www.diariocritico.com
'Amar después de la muerte': una historia de amor en medio de una guerra fratricida
Ampliar

'Amar después de la muerte': una historia de amor en medio de una guerra fratricida

miércoles 16 de septiembre de 2020, 19:55h

Tras permanecer cerrada durante seis meses por motivo del Covid-19, la madrileña sala Nave 73 acaba de inaugurar temporada ni más ni menos que con su octava edición de clasicOFF, Festival Experimental de Teatro Clásico que, entre otras interesantes propuestas, exhibe la pieza ‘Amar después de la muerte’, de Pedro Calderón de la Barca, en versión y dramaturgia de Carlos Martínez-Abarca y Verónica Morejón, y dirección de Martínez-Abarca.

Esta obra es de las menos representadas de Calderón en los escenarios españoles. De hecho, a bote pronto, solo recuerdo el montaje que la CNTC subió en 2005 al escenario del Pavón -entonces su sede provisional-, en versión de Yolanda Pallín y dirección de Eduardo Vasco. Doce años antes, Fernando Urdiales y el Teatro del Corsario llevaron otra versión muy distinta al Festival de Almagro. Y ahora, tres lustros después, la Compañía Maní Obras ha decidido lanzarse a la aventura de rescatar de nuevo este ‘Amar después de la muerte’, y con solo cinco esforzados actores en escena.

Efectivamente, Olga Díaz, Irene Maquieira, Verónica Morejón, Julio Prego y José F. Ramos encarnan a los más de quince personajes de la obra original. El trabajo para los cinco actores es intenso, agotador, en tensión continua y, además, tocando instrumentos, manejando micrófonos y cantando a lo largo de toda la función (la música original es de Irene Maquieira y José F. Ramos). Un trabajo encomiable, desde luego.

La versión quiere conectar el pasado musulmán de España con la expulsión de los moriscos (musulmanes peninsulares convertidos al cristianismo, unas veces por verdadera convicción, otras por evitar males mayores) y plantear, al tiempo, una cierta similitud con lo que España está viviendo también en estos principios del siglo XXI. El núcleo de la historia tiene sus antecedentes más concretos en la toma de Granada, en 1492, por los Reyes Católicos, la irrupción de la Inquisición pocos años después persiguiendo a los falsos convertidos, y la publicación posterior, en 1567, por Felipe II de la Pragmática Sanción, que es probablemente la circunstancia que inspiró este drama a Calderón.

Esa Pragmática Sanción prohibía a los moriscos seguir sus costumbres, incluso las más inocuas, y el uso de su lengua. La obra arranca con Don Juan Malec siendo agredido por Don Juan de Mendoza. El pueblo morisco de Granada hace suyo el agravio y comienza la Segunda Rebelión de las Alpujarras. Esta guerra racial se entrelaza con la relación de Álvaro Tuzaní y Clara Malec, una historia de amor y venganza…

El drama está atravesado por una historia sangrienta y llena de tensión social que deja poco tiempo al amor, y menos aún al recogimiento, a la ensoñación o al deleite de los sentidos en los que, a veces, nos quiere introducir la música original de la pieza. Dominan, a lo largo de casi dos horas de montaje, las maniobras bélicas, los cánticos y gritos, las marchas, los enfrentamientos y las incesantes persecuciones.

Al final, incluso esa relación amorosa se funde en el problema colectivo y quizás con la excepción del gracioso Alcuzcuz, el resto de los personajes se funden en lo colectivo y no acaban de destacar individualmente.

Escenográficamente, el espectáculo está despojado de grandes elementos. El diseño de Antiel Jiménez -autor también de la iluminación y el ecléctico vestuario-, traslada al espectador desde la sierra granadina a las paredes de palacio, a una cárcel o a un apacible jardín con el movimiento de unas sillas y cintas.

La dirección de actores planteada por Martínez-Abarca es ágil y convincente pero la versión quizás hubiera aceptado un recorte de texto para aliviar tanta tensión bélica. Con todo, el montaje resulta interesante y se ve con agrado.

‘Amar después de la muerte’

Versión y Dramaturgia: Carlos Martínez-Abarca y Verónica Morejón

Dirección: Carlos Martínez-Abarca

Intérpretes: Olga Díaz, Irene Maquieira, Verónica Morejón, Julio Prego y José F. Ramos

Diseño de Iluminación, Espacio escénico y Vestuario: Antiel Jiménez

Música original: Irene Maquieira y José F. Ramos

Diseño sonoro y Dirección musical: Irene Maquieira

Confección de vestuario: Hilando Sueños

Diseño de cartel y Programa de mano: Chío Romero

Dirección de Producción: Julio Prego

Comunicación y RRSS: Irene Maquieira y Verónica Morejón

Sala Nave 73. 8ª edición de clasicOFF. Madrid

15, 16 y 17 de septiembre de 2020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios