www.diariocritico.com
Entre enero y septiembre se han firmado más de 500.000 pólizas de seguro de vehículos nuevas
(Foto: EFE)

Entre enero y septiembre se han firmado más de 500.000 pólizas de seguro de vehículos nuevas

El sector de los seguros de coche ha aumentado casi un 2% según los datos recogidos por el Fichero de Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) al finalizar el tercer trimestre de 2019. En España el número de coches asegurados supera ya los 31.700.000 y durante los primeros 9 meses de este año, se han sumado 587.907 automóviles más a la lista de asegurados.

Los seguros de coche son el sector de los seguros de No vida que más ingresos reporta a esta rama, que aunque ha aumentado su crecimiento, lo ha hecho en menor medida que en el ejercicio anterior. Alrededor del 80% de los hogares cuenta con un seguro de coche ya que la tenencia de un vehículo es habitual en las familias. Dentro de esta categoría de pólizas, las de no vida, la segunda con más volumen de ingresos es la de seguros de hogar con un 75%. Volviendo al campo de los seguros de coche, los datos indican que su crecimiento ha sido tímido pese al incremento de sus precios. Tal y como recoge el portal Kelisto.es, 2019 se ha coronado ya como el año con el coste medio del seguro del automóvil más caro del último lustro con una media de 647,45 euros. Esta cifra supone un aumento de casi el 2% en comparación al mismo periodo del año anterior y de un 16% si se compara con los datos de 2015.

¿Qué tipo de seguro es más habitual en España?

Los datos aportados por la Unión de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA) del último año (2018) señalan que en España el seguro a terceros es el más contratado. Se trata del seguro básico obligatorio, que cubre lo que se denomina la Responsabilidad Civil Obligatoria. Este tipo de póliza cubre los daños materiales o físicos que el titular cause a otros vehículos y/o sus ocupantes. Así mismo, se incluyen también la defensa y la reclamación de daños cuando es otro conductor el que ha causado los daños. Al cubrir lo mínimo obligatorio, estas pólizas son las más asequibles, por lo que la mayoría es por las que se decantan ya que el factor económico es uno de los puntos que más influye.

Otra tipología de pólizas que está teniendo bastante auge son las de terceros ampliadas, es decir, que se les incorpora algún extra sin que el precio se incremente demasiado. Las coberturas extendidas que más solicitan los titulares son las que cubren el robo, la rotura de las lunas y la asistencia en carretera. Los seguros a todo riesgo son sin duda mucho más caros, pues cubren todos los daños sin importar quien haya tenido la culpa en el siniestro. Incluso cuando se produce un siniestro total, el seguro asume el coste total del vehículo. Habitualmente este tipo de pólizas se utiliza más cuando el coche es nuevo, de esta forma le pase lo que le pase, los daños estarían cubiertos. Además, dado que las posibles compensaciones económicas de las aseguradoras se basan en el valor de mercado de los automóviles, cuando el coche tiene más años la compensación monetaria disminuiría; por lo que no compensa pagar una póliza elevada como cuando el coche está recién sacado del concesionario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios