www.diariocritico.com
Los 50 mejores discos de la década (del 50 al 41)
Ampliar

Los 50 mejores discos de la década 2010-2019 (del 50 al 41)

lunes 04 de noviembre de 2019, 12:08h

Tras nuestro repaso a las series, películas y canciones de la década del 2010, llega el momento de seguir revisando su música más destacada. Es prácticamente imposible definir musicalmente una década en la que las barreras entre géneros han caído definitivamente, donde a la mayor estrella pop, Beyoncé, le escriben canciones Father John Misty o Ezra Koenig, donde el disco definitorio de rap sirve para encumbrar a una nueva generación de músicos de jazz o donde la música disco se ha convertido en vehículo para hacer música protesta. Por otro lado el rock ha sido sustituido definitivamente por el pop, la música urbana y el rap como la música más popular (algo que tampoco le ha sentado tan mal como algunos agoreros afirmaban) y las ventas físicas han sido sustituidas totalmente por visitas y streaming (es más fácil detectar la popularidad del alguien por su importancia en YouTube que por el número de discos (físicos) vendidos.

Es por ello que la gama y el espectro de la mejor música de esta década es realmente amplio, con el punk más rabioso conviviendo con el rap más afilado, el folk más intimista con el neo-soul, y el indie con las estrellas pop. Estas son algunos de nuestros discos favoritos de la segunda década del Siglo XXI:

50. Tame Impala – Currents (2015)

Mi primera impresión de 'Currents' fue de pequeña decepción, a pesar de que me habían gustado los adelantos del mismo, el disco me pareció flojo. En el fondo echaba de menos las guitarras. ¿Cómo es posible que el grupo que lideraba todo el rollo de la nueva psicodelia abandonara las guitarras y se pasara a los sintetizadores y el vocoder? Pero tras diversas escuchas me descubrí alucinando con temas como 'The less I know the better' o 'Cause I´m a man'. Claro que el tema clave es ese 'Let it happen' en el que siguiendo sonando totalmente psicodélicos, logran conjurar a los Bee Gees en ácido. En el resto del disco se demuestra que su versión del 'Stranger in Moscow' de Michael Jackson no fue una curiosidad sino el comienzo de una nueva etapa. Puede que algunos se sintieran traicionados pero el giro les salió perfecto.

49. Run The Jewels 2 (2014)

Un disco abrasivo que confirma todas las bondades del debut del dúo más potente del hip hop en esta década. Parecía claro que la apuesta era segura, y es que juntar a uno de los mejores productores, y gran MC por cuenta propia, El-P, con uno de los dos o tres MC's más importantes de los últimos años, Killer Mike, no podía salir mal. 'Run The Jewels 2' es directo y violento como un puñetazo en la tripa y canciones como 'Blockbuster Night Part 1' o 'Close Your Eyes and Count to Fuck', con la inestimable colaboración de Zack de la Rocha, son la perfecta banda sonora para estos paranoicos tiempos que vivimos.

48. The National - High Violet (2010)

'High Violet' fue el quinto disco de The National, el tercero desde que descubrieron la fórmula perfecta junto al productor, Peter Katis. Aquí volvían a apuntalar sus mejores cartas, entregando el que, posiblemente, siga siendo su mejor disco. La intensa música de los gemelos Dessner, unida a las pesimistas letras de Matt Berninger, cantadas con su voz de barítono, volvían a demostrar que, si bien The National no eran la banda más divertida del mundo, podían optar, con toda razón, al de más intensa.

47. Fleet Foxes - Helplessnes blues (2011)

'Helplessnes blues' es uno de esos discos que mejora con cada escucha, en el que se nota el cuidado puesto en los arreglos, en las armonías, en definitiva, en cada detalle que lo componen. Llámalo folk barroco, pastoral o como quieras, pero más allá de las etiquetas los Fleet Foxes entregaron uno de los discos más bonitos de la década, volviendo a perfeccionar esas armonías deliciosas de su primer disco, ahora con la ayuda de un Josh Tillman (mejor conocido actualmente como Father John Misty) en el único disco en el que apareció como miembro de la banda.

46. Daft Punk - Random Access Memory (2013)

Uno de los discos que más ruido ha hecho a lo largo de lo que llevamos de década. El dúo francés volvía con fuerza y rompía las listas de ventas de medio mundo, incluida España, gracias al tirón de la irresistible 'Get lucky'. Pero 'RAM' va mucho más allá de ese trallazo funky, buscando en las raíces de la música electrónica y ojeando un futuro para la misma, como ocurre en esa genial chifladura que es 'Giorgio by Moroder' o en la perfecta colaboración con Julian Casablancas de los Strokes, 'Instant Crush'.

45. Leonard Cohen - You Want It Darker (2016)

(La crítica de este disco se publicó tres semanas antes de su muerte) Hace menos de una semana Leonard Cohen declaraba en una entrevista con el 'New Yorker', "estoy preparado para morir", para, tras comprobar el 'shock' que había creado retractarse poco después y decir "planeo quedarme por aquí hasta los 120". Tras escuchar 'You want it darker', el decimocuarto disco de su carrera, parece que Cohen tenía más en mente la primera frase. El disco suena a despedida y a testamento de una de las voces más poéticas que ha dado la música popular (...) No sé si será el último disco de Leonard Cohen, espero que no y haya otros 14 más, pero si lo es, es un testamento a la altura de su gigantesca obra y figura. Con 82 años de edad ha demostrado que la creatividad no se pierde con los años y ha creado una trilogía final de discos, con 'Old ideas', 'Popular problems' y este que convierten a este octogenario en uno de los grandes nombres de la segunda década del siglo XXI. >>Lea la crítica entera

44. Anais Mitchell – Hadestown (2010)

Anais Mitchell comenzó a trabajar en su ópera folk sobre la tragedia griega de Orgeo en 2006 y al año siguiente se estrenó una primera versión en teatro. Pero Mitchell tenía mucha confianza en estas canciones que se llevaban los escenarios del mito de Orfeo al EEUU de la Depresión y decidió grabar un disco en 2010. Con un reparto de lujo; Mitchell como Eurídice, Justin Vernon de Bon Iver como Orfeo, Annie DiFranco como Perséfone, Greg Brown como Hades y las maravillosas hermanas Haden, las hijas del bajista de Ornette Coleman, como las Haden Triplets; la cantautora vuelve a dar vida al mito actualizándolo, tanto es así que una de sus canciones, 'Why We Build The Wall?' se convirtió en un especie de profecía de la promesa de campaña de Donald Trump de construir un Muro con México. Pero más allá de su canción más destacada, que ya elegimos entre nuestras 100 favoritas de la década, Mitchell da una lección de música popular norteamericana, recordando a nombres como Tom Waits ('Way Down Hadestown') o incluso las Andrews Sisters pasadas por un poco de jazz latino ('When The Chips Are Down'). Una maravilla a redescubrir.

43. Lorde – Melodrama (2017)

La neozelandesa ha demostrado que es una de las mejores compositoras de canciones pop del momento. Su proceso de maduración está siendo prodigioso y 'Melodrama' fue una prueba perfecta de ello. El disco sigue una dispersa narrativa en la que una noche de fiesta y sus consecuencias es utilizada por la compositora para expresar todos los sentimientos posibles sobre la entrada en la vida adulta y como todos esos sentimientos se agrandan. Es un disco lleno de grandes momentos como ‘Green light’, 'Homemade Dynamite', 'The Louvre', 'Liability', 'Sober II (Melodrama)', 'Writer in the dark', 'Perfect Places'… Básicamente no hay una sola canción floja en todo el disco.

42. Angel Olsen - My Woman (2016)

A pesar de lo que pudiera parecer con el inicio, y primer adelanto del disco, que fue 'Intern', Angel Olsen no se convirtió de repente en una diva pop (aunque por los resultados, si lo hiciera podría ser espectacular), lo suyo sigue siendo rock que en momentos deriva al folk y en otros al garaje. En concreto, 'My woman' está dividido en dos partes, la primera se inclina hacia las canciones más movidas, con un toque de country pop de principios de los 60, por momentos suena como la gran Patsy Cline al frente de una banda de rock como en la increíble 'Shut up kiss me', por otros como una versión actualizada de Liz Phair 'Give it up'. En la segunda parte se pasa a las baladas y los medios tiempos y vuelve a descubrir que es una de las mejores cantantes de la actualidad. 'Heart shaped face' es la que la abre, sin perder la conexión con la primera parte, una perturbadora canción, en la que canta: "¿Era en mí en quien pensabas todo este tiempo? ¿O era tu madre, o era tu refugio... o era otra?". Luego llega 'Sister' que es el corazón del disco, una canción de ocho minutos que puede hacerse sentir orgullosa a Stevie Nicks de Fleetwood Mac. 'Those were the days' no está cantada sino susurrada como un secreto, mientras que 'Woman' la encuentra jugando con el sentido de todo el disco, "te desafío a que entiendas lo que me hace ser una mujer", para finalizar con 'Pops', una balada al piano en la que su voz parece que se va a romper en cualquier momento. Si 'Burn Your Fire for No Witness' era un triunfo, entonces 'My woman' fue la absoluta confirmación de ese triunfo.

41. Grimes - Art Angels (2015)

La continuación de 'Visions', uno de los discos má aclamados de lo que llevamos de década, se ha hecho esperar pero no ha defraudado. Claire Boucher se ha puesto el traje de Phil Spector y se ha sacado el disco definitivo de pop del siglo XXI. Ése por el que Taylor Swift y Rihanna matarían, pero es que, a diferencia de estas, Grimes controla todo su producto, desde la composición a la producción. Como bien ha explicado ella Claire Boucher es el Spector de la ecuación y Grimes su particular Ronettes o Crystals. 'Art Angels' se abre de manera bombástica con 'Laughing and not being normal', una introducción que parece el comienzo de una particular película, en este caso un 'Manga' japonés. 'California' la ve abrazando la vena más comercial del pop y mandando un mensaje a una parte de sus seguidores ("Solo te gusto cuando estoy triste") pero para los que extrañan a la marciana de 'Visions' está 'SCREAM' un trallazo construído a partir de un poderoso riff (Boucher ha aprendido a tocar la guitarra para este disco) en el que la rapera taiwanesa, Aristophanes, canta en chino. También está la increíblemente glam 'Flesh without blood' o una nueva versión de 'REALiTi' para completar un disco que, además de ser pura diversión, demuestra que Claire Boucher/Grimes es la artista pop total.

>> DEL 40 AL 31 / DEL 30 AL 21 / DEL 20 AL 11 / DEL 10 AL 1

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.