www.diariocritico.com
Mascarillas, toma de temperatura, brotes o cierre de colegios: las novedades del regreso a las aulas
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Mascarillas, toma de temperatura, brotes o cierre de colegios: las novedades del regreso a las aulas

jueves 27 de agosto de 2020, 16:17h

El Gobierno y las comunidades autónomas han acordado impulsar 29 medidas y 5 recomendaciones en materia de Sanidad y Educación de cara al inicio del curso escolar. Ante las reclamaciones de una hoja de ruta clara por parte de la comunidad educativa, se ha decidido que la 'vuelta al cole' será presencial como norma general y que los colegios solo cerrarán en caso de transmisión descontrolada.

Entre las principales novedades sobre la 'vuelta al cole', con la pandemia del coronavirus como telón de fondo, destaca que se ha establecido el uso obligatorio de la mascarilla a partir de los 6 años y como norma general, a pesar de que se mantenga la distancia de seguridad de 1,5 metros. Además, en el uso del transporte escolar, la mascarilla se recomienda desde los 3 años y es obligatoria a partir de 6.

Junto al uso de mascarilla y la distancia de seguridad, se prioriza el lavado frecuente de manos, al menos hasta en 5 ocasiones, así como la ventilación muy frecuente de las aulas y espacios, y se recomienda que cuando sea posible, las ventanas permanezcan abiertas durante las clases.

Otra de las novedades es la toma de temperatura a los niños antes de ir al colegio, que debe realizarse o bien en el domicilio o bien a su llegada al centro, en función de lo que determine cada comunidad autónoma. También se requerirá a los padres o bien una declaración de responsabilidad o bien información fehaciente para garantizar que no llevan al colegio a sus hijos con síntomas compatibles con el coronavirus. Además, se crea la figura del responsable de asuntos relacionados con el coronavirus en el centro educativo.

En Educación Infantil y en primer ciclo de Educación Primaria, el alumnado se organizará en grupos de convivencia estable, también llamados 'grupos burbuja'.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a quienes tienen cierto miedo al regreso a las aulas, y ha advertido a los padres de la "obligación de que los niños vayan a clase". Celaá ha explicado que se ha solicitado un informe jurídico sobre el absentismo relacionado con el coronavirus, pero ha afirmado que "es una obligación asistir a clase".

"Estamos trabajando por conseguir un entorno escolar seguro y controlado, y aunque no existe riesgo 0 en ningún ámbito social al que se pueda llevar a los niños, la escuela tal y como se está preparando es mucho más segura que otros ámbitos; y los beneficios de la educación son muy superiores al riesgo", ha defendido la ministra.

Junto a las medidas de prevención se establecen los protocolos a seguir en caso de que algún alumno o trabajador presente síntomas compatibles con el coronavirus, así como la guía de actuación ante casos positivos y brotes. El cierre de centros educativos solo se producirá en caso de que se descontrole la transmisión.

Ante un posible contagio, el afectado deberá ser trasladado a un espacio acompañado de un docente con un equipo de protección individual "adecuado": mascarilla quirúrgica o, si el sospechoso es un menor de menos de 6 años, que no llevaría mascarilla, una FFP2 sin válvula.

La persona afectada se considera caso sospechoso y deberá permanecer aislado en su domicilio hasta disponer de los resultados de las pruebas diagnósticas. Será salud pública quien contacte con los centros educativos para realizar una evaluacióndel riesgo, la investigación epidemiológica, la comunicación del riesgo y las recomendaciones de aislamiento del caso y estudio de contactos.

- Manejo de casos:

Hasta la obtención del resultado diagnóstico del caso no se indicará ninguna acción sobre los contactos estrechos y la actividad docente continuará de forma normal. Si el caso se confirma, se realizará el estudio de contactos en el medio educativo y fuera de éste mediante la identificación, clasificación y seguimiento de los contactos según esté establecido en cada comunidad autónoma. A la hora de definir quiénes son los contactos estrechos se tendrá en cuenta y se valorará si se han seguido de forma efectiva las medidas de prevención e higiene adoptadas en el centro educativo. A efectos de la identificación de los contactos estrechos en el centro educativo se tendrán encuenta las siguientes consideraciones:

- Si el caso confirmado pertenece a un grupo de convivencia estable, se considerarán contactos estrechos a todas las personas pertenecientes al grupo.

- Si el caso confirmado no pertenece a un grupo de convivencia estable, se realizarála identificación de los contactos estrechos en el centro educativo siguiendo los criterios de la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control. La valoración de la exposición del personal que trabaja en el centro se realizará en función de la evaluación específica del riesgo de cada caso. El servicio de salud pública, junto con el servicio de prevención de riesgos laborales, valorará si el profesorado y el personal del centro debe ser considerado contacto estrecho del caso confirmado, en base a la adecuación y seguimiento de las medidas de prevención adoptadas y las actividades realizadas.

Manejo de brotes:

Se considerará brote cualquier agrupación de 2 o más casos con infección activa en los que seha establecido un vínculo epidemiológico. Los escenarios de aparición de los casos en los centros escolares pueden ser muy variables. Los casos que aparezcan pueden identificarse en un único grupo de convivencia estable o clase, sin que se produzca transmisión en dicho grupo o en la clase. También puede detectarse un brote en un grupo en el que a partir de un caso se generó transmisión en el grupo de convivencia estable o en la clase, situación ésta que se puede dar en otros grupos sinque exista relación entre ellos y sean eventos independientes. Por último, pueden producirse brotes con transmisión entre diferentes grupos de convivencia o clases en el propio centro.

Se consideran 3 escenarios posibles:

1. Brotes controlados o casos esporádicos. Si las cadenas de transmisión están bien definidas. Esta situación se puede dar en un único grupo o, simultáneamente, en varios grupos de convivencia estable que sean independientes. Se indicarán actuaciones de control específicas para cada uno de ellos mediante la implementación de las medidas de control habituales: aislamiento de los casos e identificación y cuarentena de los contactos de cada grupo o clase independiente.

2. Brotes complejos o transmisión comunitaria esporádica. Si las cadenas de transmisión nose pueden identificar con facilidad o aparecen diversas ramificaciones, con más de una generación de casos. Esta situación responde a la detección de casos en varios grupos o clases con un cierto grado de transmisión, independientemente de la forma de introducción del virus en el centro. En este caso se estudiarán la relación existente entre los casos y se valorará la adopción de medidas adicionales como la ampliación del grupo que debe guardar cuarentena, cierre de clases o líneas.

3. Transmisión comunitaria no controlada. Si se considera que se da una transmisión no controlada en el centro educativo con un número elevado de casos. Los servicios de salud pública de las comunidades autónomas realizarán una evaluación de riesgo, valorando en última instancia, el cierre temporal del centro educativo. Estas circunstancias epidemiológicas pueden darse en uno o varios grupos de convivencia estable. La implementación de las medidas para el control de estos brotes se realizará de forma proporcional al nivel de riesgo definido por el tipo de brote definido anteriormente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios