www.diariocritico.com
El suicidio: un problema oculto
Ampliar
(Foto: Pixabay)

El suicidio: un problema oculto

viernes 27 de julio de 2018, 12:32h

El suicidio es un acto, resultado del fuerte sufrimiento emocional de la persona. Las ideas que llevan a la persona, a creer que no existe otra solución o salida a sus problemas, desembocan en el suicidio.

Se trata de un grave problema de salud pública, que afecta, más de lo que conocemos, a sociedades y a la propia comunidad. Según la Organización Mundial de la Salud, el suicidio se cobra anualmente cerca de 800.000 vidas, sin contar los intentos de suicidio que no se consuman.

En España, se observa, según el último informe de Instituto Nacional de Estadística, que el crecimiento que se ha venido experimentando estos años atrás, ha frenado ligeramente, aunque el suicidio, se sigue manteniendo como la principal causa externa de muerte en nuestro país.

Dicho acto, no solo supone un sufrimiento en el tiempo para la persona que lo ha ejecutado, sino que, afecta un largo periodo de tiempo a los familiares y al entorno de la víctima. Las primeras dudas son aquellas relacionadas con el por qué del acto cometido, seguidas de la culpabilidad por no haberse dado cuenta de cómo lo estaba pasando esa persona y no haber podido ayudarle. Esta culpa, va acompañada del sentimiento de injusticia y rabia, sobre todo si la víctima no ha dejado despedida alguna.

El acto del suicidio, no es fácil de explicar; no existe un único factor que lo desencadene, sino que, en la mayoría de ocasiones, se acumulan distintas experiencias, sentimientos o situaciones personales, ante los cuales no se sabe uno enfrentar o no encuentra la manera de hacerlo. Cada situación es única y por ello cada suicidio es diferente.

Los factores más comunes, o que aumentan la probabilidad de que exista el suicidio pueden ser:

  • La existencia de algún trastorno mental, sobre todo depresión o trastorno de personalidad.
  • La existencia de conductas adictivas.
  • Sentimientos de soledad o desarraigo social.
  • Situaciones vitales estresantes, puede ser una sola o varias en un determinado periodo de tiempo.
  • La existencia de una enfermedad crónica que cursa con dolor.

La presencia de estos factores, es únicamente un indicador, pero no terminan de explicar nunca el por qué del acto suicida.

A pesar de la gravedad del suicidio, y de conocer que existe, y que es real en nuestra sociedad, en nuestro país, no existen programas preventivos ni un plan preventivo exclusivo a nivel nacional.

Es necesario que esto desaparezca y se creen campañas de sensibilización, prevención e intervención, puesto que estas, como se ha visto en otros ámbitos, serían efectivas y ayudarían a un gran número de personas que se encuentra en esta situación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios