www.diariocritico.com

¿Desea el gobierno aumentar el paro? ¿Por qué?

jueves 20 de febrero de 2020, 10:06h

A finales de 2018, el Gobierno de Pedro Sánchez anunció una fuerte subida del Salario mínimo (SIM) hasta los 900 euros. En consecuencia, el coste básico de contratación ha sido un 22% más alto desde enero de 2019. Como consecuencia, el paro se ha disparado entre los grupos ligados al salario mínimo que PSOE y Podemos quieren seguir subiendo aún más hasta los 1000€, acordándose por el momento 50€. Basándome en los datos publicados en Libre Mercado.com, haré un análisis de las supuestas razones que han llevado al Gobierno Social Comunista a tomar esa decisión, que a mi juicio no puede deberse más que a que este paro es deseado, partiendo del hecho de que en Andalucía han gobernado 30 años, precisamente por tener un paro estructural que obligaba a la población a depender del PER y otras subvenciones, lo que conseguía un voto cautivo, como el que ahora intentan provocar a nivel nacional, lo que hará imposible, el necesario cambio de gobierno que seria más saludable en un próximo futuro.

Tal aumento hizo saltar las alarmas entre todo tipo de entidades públicas y privadas que advirtieron de las consecuencias laborales que podría tener un encarecimiento así. Sin embargo, el Ejecutivo socialista defendió que el empleo no se resentiría e incluso atacó abiertamente al Banco de España por sostener la tesis contraria. Personalmente ya dije en enero de 2019 que esa brutal subida del SMI, seria responsable de al menos 200.000 parados más. Mis fundamentos basados en la psicología económica es que el SMI es una cifra de referencia, de la que depende toda la economía, si sube el 22% , entonces se trastoca el modelo y provoca una inflación en los precios, que se puede ver claramente en las reivindicaciones de los agricultores de base, que se encuentran que no pueden contratar personal que con la Seguridad Social, suponen un conste de más de 1300€ aproximadamente. Esto ha afectado al mercado de las criadas, que han sido despedidas o que ahora cobran por el mercado negro, lo mismo les ocurre a los empleados no cualificados de las PYMES, aprendices, becarios etc. Casi un año después, el optimismo de Moncloa parece haberse topado de bruces con la cruda realidad de un mercado de trabajo en el que se empieza a constatar un claro deterioro del desempeño profesional de los grupos más vinculados al cobro del Salario Mínimo interprofesional.

Empecemos por los jóvenes. Los menores de 25 años son uno de los colectivos más afectados por el Salario Mínimo. Se manifiesta un progresivo deterioro en la empleabilidad de los trabajadores más noveles. En diciembre de 2018, antes de la subida del 22% en el Salario Mínimo, este colectivo sumaba 247.212 desempleados que suponían el 7,7% del total de profesionales sin empleo, en noviembre de 2019 los desempleados de menos de 25 años han aumentado de forma progresiva con el nuevo SMI, hasta situarse en 265.598 personas. En términos relativos, esto supone el 8,3% del total de trabajadores sin ocupación. Esto significa que, en términos absolutos, el desempleo de los menores de 25 años ha subido en 18.386 personas desde que entró en vigor el nuevo Salario Mínimo.

Más paro también entre los extranjeros en 2018, 393.750 personas, hoy (enero 20) 403.848 personas. Más paro en la agricultura. En el sector primario también se observa una situación similar. En diciembre de 2018 se cerró con un total 138.771 parados registrados en este ámbito de ocupación. Hoy en 147.600 personas en noviembre de 2019. Hablamos, pues, de una subida del paro que afecta a 8.829 profesionales del mundo agrícola. Más paro en el empleo doméstico, En total, el coste asociado a incorporar un empleado doméstico ha subido en 3.000 euros. El total de personas ocupadas en actividades de empleo doméstico ha pasado de 450.300 en diciembre de 2018 a 414.600 en septiembre de 2019. Hablamos, pues, de 35.700 puestos de trabajo perdidos, sobre todo mujeres

El paro en 2020 según 20 minutos.es sigue dejando datos poco optimistas en España. El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 90.248 desempleados en enero (un 2,8% más), su mayor repunte en este mes desde 2014, cuando aumentó en algo más de 113.000 personas, según datos del Ministerio de Trabajo publicados este martes. El volumen total de parados alcanzó al finalizar enero la cifra de 3,25 millones desempleados, la más baja en este mes desde 2008.

La misma tendencia siguió la afiliación. La Seguridad Social cerró el mes de enero con un descenso medio de 244.044 afiliados (un 1,2% menos), su mayor caída en este mes desde el ejercicio 2013, cuando perdió algo más de 263.000 cotizantes, según el Ministerio de Seguridad Social. De esta forma, el total de ocupados se situó al finalizar enero en 19,16 millones afiliados, su mayor volumen de afiliados en un mes de enero. Las provincias más afectadas son las rurales.

El catedrático en Economía por el IE Business School y miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Economistas, Rafael Pampillón, explica que los datos del paro "han vuelto a los que se marcaban hace siete años". Y sentencia: el de enero "es un dato malo". El analista, de hecho, mira más allá. Atendiendo a las cifras publicadas ayer, "el primer trimestre va a ser muy malo". Reconoce, eso sí, que en el segundo "es cierto que el paro puede bajar". Pero pide al mismo tiempo "repensar el modelo". Concluye además que derogar la reforma laboral sería "peligroso" tanto para los salarios como para las propias empresas: "Hay temor, y se generaría incertidumbre".Sobre la subida del SMI, sostiene que las consecuencias "ya se ven en la agricultura". Y es que los ingresos "no dan" para pagar nóminas y eso genera "menos puestos de trabajo y más economía sumergida" entre los trabajadores de baja cualificación.

La solución que esta dando el gobierno es aumentar los PER, porque la cadena en escalera de los precios, es prácticamente intocable, salvo inflación en el precio final. Se necesita manipulación, empaquetado, refrigeración, logística de transportes etc etc, que antes de la subida del SIM guardaba ya un difícil equilibrio. Naturalmente al mover la basa de la pirámide esta se está desmoronando, Por eso creo que el Gobierno quiere parados subvencionados, comprando asi los votos, como lo ha sido 30 años en Andalucía.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios