www.diariocritico.com
Pinar cita con el capote a su primer enemigo
Pinar cita con el capote a su primer enemigo (Foto: Taurinomanchega2)

Albacete: un gran Pinar suma (otra Puerta Grande) y sigue

miércoles 12 de septiembre de 2018, 21:12h

Por méritos propios y sumando dos orejas nada paisanas y que se le habrían concedido de forma parigual en cualquier coso, Rubén Pinar volvió a dar otro aldabonazo con una nueva salida a hombros en Albacete a base de buen toreo. La antítesis de un teatrero Fandi, que logró una de escasa importancia (y petición). Con un encierro de Torrealta noblón y soso, aunque de enorme trapío y ofensivas defensas, completó la terna Antonio Ferrera, que dejó algunos detalles sueltos.

A la torería andante de Rubén Pinar sólo le falta que le embista un burel en Las Ventas, cosa que no ha acontecido en sus últimos paseíllos, aunque le resta todavía uno dentro de un mes. Porque a sus habituales virtudes, muy de la escuela albaceteña, muy del fallecido Dámaso González, de temple y ligazón ha unido un sentido artístico con percal y muleta que le hacen ser un coletudo macizo. Capaz de triunfar con las duras, como está harto de demostrar, y con las del gusto de los mandamases del escalafón, como la de Torrealta.

En los dos que le correspondieron se lució con el capote a base del empaque que cascabeleó con delantales, chicuelinas y barrocas medias en su primero, y verónicas siempre ganado terreno y rematando en el platillo ante el otro. A ese primero lo fue embarcando, imantado a su muñeca, con la tela por ambos pitones, que eran como sus hermanos auténticas navajas albaceteñas, extrayendo todo lo que se podía en la lidia artística. Después se apuntó a los péndulos y al arrimón antes de un estoconazo a ley que ya de por sí valía el trofeo.

El último, más paradote, semejaba que no iba a servirle para redondear la tarde, pero a base nuevamente de engañarlo y desengañarlo, siempre en un rodalico de arena y sin que le tocara la muleta, logró lucirse de nuevo con ambas manos e incluso con variedad de remates para obtener la segunda oreja y un nuevo pasaporte a la Puerta Grande.

La otra oreja que se cortó, protestada razonada y razonablemente por un sector del cotarro, fue al esportón de El Fandi en una de sus faenas de destoreo, largas y pesadas en la que si no hubo torería sí que hubo teatralidad pidiendo descaradamente a la banda que tocara la música que no merecía. El granadino, que tampoco brilló mucho en este ni en el otro con los rehiletes, todavía empeoró el nivel –si es que es posible- con el quinto al que molió a mantazos.

En cuanto a Antonio Ferrera puede decirse, y escribirse, sin opción al error, que casi pasó de puntillas. Porque sus dos bicornes –o bicornazos, como todos los de la tarde- fueron los más flojos del serialy el extremeño se limitó a tibios apuntes muleteros sin demasiadas apreturas.

FICHA

Toros de TORREALTA, de excelente aunque desigual presentación, noblones, manejables y justos de fuerzas. ANTONIO FERRERA: silencio; ovación. EL FANDI: oreja protestada; silencio tras aviso. RUBÉN PINAR: oreja; oreja. Salió a hombros. Plaza de Albacete, 12 de septiembre, 5ª de Feria. Casi lleno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.