La revolución digital ha llegado a las empresas

La revolución digital ha llegado a las empresas
lunes 09 de julio de 2018, 16:42h

Digitalizarse es un paso de obligatorio cumplimiento para cualquier compañía si quiere seguir creciendo.

Renovarse o morir. Esta expresión tan sencilla da forma a una brutal filosofía de cambio que afecta a numerosos sectores. Desde la perspectiva empresarial, puede interpretarse de mil formas diferentes, aunque vamos a coger tan solo una parte del prisma para centrar toda nuestra mirada en ella, y es que, con los cambios que estamos viendo a nivel tecnológico en la última década, la digitalización se ha convertido en el primer y principal punto a cumplir por todas las empresas que siguen en pie a día de hoy.

Desde la realización de servicios de cara al público hasta la gestión a nivel interno. Todo se ha adaptado para subirse a esta corriente de continuo cambio que no hace más que aportar mejoras, novedades y facilidades. Porque sí, ahora todo se está agilizando para que cualquier tarea tediosa pueda reducirse a un par de clics, para convertir los minutos en segundos y aumentar la eficiencia a todos los niveles.

Pero, para eso, no solo hay que pensar en una reorganización a nivel estructural, ya que han aparecido nuevos puestos de trabajo ligados a esta mentalidad digital; también hay que centrarse en un punto más sencillo y primordial para hacer este cambio: el software.

La maquinaria, o más bien, los sistemas informáticos llevan ya mucho tiempo dentro de las compañías de gran, medio o pequeño calibre; pero tanto sus prestaciones como los programas que se utilizan están mejorando a un ritmo imparable. De hecho, no es raro ver cómo se cambia de herramientas cada poco tiempo en cualquier negocio con el fin de mejorar el rendimiento y hacer todas las tareas incluso más fáciles.

Es en este contexto donde la figura de appvizer se convierte en una de las más útiles para empresarios y trabajadores. Su propuesta es sencilla, se trata de un portal online que tiene como finalidad hacer de comparador de programas empresariales de forma gratuita y sin influencias publicitarias de ningún tipo. Es decir, ofrece una perspectiva clara y sincera para poder discernir cuál es el mejor software para un negocio. Sea para una pyme, una startup o un autónomo, siempre se encarga de listar única y exclusivamente los mejores nombres; aquellos que destacan por encima de la competencia por todo lo que son capaces de brindar.

Su utilidad es más importante de lo que parece, sobre todo para esos negocios de tamaño pequeño o mediano. Elegir las herramientas más adecuadas es toda una ventaja, ya que ofrecen las mejores funciones posibles y, sobre todo, consiguen esa agilización que tanto se busca al abrazar el entorno digital. Además, y como efecto colateral, también contribuyen al ahorro. Y es que pagar por un mal software es sinónimo de pagar de más; a la larga tendrás que buscar otro programa que haga sus tareas como es debido, además de que el rendimiento no mejorará tanto como se desearía.

De lo físico a lo digital

Digitalizarse, como ya hemos indicado, es un proceso obligatorio y que afecta a todos y a cada uno de los campos de una empresa. Desde las tareas de contabilidad o los cálculos de las nóminas hasta la comunicación entre trabajadores o la gestión de un punto de venta; no hay terreno que se libre del brazo de la tecnología y la red de redes. Aunque no es algo que suceda en vano, los beneficios que este dúo ha traído a todos los sectores son algo más que patente.

Los problemas de las llamadas telefónicas o los correos tradicionales han quedado a un lado gracias al e-mail. Las limitaciones de comunicación por cuestiones geográficas han quedado erradicadas gracias a las videollamadas o incluso los chats de texto. Hasta el proceso de rotulación para publicidad o la elaboración de documentos ha cambiado. No hay plano en el que no se note la mano de la informática, como tampoco en el que tampoco se vea la agilización que se ha conseguido.

Por supuesto, esta renovación está permitiendo llevar el juego a otro terreno. Las firmas de gran o pequeño calibre han encontrado en internet el lugar perfecto para extender su marca y su presencia, como también para ofrecer nuevos y diferentes servicios. Podríamos tomar el comercio como referente de este cambio de paradigma; pero lo cierto es que hay tantos modelos de negocio y fórmulas que han quedado completamente revolucionadas que es imposible hacer una lista o tomar un ejemplo concreto.

En resumen, aquello de renovarse o morir, a día de hoy, podría cambiarse por digitalizarse o morir. Quienes no han terminado de dar el salto todavía a esta nueva era están quedando muy atrás en una carrera de resistencia que ha cambiado de terreno. La adaptación ya es obligatoria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios