www.diariocritico.com
El Valencia le roba otro título a un Barça que iba a ganarlo todo (1-2)

El Valencia le roba otro título a un Barça que iba a ganarlo todo (1-2)

domingo 26 de mayo de 2019, 10:06h

El Valencia conquistó la Copa del Rey, la octava de su centenaria historia, en el estadio Benito Villamarín al derrotar al Barcelona por 1-2 en una final muy emocionante, competida, culminada con los goles de Gameiro y Rodrigo Moreno y con la que los de Mestalla culminan una buena temporada tras la clasificación para la Champions y llegado a las semifinales de la UEFA Europa League.

Tenía delante al ‘Rey de Copas’, el FC Barcelona, con 31 trofeos en su vitrina, y que, además, llevaba 6 finales consecutivas de este torneo. Pero todo principio tiene un final que se encargó de materializar el Valencia de Marcelino, quien, por fin, rompió también a nivel individual una pésima racha de resultados como entrenador ante los azulgranas a los que, hasta hoy, no había sido capaz de vencer después de 20 enfrentamientos.

El Valencia tuvo fe desde el inicio y casi marca en el 5, pero fue Gameiro en el 21 cuando adelantaba a los chés. El francés se inventó un zapatazo impresionante que se coló en la escuadra del portero. Pero el espectáculo no había hecho más que comenzar, ya que el Valencia, muy seguro atrás, volvió a ser letal en ataque. Una contra rápida, Carlos Soler le gana en carrera a Jordi Alba, centra medido y Rodrigo, de cabeza, marca el 0-2, su quinta diana en Copa que desembocó en un éxtasis máximo de los aficionados.

Tras el descanso Guedes, en el minuto 48, hizo temblar los cimientos azulgranas. Pero su potente chut salió ligeramente desviado. El Barça comenzó a batallar para no dar por pedida la Copa. En el 55 Messi lanzó al palo y, en el rechace, Arturo Vidal remató muy alto. Además, Parejo, el capitán valencianista, tuvo que ser sustituido por un problema muscular en el 63. La emoción aumentó por momentos y más cuando Messi recortaba distancias en el minuto 72. Era un partido jugado de poder a poder entre dos equipos con objetivos diferentes.

Pasaban los minutos y nada se movía, sólo la tensión por lo incierto del resultado. Y ya no se movió. El Benito Villamarín se hizo Mestalla y se festejó por todo lo alto este octavo título de Copa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios