Ir a versión MÓVIL

www.diariocritico.com

La Eurocámara aprueba la directiva sobre el copyright: ¿llega el fin de Internet tal y como lo conocemos?

La Eurocámara aprueba la directiva sobre el copyright: ¿llega el fin de Internet tal y como lo conocemos?
(Foto: EFE)

> Vea los aspectos más polémicos del texto

martes 26 de marzo de 2019, 14:29h

El Parlamento Europeo ha votado y aprobado este miércoles la nueva directiva sobre los derechos de autor que afectará de lleno a la industria de contenidos en Internet. Pese a que se establecen excepciones para "citas, críticas, reseñas" o "usos a efectos de caricatura, parodia o pastiche", hay voces que alertan de que muchos de estos contenidos no podrán sortear la censura previa de los filtros automáticos que, de facto, obligará a las compañías a implementar.

La directiva sobre el copyright ha llegado este martes al Parlamento Europeo con sombras de duda sobre la repercusión real que tendrá sobre Internet, tal y como existe en la actualidad. Ha sido aprobada con 348 votos a favor y 274 en contra.

Distintas voces críticas alertan de dos de los artículos más controvertidos: los apartados 15 y 17 (antiguos 11 y 13) referidos a las compensaciones para los editores de prensa y a los filtros de contenidos.

La nueva directiva obligará a los agregadores de noticias a compensar a los editores de prensa por su labor, estableciendo una exención al "uso de palabras sueltas o de extractos muy breves de una publicación de prensa".

Si bien además, se establece que "los prestadores de servicios como las plataformas para desarrollar y compartir programas informáticos de código abierto, los repositorios científicos o educativos sin fines lucrativos y las enciclopedias en línea sin fines lucrativos también están excluidos de la definición de prestador de servicios para compartir contenidos en línea", plataformas como Wikipedia alertan de sus posibles consecuencias.

Virginia Díez, directora de Comunicación de la popular enciclopedia colaborativa, alerta de que en base a la nueva directiva "cualquier uso en línea de contenido relacionado con noticias va a estar sujeto a una licencia" y queda en el aire qué se consideran "extractos muy breves" por lo que podría llegar a afectar a Wikipedia, incluso con la exención citada.

En un reciente debate moderado por la eurodiputada Lola Sánchez Caldentey, Díez insiste en que "va a cambiar una manera fundamental de cómo se comparte el conocimiento". "Wikipedia necesita un ecosistema de conocimiento libre a su alrededor y dentro de toda la red para poder seguir funcionando", explica. "Wikipedia no es un ente aislado […] no queremos ser una isla paradisiaca sin filtros dentro de ecosistema y un océano filtrado que es en lo que se va a convertir la red", defiende.

Policías de Internet y censura previa

Hasta ahora plataformas como Facebook, Twitter, Youtube, Instagram tenían la responsabilidad de investigar posibles incumplimientos de los derechos de autor en el momento en que aparecía una denuncia o se tenía conocimiento de un hecho concreto. Es decir, no se establecía un filtrado previo de los contenidos alojados por sus usuarios. Sin embargo, a partir de ahora estas grandes compañías podrían convertirse en los 'policías de Internet'.

La nueva directiva responsabiliza a las plataformas de alojamiento de la licitud del contenido que comparten sus usuarios por lo que obligará en la práctica a implementar filtros automáticos debido al volumen de vídeos, imágenes o texto que circula en la red, pese a que establece que "no dará lugar a ninguna obligación general de supervisión".

Una "máquina de la censura", tal y como la define Yolanda Quintana de la Plataforma en Defensa de Libertad de Información que podría llevarse por delante incluso los populares 'memes'.

Si bien la directiva excluye específicamente de su ámbito de aplicación las "citas, críticas, reseñas" o "usos a efectos de caricatura, parodia o pastiche", Quintana advierte de que al tratarse de implementar algoritmos automatizados "muchos contenidos inocentes" como la sátira y la ironía podrían no llegar a superar el filtro.

El abogado especializado en Propiedad Intelectual y Derechos Digitales, David Bravo, explicaba en el citado debate que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea hasta ahora siempre se ha posicionado en contra de la imposición de los filtros automáticos a las compañías precisamente por entender que podrían poner en riesgo los contenidos lícitos que no superasen los parámetros introducidos.

Asimismo, Quintana advierte del riesgo de dejar en manos de empresas privadas la decisión última de retirar o no un determinado contenido ponderando derechos -a la libertad de expresión frente a los derechos de autor y creación- como hasta ahora hace un juez como poder público.

"Esta directiva deja el poder de administrar un derecho fundamental en manos de empresas privadas", advierte especulando con la posibilidad de que una empresa podría, ante la amenaza de una sanción por atentar contra las normas de copyright, preferir retirar contenido, que podría en realidad ser lícito, de manera preventiva para ahorrarse costes. "Como ha alertado el Relator de la ONU para la libertad de expresión, esta directiva privatiza la censura", remachó.

Asimismo, Diego Naranjo, Asesor de Política de Derechos Digitales recordaba que este tipo de filtros llevan tiempo en activo en mayor o menor grado en distintos países con China como ejemplo. Naranjo alertó de que si bien comienzan implementándose con argumentos de peso como la lucha contra el terrorismo o la pederastia, las sociedades corren el riesgo de que poco a poco los algoritmos se vayan utilizando para controlar la difusión de mensajes de "resistencia al pensamiento hegemónico".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.