www.diariocritico.com

Darwinismo social, estadísticas de muertos por coronavirus y/o prevención del contagio

jueves 09 de abril de 2020, 14:24h

Entre los acercamientos posibles, a la difusión de la pandemia, existen dos posiciones enfrentadas, la de dejar hacer, lo que significa el darwinismo social, como se ha atrevido a aseverar una concejala de Podemos Clara Giner, a la que cierto o no se le ha atribuido esta forma de pensar: ¿Ancianos inútiles muertos o la economía? A la que le sobran momias por la calle, lo que trae consigo la muerte de nuestros mayores como esta sucediendo en nuestros geriátricos y residencias, que no han sido blindadas a tiempo por el gobierno de España, que parece haber optado por la prevención, enclaustrando a todo el mundo en sus casas, con un resultado completamente ineficaz, pues se sigue yendo al trabajo, para que la economía no desaparezca del todo, mientras sigue creciendo geométricamente el numero de contagios, ingresos hospitalarios y muertes.

El ejemplo más claro de ese enfrentamiento lo tenemos en USA donde de momento, el Gobierno de Estados Unidos ha asegurado que mantendrá hasta el próximo 30 de marzo su recomendación de que los estadounidenses trabajen y se escolaricen desde casa siempre que sea posible. También que eviten viajar o acudir a bares o restaurantes y no tengan reuniones de más de diez personas. El presidente estadounidense Trump ha asegurado que, una vez trascurrido el plazo, se replanteará las recomendaciones. Sin embargo, mantener las medidas de aislamiento es algo que dependerá en definitiva de los gobernadores de cada estado, lo que puede provocar una situación caótica en la que algunos territorios se centren en contener el coronavirus y otros decidan seguir las recomendaciones de Trump. Trump ha señalado este martes que le gustaría "abrir el país" para el próximo 12 de abril, haciendo referencia a ordenar de nuevo a los ciudadanos a que vuelvan a sus lugares de trabajo a pesar de la crisis del coronavirus. Estados Unidos cuenta ya con cerca de 44.000 casos y más de 500 fallecidos por el virus.

Los demócratas, en cambio critican las medidas de Trump. El demócrata Andrew Cuomo, que gobierna Nueva York, el estado más afectado por el virus, ha advertido este martes en un tuit que no se debería "hablar de darwinismo social por el bien de los mercados de valores”. “Mi madre no es prescindible. Su madre no es prescindible. No pondremos precio a la vida humana. Podemos tener una estrategia de salud pública que encaje con una económica", ha indicado Cuomo a través de su cuenta oficial de Twitter.

Entre ambas ideas, con la misma escasa fortuna se ha definido Europa, pues el internamiento obligatorio en el hogar, solo ha funcionado en China, donde existe una dictadura capaz de conseguirlo. La crisis del coronavirus ha hecho que los datos de movilidad sean vitales para intentar ganar tiempo y frenar la temida curva de contagios del Covid-19 que en España ya se ha cobrado la vida de más de 3.400 personas. Estas cifras se refieren al 26 de marzo Pese a que otros países de nuestro entorno como Bélgica o Italia, ya han recurrido hacia semanas a recopilar estos datos siguiendo la estela de China o Corea del Sur, el Ejecutivo español parece que actúaba con más retraso.

Finalmente está la consideración estadística actualizada, de los muertos por coronavirus. Faltan al menos «10.000 muertos» en las estadísticas del coronavirus en España.

El Gobierno cambia su contabilidad ante el desfase, mientras forenses, registradores o funerarias elevan el balance oficial de víctimas en al menos un 40% o 50% por la escasez de pruebas a los fallecidos en casa y en las residencias.

El Gobierno se ha visto desbordado por la dimensión de la pandemia, y aunque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sigue repitiendo que los métodos de contabilidad de los fallecidos por Covid-19 son los más exigentes de la Unión Europea y se ajustan a lo dictado por las autoridades sanitarias internacionales, lo cierto es que las críticas que le hacen desde esos sectores tanteados nacen de la «improvisación absoluta» que se ha adoptado para centralizar el recuento de los fallecidos, la falta de pruebas y las deficiencias en la metodología, que no se corresponde, según las fuentes, a las personas que están muriendo. Javier Jordán, presidente de Justicia en el sindicato de funcionarios CSIF, que representa a trabajadores de los 431 registros principales del país y las 2.500 agrupaciones de justicia (o juzgados de paz), señala que a la cifra global de muertos (ayer miércoles eran oficialmente 14.555 personas por enfermedad Covid-19 ) le faltan, «como mínimo, otros 10.000 muertos más». La «tergiversación» del dato oficial se produce por otro motivo: el médico solo está apuntando en la lista de Covid-19 al paciente a quien se ha realizado el test, ha dado positivo y muere.En residencias de ancianos y domicilios no se ha hecho ningún test (ni siquiera había). «El anciano que muere en su casa, ha ido a verlo el médico rural, le da un fármaco por su tos y muere, no figura en la lista. Y ahí se produce el «último» de los embudos: la nueva categoría de «sospechosos» provoca un desfase entre las dos listas (la de fallecidos por Covid-19 y la de mortalidad global o habitual) de hasta un 70% al comparar las licencias de petición de enterramiento en los registros civiles y las muertes computadas, como ha ocurrido en Castilla-La Mancha y ha denunciado públicamente el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. En cualquier caso, el PP ve imprescindible que se aclare cuanto antes la cifra auténtica de los fallecidos. «Una nación debe contar bien a sus muertos para poder despedirles bien, y también para cuidar bien de los vivos, es decir para establecer una estrategia de confinamiento adecuada», advirtió ayer en la Cope la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.

BERNARDO RABASSA ASENJO.

PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES.
PREMIO 1812. PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013.
MEDALLA AL MÉRITO CULTURAL 2015, PSICOLOGO SOCIAL.
SECRETARIO R.I Y COMUNICACIÓN del PARTIDO 3ª EDAD EN ACCIÓN.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios