www.diariocritico.com

Visto para sentencia la revisión del caso de 'La Manada': el Supremo podría pronunciarse en horas o días

Visto para sentencia la revisión del caso de 'La Manada': el Supremo podría pronunciarse en horas o días
Ampliar
viernes 21 de junio de 2019, 12:44h

Este viernes, pasado el mediodía, ha quedado vista para sentencia en el Tribunal Supremo la revisión de la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra del caso de 'La Manada'.

En anteriores casos parecidos que llegaron a esta instancia, se acabaron elevando las penas, por lo que varios sectores piensan que los 5 jóvenes sevillanos verían ahora aumentada su condena a 9 años de prisión o incluso sean acusados de agresión sexual (violación), en lugar de abusos. Es posible que la sentencia definitiva y firme del Supremo llegue en las próximas horas o días, ya que es un caso suficientemente estudiado al que se aplicará jurisprudencia anterior.

En la sesión única de este viernes han hablado, cerca de 3 horas, miembros de la Fiscalía, las acusaciones particulares y la defensa de los 5 condenados.

La Fiscalía ha solicitado que sus condenas aumenten en calidad de un delito de agresión sexual, no de abusos sexuales. Considera que ha quedado probado el prevalimiento y la intimidación y que la joven víctima se dejó agredir para impedir una agresión mayor que pudiera en peligro su integridad física. "No se puede exigir a las víctimas actitudes heroicas", recordó la Fiscalía, argumentando por qué no hubo violencia ni resistencia por parte de la joven de entonces 18 años. "¿Qué juerga acaba con una persona tirada en un habitáculo y robándole un teléfono móvil?", insistió la fiscal Isabel Rodríguez. Y añadió: "Abandonar a la víctima desnuda y llevarse el móvil para que no pudiera comunicarse es un dato muy patente de que las relaciones en absoluto fueron consentidas".

En cuanto a las acusaciones particulares (abogado personal de la víctima, Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno Foral de Navarra), el abogado que representaba a la ciudad de Pamplona denunció que "fue un plan previo, ejecutado de forma precisa, sin dudas, sin vacilaciones, que deja muy a las claras cuál era la intención". Las acusaciones también recordaron que se robaron el móvil de la víctima para no dejar más pruebas y que habría sido clave el consejo de uno de ellos, Antonio Manuel Guerrero, que era guardia civil.

El abogado de los 5 condenados, Agustín Martínez-Becerra, argumentó, por su parte, que "no fue un juicio justo" por que "la sociedad dictó sentencia". Argumentó que se llevaron el móvil de la víctima porque tenían "miedo" a que publicaran sus imágenes íntimas y que las relaciones fueron consentidas en todo momento.

El debate jurídico

En el ámbito jurídico, el prevalimiento consiste en que el culpable se aprovecha positivamente de las ventajas y prerrogativas que posee con respecto a la víctima por razón de esa posición de superioridad general, para así lograr cometer o facilitar la comisión del acto delictivo. Por eso se ha insistido en que los 5 varones ejercieron esa superioridad física intimidatoria contra la chica entonces de 18 años, la víctima, una joven madrileña que estaba sola en el momento de la presunta agresión.

El otro gran tema es demostrar la intimidación. Como violencia física como tal no hubo o no está bien demostrada, la Fiscalía quiso hacer fuerte la teoría de que hubo intimidación en el delito y que éste fue una agresión sexual. También se quiso demostrar que la víctima no ofreció resistencia por esa intimidación porque prefería que ese momento acabara cuanto antes y no salir agredida físicamente por los integrantes de 'La Manada'. Se argumentó que se doblegó la voluntad de la víctima y que ésta no consintió ni permitió los actos sexuales.

Qué ocurrió en los Sanfermines de 2016

Hay que recordar los hechos: en los Sanfermines de 2016 estos 5 jóvenes acompañaron por la calles de Pamplona a una joven madrileña. Uno de ellos hablaba con ella mientras que buscaban un lugar donde tener relaciones sexuales. Sin embargo, los 5 entraron en un portal de una vivienda y mantuvieron relaciones sexuales con la joven. Después, ella se quedó sola llorando en la calle y fue atendida por otras personas que avisaron a la policía, siendo atendida también por servicios médicos. Ella denunció una violación (agresión sexual) pero la sentencia, primero de Audiencia provincial de Navarra y luego del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, consideró que sólo hubo "abuso sexual continuado", sin consentimiento pero también sin violencia.

Los acusados, José Ángel Prenda, Alfonso Cabezuelo (militar), Antonio Manuel Guerrero (guardia civil), Jesús Escudero Domínguez y Ángel Boza, fueron condenados a 9 años de cárcel por abuso sexual. Además, Guerrero también fue condenado a una multa de 900 euros por hurto, ya que se llevó el móvil de la víctima para que ésta no pudiera llamar tras los actos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios