www.diariocritico.com
Cataluña, País Vasco, Asturias, Extremadura, La Rioja y Melilla piden al Gobierno el estado de alarma
Ampliar
(Foto: Moncloa)

Cataluña, País Vasco, Asturias, Extremadura, La Rioja y Melilla piden al Gobierno el estado de alarma

> Aumenta la presión sobre el Ejecutivo de Sánchez para amparar con esta herramienta el toque de queda

viernes 23 de octubre de 2020, 17:26h

Ya son 6 las autonomías que solicitan al Gobierno de Pedro Sánchez que decrete el estado de alarma para limitar la movilidad y frenar el aumento de contagios por coronavirus. Después de que lo hiciera el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, que reclama el estado de alarma en todo el país, cuyo mando y gestión esté en manos de las autonomías, en coordinación con el Gobierno, han ido pronunciándose los presidentes de Extremadura, Asturias y La Rioja, así como el de Melilla que lo solicitó por escrito este jueves. La última región que se ha sumado a esta petición es Cataluña.

España se acerca de nuevo al estado de alarma, aunque su objetivo no sería la adopción de un confinamiento domiciliario, como en primavera, sino la restricción a la movilidad, especialmente durante la noche. Ante las discrepancias entre los tribunales superiores autonómicos a la hora de validar o rechazar las medidas que han ido decretando los gobiernos, las autonomías han pedido al Gobierno el establecimiento del estado de alarma, para contar con una base jurídica que garantice la adopción de restricciones.

País Vasco, la primera región en pedir el estado de alarma a Sánchez

El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que decrete el estado de alarma en todo el país ante el aumento de los contagios por coronavirus y su impacto en el sistema sanitario. "He pedido que se decrete el estado de alarma en todo el estado porque la transmisión comunitaria se da en el conjunto del estado, hay situaciones todavía más graves que la que tenemos en Euskadi y hay que estar peparados para el riesgo de aumento de contagios".

Urkullu ha explicado que pretende que el Gobierno decrete el estado de alarma, pero que sean las comunidades autónomas las que estén al mando de la situación en coordinación con el Ministerio de Sanidad. Ante el aplazamiento de la decisión sobre el toque de queda, y después de que el presidente del Gobierno haya alertado de la "preocupante" situación en todo el país, considera que debe adoptarse esta medida en todo el país.

Según ha dicho, esta decisión llega tras "las limitaciones de actuación del gobierno vasco desde el punto de vista jurídico, debido al auto del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que rechazó las últimas medidas, y "ante la alta probabilidad de tener que adoptar nuevas medidas más restrictivas e intensas; se trata de que Euskadi pueda responder de la forma más adecuada a la realidad y la evolución de la pandemia. Estamos en el nivel 4 de alerta y contamos con muchos municipios con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes".

Poco después de la comparecencia de Urkullu, se han pronunciado el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el dirigente de Asturias, Adrián Barbón.

Extremadura pide ratificación judicial para el toque de queda

Vara ha afirmado que ante la evolución de la pandemia, a pesar de las medidas adoptadas por la comunidades, "hemos llegado a la conclusión de que no tenemos suficiente base para seguir restringiendo la movilidad de manera clara". Aunque ha agradecido el trabajo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, ha aseverado que "necesitamos el estado de alarma y se lo haremos llegar al presidente del Gobierno para que adopte la que creemos que es la mejor solución de las posibes".

El presidente extremeño también ha coincidido con el diagnóstico de Pedro Sánchez, respecto a que "vienen semanas complicadas" por lo que insiste en que "necesitamos una base legal suficiente".

"Esto no es para confinar a la ciudadanía sino para limitar la movilidad. La libre circulación en todo el territorio nacional es un derecho fundamental, y con el estado de alarma estamos convencidos de que no habrá situaciones en que los tribunales no estén de acuerdo con las decisiones que tomemos. Hemos decretado el toque de queda nocturno (de 00.00 a 6.00 horas) ,pero entrará en vigor con el estado de alarma. Todos podemos entender que la mejor decisión sería el confinamiento pero entendemos que no es posible, porque no puede haber salud sin economía ni economía sin salud. Tenemos que ir ponderando las decisiones teniendo en cuenta todas las consecuencias y si alguien no lo entiende, le pido que se ponga en mi sitio porque lo entenderá mejor", ha manifestado Vara.

Asturias decreta también el confinamiento perimetral de Oviedo, Gijón y Avilés

En la misma línea, el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, ha anunciado que solicitará esta tarde al Ejecutivo central el decreto del estado de alarma para restringir la movilidad nocturna en la región.

Barbón ha confirmado la petición del estado de alarma al Gobierno, dado que Asturias se encuentra entre el nivel 3 y el 4 de alerta, en función de los criterios y escenarios acordados este jueves en el Consejo Interterritorial de Salud, por lo que además "toca aplicar medidas mientras se aprueba el estado de alarma".

El presidente asturiano ha indicado que "mientras llega y no el estado de alarma" se ha decretado el cierre de comercios a las 22.00 horas y el cierre de la hostelería y locales de ocio a las 23.00 horas para toda la región, así como el confinamiento perimetral de Oviedo, Gijón y Avilés, "donde se produce la situación más problemática".

Asturias ha defendido la adopción del toque de queda, que "en realidad es una restricción de la movilidad entre las 00.00 y las 6.00 horas", que entrará en vigor cuando se pronuncie el Tribunal Superior de Justicia de la región, al que han solicitado una valoración jurídica previa.

"Son medidas drásticas, duras, contudentes. Nos comprometimos a actuar antes de llegar a límites que por desgracia tienen otras comunidades, y quiero reiterar que hemos tomado decisiones desde que finalizó el estado de alarma, incluso cuando la situación era más favorable, pero estas medidas no han sido suficientes. Vienen semanas muy duras, muy difíciles, la segunda ola viene con una fuerza que nadie esperaba que fuera así", ha manifestado Barbón.

La Rioja apuesta por "el amparo legal" del estado de alarma

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, ha insistido en la adopción de medidas desde "la unidad y el consenso; siguiendo criterios epidemiológicos; porque sigo convencida de que el diálogo y el acuerdo entre comunidades son las mejores armas contra el virus".

En una conversación con el presidente del Gobierno, "le he adelantado la necesidad de que el Gobierno nos brinde el amparo legal que desde La Rioja necesitamos para poder seguir actuando frente al virus".

"Teniendo en cuenta el último informe epidemiológico de nuestra Dirección General de Salud Pública y una vez informados los miembros del Consejo de Gobierno, les comunico que voy a solicitar al Gobierno de España la declaración del estado de alarma, con mando y gestión del mismo en la Presidencia del Gobierno de La Rioja, y además de manera coordinada en el conjunto del Estado", ha avanzado Andreu.

Andreu también alega que la solicitud del estado de alarma se basa en la necesidad de "disponer del amparo legal para poder adoptar las medidas que sean necesarias para atajar la curva de contagios".

"Necesitamos certezas, necesitamos actuar en un marco normativo que nos ampare ante la adopción de decisiones firmes necesarias en función de cualquier situación epidemiológica a la que nos enfrentemos. Y necesitamos no dar pasos atrás, asegurando la efectividad de las medidas adoptadas, siendo siempre escrupulosos en el respeto a los derechos y las libertades de todos", ha zanjado.

Cataluña se suma al bloque de regiones que reclaman el estado de alarma

El Govern de Pere Aragonès también ha decidido solicitar el estado de alarma al Gobierno central tras una reunión de urgencia en la tarde de este viernes. Cataluña también pretende imponer el toque de queda nocturno para limitar la movilidad y los contactos sociales dada la situación excepcional por el aumento de contagios en las últimas semanas. Al igual que el resto de regiones, ha reclamado el mando y gestión durante el estado de alarma, manteniendo la coordinación con Moncloa.

En una entrevista en TV3 en la mañana de este viernes, la consejera de Sanidad, Alba Vergés, ya no descartaba esta decisión, alegando que aceptarían un "herramienta jurídica" que permita al Govern adoptar todas las medidas necesarias para afrontar esta segunda ola de la pandemia.

Melilla quiere limitar la movilidad durante la noche

El presidente de Melilla, la segunda autonomía con mayor incidencia acumulada de casos en las últimas dos semanas, también ha pedido por escrito al presidente del Gobierno el decreto del estado de alarma. Eduardo de Castro ha señalado que "la grave situación sanitaria es francamente preocupante, por lo que es crucial tomar medidas más restrictivas antes del colapso sanitario en Melilla".

"He solicitado por escrito la aplicación del estado de alarma para posibilitar el confinamiento nocturno", ha señalado el dirigente de Melilla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios