www.diariocritico.com

Reelección del presidente Mwai Kibaki provoca graves disturbios en Kenia. los incidentes se iniciaron después de que kibaki jurase su cargo entre acusaciones de fraude de la oposición y de la misión de observadores de la Unión Europea

Nairobi.- La victoria electoral del presidente keniano Mwai Kibaki, anunciada el hoy tras tres días de suspense, fue seguida de protestas de los partidarios del líder de la oposición, Raila Odinga, que se saldaron con la muerte, por disparos de la policía, de 7 civiles, reseñó AFP.

Los incidentes se iniciaron después de que Kibaki jurase su cargo entre acusaciones de fraude de la oposición y de la misión de observadores de la Unión Europea, que consideró que la comisión electoral de Kenia "no había conseguido garantizar la credibilidad de los comicios".

Londres sumó su voz a la de la UE y expresó su "verdadera inquietud por las irregularidades" del escrutinio, invitando a los líderes políticos del país a responder "en un espíritu de unidad", declaró el ministro inglés de Asuntos Exteriores David Miliband.

El número total de personas que han muerto en actos de violencia relacionados con las elecciones del jueves se eleva a 20.

El gobierno decidió el domingo por la noche ordenar la suspensión de todas las emisiones de noticias en radio y televisión a medida que los disturbios se extendían, dijo el ministerio de Información.

Además, la policía declaró ilegal la manifestación que la oposición había convocado el lunes en Nairobi y amenazó con detener a Odinga si los organizadores desafían la prohibición.

Kibaki obtuvo 4.584.721 votos frente a los 4.352.993 de Raila Odinga, anunció en directo por la televisión pública el presidente de la comisión electoral keniana (ECK) Samuel Kivuitu.

"En consecuencia, la comisión declara a Kibaki vencedor", proclamó Kivuitu. "Estos resultados no son el fin del mundo para los perdedores, hay un mañana", añadió.
Un poco antes, Odinga había acusado al presidente Kibaki de haber cometido fraude, en una conferencia de prensa improvisada en los locales del ECK.

"Tenemos pruebas que confirman que las cifras que la comisión electoral keniana se dispone a anunciar son falsas", declaró Odinga antes de agregar: "el resultado del presidente Kibaki fue hinchado con al menos 300.000 votos".
La diferencia de votos entre los dos candidatos es de 231.728, según los resultados completos de la comisión electoral.

"Los kenianos no están dispuestos a aceptar una elección amañada (...) No admitiré una victoria así de Kibaki", advirtió ante su oponente, sin más detalles.

El anuncio de estos resultados, tres días después de que el jueves se celebrasen elecciones presidenciales, legislativas y locales, puso punto final al laborioso proceso de recuento de papeletas, cuya lentitud alimentó las sospechas de fraude.
Algunos minutos después del anuncio de los resultados, dos revueltas estallaron en Kibera, el barrio de chabolas más grande de Nairobi por el que Odinga es diputado.

En el oeste del país, donde ya habían muerto siete personas en días anteriores, la policía había matado a siete partidarios de la oposición que se convirtieron en las primeras víctimas mortales desde el anuncio de la victoria de Kibaki.
"Hay caos y estamos tratando de contener la situación", dijo el comandante de policía Peter Kavila.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios