www.diariocritico.com

Así funciona el Gerrymandering, el sistema de elección legislativa en EEUU

Capitolio de EEUU en Washington D.C.
Capitolio de EEUU en Washington D.C. (Foto: Héctor Morales (Mundiario))
martes 06 de noviembre de 2018, 13:32h

Estados Unidos celebra este martes 6 de noviembre las elecciones legislativas en las que se elegirá a la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. A diferencia de las elecciones presidenciales, las legislativas son regidas por el Gerrymandering, un complejo y polémico sistema de distribución de votantes.

** Héctor Antonio Morales (Mundiario)

Nombrado así en honor a su creador Elbridge Gerry, el Gerrymandering se encarga de la disposición de los votantes en todos y cada uno de los 50 Estados de la primera potencia mundial. Por "distrito" se entiende la zona a la que cada uno de los representantes de la cámara baja dará voz en la misma. No obstante, la distribución es elegida por el legislador que esté actualmente en el cargo. O lo que es lo mismo, en Estados Unidos es el candidato el que elige a quienes le vota, no al revés.

Es difícil explicarlo en palabras porque no hay una ley que establezca cómo serán cortados los estados para quedar repartidos en distritos. Como sea, lo que sí vale aclarar es que la cantidad de distritos, y por tanto de representantes elegidos, irá en función de cuántas personas vivan en cada estado. Así las cosas, California, por ejemplo, es el que elige a más representantes, con un total de 53, de acuerdo a The Washington Post; en contraste, otros estados como Montana o Wyoming eligen solamente a uno, según el mismo medio.

La distribución del Gerrymandering

Una vez establecidos cuántos representantes necesita la gente en la Cámara Baja, el Gerrymandering entra en acción. Los estados, salvo aquellos que eligen solamente a un legislador, son cortados de forma prácticamente aleatoria para estos comicios. O bueno, no tan aleatoria si se recuerda que es el legislador de turno el que elige cómo queda distribuido.

Por ejemplo, los sondeos pueden indicar que la Región A votará por el Partido X y la Región B por el Partido Y. El legislador de la Región A puede pertenecer al Partido Y, por lo que no le conviene participar por el escaño a nombre de ella. Por lo tanto, puede rediseñar el distrito y tomar la Región B para que sea esa su nuevo distrito electoral y asegurarse así una victoria. El Gerrymandering, cuyo creador por cierto fue gobernador del Estado de Massachussets a principios del Siglo XIX, permite así a los partidos rediseñar sus distritos para tomar deliberadamente ventaja sobre la competencia. Gerry mismo diseñó este sistema en 1810 para debilitar al entonces opositor Partido Federalista en las elecciones al Senado de aquel año.

Por último, este sistema aplica únicamente para la Cámara de Representantes. En el caso del Senado, éste cuenta con dos senadores por cada Estado, indistintamente de cuántas personas vivan en él y en cuántos distritos esté partido.

- Elecciones en EEUU: Donald Trump podría incluso llegar a perder la Casa Blanca

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios