www.diariocritico.com

Varias autonomías descartan que los menores de 6 años vuelvan a las aulas este curso

Varias autonomías descartan que los menores de 6 años vuelvan a las aulas este curso
Ampliar
(Foto: PSOE)
jueves 14 de mayo de 2020, 16:33h

La reunión entre la ministra de Educación, Isabel Celaá y los consejeros autonómicos del ramo ha vuelto a escenificar el desacuerdo entre el Ejecutivo y los gobiernos regionales en lo respecta las propuestas a corto y medio plazo en el ámbito educativo. Después de que Moncloa anunciase que en la fase 2 podrían abrirse las aulas para niños de 0 a 6 años cuyos padres tuvieran que trabajar, al menos 8 autonomían han rechazado la propuesta alegando el riesgo de contagio por la corta edad de los escolares. Celaá ha reiterado que las propuestas del Gobierno no son de obligado cumplimiento y que estas competencias recaen en las comunidades.

En la tercera Conferencia Sectorial de Educación que se celebra desde la declaración del Estado de Alarma, no ha habido acuerdo entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas. Y es que, aunque el Gobierno planteó la apertura de centros de infantil para niños de 0 a 6 años cuyos padres tuvieran que trabajar, la ministra de Educación, Isabel Celaá ha dejado la decisión en manos de las autonomías tras escuchar el rechazo generalizado. Al menos 8 regiones de diferentes 'colores' políticos se han negado a reabrir los colegios para los menores de 6 años este curso. Así se lo han trasladado a Celaá los consejeros de Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón,Murcia, Baleares, Andalucía y el País Vasco.

Según Educación, sobre la apertura de centros en la fase 2, "ha habido un respaldo mayoritario a la decisión de dar prioridad a los alumnos de finales de etapa (4º de ESO, 2º de Bachillerato, 2º de Formación Profesional media y superior y último curso de enseñanzas de régimen especial) por la importancia académica de estos cursos que suponen titulación y cambio de ciclo". La presencia del alumnado será voluntaria, aunque las actividades se tendrán que planificar para evitar aglomeraciones innecesarias.

Celaá también ha dejado en manos de las autonomías la organización de actividades voluntarias de apoyo y de refuerzo y la apertura los centros de Infantil destinados alumnos de 0 a 6 años cuyos padres deban trabajar de forma presencial, según lo establecido en las fases de desescalada, extremando las medidas de seguridad sanitarias.

Otra actividad importante será la realización de las pruebas de Selectividad (EvAU) y algunas pruebas de acceso a ciclos formativos de Formación Profesional u otras enseñanzas. "Cada comunidad autónoma es responsable de desarrollarlas en las mejores condiciones para el alumnado y el profesorado presente".

Un grupo de trabajo para abordar el nuevo curso escolar

En la reunión solo se ha acordado la creación de un grupo de trabajo para diseñar planes de contingencia para responder a posibles nuevos periodos de alteración en la actividad lectiva provocada por la pandemia del coronavirus. El grupo de trabajo abordará la organización escolar adaptada a la pandemia, la programación didáctica de cursos y áreas, la dotación tecnológica y el refuerzo de la competencia digital y el seguimiento y apoyo de la actividad lectiva a distancia. Para ello, elaborará un documento de carácter orientativo que contemple los diferentes escenarios en función de la evolución de la pandemia.

El documento de orientaciones, que deberá estar elaborado antes de que comiencen las vacaciones estivales, tendrá en cuenta tres posibles escenarios:

- Que la evolución de la pandemia permita que la actividad educativa se lleve a cabo de manera presencial en los centros educativos sin la obligación de mantener la distancia interpersonal.

- Que la evolución de la pandemia continúe obligando a mantener la distancia interpersonal en todos los centros educativos como medida de prevención para evitar contagios.

- Que la evolución de la pandemia impida el desarrollo de la actividad educativa presencial en algún momento del curso 2020-2021 debido a algún rebrote de la enfermedad que obligue de nuevo al confinamiento.

En todos los supuestos será necesario adaptar los currículos y las programaciones de los cursos, áreas y materias para prestar especial atención a las competencias fundamentales y para recuperar los déficits ocasionados por la suspensión de la actividad educativa presencial.

Si la evolución de la pandemia continúa obligando a mantener la distancia interpersonal, "sería necesario adoptar medidas como optimizar todos los espacios del centro educativo, combinar la actividad presencial con la actividad a distancia o adecuar los horarios para cumplir las condiciones sanitarias establecidas y garantizar la continuidad de la formación", señala Educación. Esta situación requeriría además dotar a los centros de equipamiento higiénico-sanitario, establecer medidas de higiene y control sanitario; elaborar protocolos de movilidad para el acceso y salida y para el interior del centro y dar formación al profesorado y alumnado.

El Ministerio recuerda que "se deberán programar contenidos y actividades educativas adecuadas para la enseñanza a distancia y online y hacer previsiones para la eventual evaluación a distancia de partes del curso".

Será necesario dotar de equipamiento tecnológico a los centros educativos y desarrollar actividades de formación intensiva del profesorado para la utilización de recursos en línea, así como diseñar planes de preparación del alumnado para la utilización de herramientas y plataformas digitales. Para la actividad educativa a distancia se diseñarán planes de seguimiento y apoyo al alumnado con dificultades para seguir esta modalidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios