www.diariocritico.com
¿Qué falla en el Real Madrid?: análisis del caos y la crisis del conjunto blanco
(Foto: Real Madrid)

¿Qué falla en el Real Madrid?: análisis del caos y la crisis del conjunto blanco

miércoles 31 de julio de 2019, 13:09h

El Real Madrid quiso transmitir la idea de que la crisis de resultados acabaría con el final de la temporada pasada, y que con el regreso de Zidane y los fichajes se pasaría página a un año de pesadilla. Una temporada que vio cómo el fútbol se fagocitaba a entrenadores como Julen Lopetegui y al debutante Santiago Solari, y que marcaba para siempre a jugadores que fueron señalados por su bajo rendimiento.

Pero han pasado 2 meses de todo ello y los resultados de los partidos de esta pretemporada son alarmantes, haciendo preocupar a la afición blanca sobre las perspectivas que se tienen de cara a los nuevos retos. ¿Qué falla en el Real Madrid? ¿Se está al nivel de Barça y Atlético en nuestra Liga? ¿Se puede competir a este nivel en Euroipa?

Vamos a realizar un rápido análisis de las causas del caos y la crisis del conjunto blanco:

Una defensa débil y que es un agujero

Nada ha mejorado en defensa. Se han hecho 2 refuerzos: Ferland Mendy y Eder Militao, pero ambos parece que parten como suplentes y que no tendrán peso para Zidane, que prefiere a los habituales Varane, Ramos, Marcelo... Además, se ha cedido a Reguilón y a Jesús Vallejo, que habrían sido muy válidos durante la temporada. Sigue cedido en Dortmund Achraf Hakimi, que había hecho una gran temporada en Alemania. La concentración sigue muy baja y de nada sirve pensar en que Varane, Ramos, Carvajal y Marcelo son campeones de todo y que su calidad está fuera de toda duda. El problema es que no se adaptan a los nuevos tiempos y todos los equipos les ganan las espaldas. También es cierto que el resto del equipo no ayuda y separan mucho las líneas, dejándoles vendidos en las contras.

El caso Marcelo

El empeño de Zidane en esta su segunda etapa como entrenador blanco es seguir considerando como intocables a sus joyas de la corona, como es el caso de Marcelo. Pero el brasileño, ya de 31 años, no está al nivel de un Madrid ni del fútbol europeo actual. Cada vez defiende peor -nunca lo hizo bien, pero al menos antes le respondía el físico para recuperar posiciones corriendo- y para el francés es titularísimo. Ya lo demostró a su regreso a mitad de temporada pasada, cuando relegó a Reguilón al banquillo sin motivo, que lo estaba haciendo mejor y con mucho esfuerzo y entrega. El error de Marcelo ante el Tottenham, facilitando el gol de Kane, deja claro el nivel que puede dar este año, aunque sea cruel reducirlo a una acción nefasta en concreto.

El envejecimiento del centro del campo

Zidane se niega a renovar el centro del campo. Sí, quiere a Paul Pogba, su gran deseo, pero no por ello mejorará el rendimiento global de esta línea. Modric, de 33 años, y Kroos, de 29, dieron síntomas la pasada temporada de agotamiento total. Hicieron un buen Mundial de Rusia en el verano pasado, pero no terminaron de entrar en forma en todo el año y esta pretemporada siguen igual. Se nota también, como en los casos de Varane, Ramos, Carvajal y Marcelo, una falta de motivación tras haberlo ganado todo o casi todo tanto en competiciones de club como de selecciones nacionales.

El mediocentro defensivo

Casemiro es la gran esperanza para el pivote defensivo, puesto que ni se ha preocupado Zidane en reforzarlo en este verano tras (mal)vender a Marcos Llorente sólo porque le caía mal. Lo personal entró en lo profesional y el gran error reforzó al Atlético. El Madrid no tiene relevo para ese puesto cuando el brasileño no esté, y eso si da un buen nivel, porque el pasado año no lo mantuvo. El uruguayo Valverde es una apuesta de futuro, pero no está para el nivel que necesita el Madrid en estos momentos, con una respuesta inmediata. Además, por mucho que se empeñe Zidane, Valverde no es mediocentro defensivo, y no dará el tipo en esa posición, que no tiene ahora mismo suplente. También se empeña en poner ahí a Kroos, que en varias ocasiones se ha quejado públicamente de jugar en esa posición del campo. Es un mediocentro ofensivo y no le gusta estar tan atrás, ni tener que correr tanto.

La falta de gol

El Madrid sigue sin gol y aunque hizo bien en fichar a Luka Jovic este verano para conseguir pólvora efectiva, el serbio de momento no ha podido ni marcar un gol. Ahora está lesionado, pero la alternativa es Mariano, que no cuenta para Zidane y el club le quiere vender. Benzema, como ya se ha dicho mil veces, es un gran delantero, pero el equipo no puede depender de su efectividad goleadora, puesto que no es un killer del área.

Superpoblación de jugadores

Tampoco ayuda que la plantilla esté superpoblada de descartes que no encuentran salida en el mercado. Obliga a Zidane a ir dándoles espacio en los partidos para que tengan visualización en el mercado, pero al mismo tiempo son obstáculos para otros compañeros y quitan minutos necesarios a los que se quedarán en septiembre en la plantilla. La inestabilidad de ver jugadores como a Lucas Vázquez confunde a la afición.

El rol de Hazard

El belga Eden Hazard llegó como el salvador de un proyecto, que quedó huérfano tras la marcha hace un año de Cristiano Ronaldo. Sin embargo las altas expectativas y la responsabilidad que recae en el ex del Chelsea parece que están lastrando el rendimiento de todo el equipo, que de momento no encuentra respuesta en el rendimiento de Hazard. Mientras que no responda, el Madrid tendrá un grave problema, que encima supuesto un gran desembolso dinerario.

El caso Bale

Más que hablado desde hace meses: el galés es un problema para la convivencia interna del Madrid. Gareth Bale no encuentra club dispuesto a pagar su alta ficha, entre 15 y 17 millones limpios al año. Sólo en China tenían tanto dinero, pero se niegan a pagar nada por el jugador, algo inadmisible para el club. Tiene toda la pinta de que pasará otro año, como mínimo, en Madrid, sin aportar gran cosa y generando mal ambiente.

Demasiados jóvenes sin experiencia

La juventud en la plantilla siempre genera ilusiones, porque además son jugadores con hambre de títulos. La parte negativa es que no tienen experiencia y salvo casos aislados, no tienen el carácter para hacer todavía frente a las crisis y los malos momentos del equipo. Kubo, Rodrygo, Vinicius, Jovic, Odriozola, Valverde... son demasiado inexpertos como para cargarlos de responsabilidad. Lo malo es que la alternativa es acudir a las viejas glorias que tanto gustan a Zidane, cuyo rendimiento está más que en entredicho, como comentamos anteriormente.

El ridículo de la situación de James

El caso de James Rodríguez no es casual. Representa la falta de un plan serio en el Madrid. El colombiano era un descarte asegurado antes de regresar a Madrid tras 2 años cedido en el Bayern de Múnich, donde no había convencido a su entrenador, Niko Kovac. Cuando su salida estaba orientada al Calcio, en concreto al Nápoles, ¿quién iba a pensar que le veríamos entrenando en la Ciudad Deportiva blanca? Y todo porque, primero, el Nápoles quería una cesión y no pagar todavía, y segundo, porque el otro interesado era el Atlético de Madrid. No había problemas en reforzar otra vez a los rojiblancos, pero el 7-3 del partido de pretemporada hizo daño y obligó a un cambio de planes, muy poco serio y muy poco profesional, por cierto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios