www.diariocritico.com
Crítica de la obra 'La máquina de Turing': las cábalas de un genio incomprendido

Crítica de la obra 'La máquina de Turing': las cábalas de un genio incomprendido

jueves 05 de noviembre de 2020, 11:25h

Benoit Solès, basándose en la obra Descifrando el código de Hugh Whitmore, escribió ‘La máquina de Turing’, una función teatral tocada por la mano de los dioses, no solo por la cantidad de premios que ha acumulado sino, sobre todo, porque ha acercado al gran público la figura de Alan Turing, el matemático e informático británico cuyo concurso fue decisivo en el desarrollo final de la II Guerra Mundial.

Pues bien, ‘La máquina de Turing’ ha subido ahora al escenario de la Sala Verde de los Teatros del Canal de Madrid en montaje adaptado y dirigido por el prestigioso director argentino Claudio Tolcachir que ha recurrido a dos excelentes actores españoles para asegurar el éxito de su propuesta: Daniel Grao Y Carlos Serrano.

Alan Turing es un hombre tan particular como entrañable. Por sus tics y actitudes nadie diría que se trata del inventor de una máquina que piensa (¿pueden pensar las máquinas? Una pregunta extraña, ¿verdad?”), de un artilugio que sería la génesis de la inteligencia artificial y las computadoras… Pero, mucho más importante aún, una máquina que fue capaz de descifrar el código «Enigma», el lenguaje cifrado de los mensajes secretos lanzados por los nazis contra la Europa aliada. Aun así, a Turing -marcado para siempre por la muerte de su amigo de la infancia, Christopher-, en la Inglaterra de los años 50 del pasado siglo, apenas unos años después de terminada la Gran Guerra, sería condenado por homosexualidad (“¿Qué eran 10 libras y un mal rato en comparación con la suavidad de su piel?”).

Al Turing excéntrico y con una notable tartamudez lo encarna con una fuerza incontenible un Daniel Grao en verdadero estado de gracia. Sensible, contenido, genial su personaje que, además, en permanentes guiños metateatrales se constituye también en narrador de su propia historia ante los espectadores. Grao borda el personaje de Turing dotándole de una ternura y una gran humanidad. Y, frente a él, Carlos Serrano metiéndose en la piel del resto de los personajes de la obra (el Sargento Ross, un chapero buscavidas…), situándose siempre a la altura del personaje protagonista de la función. Estupendo también.

Diáfana y funcional la puesta en escena que firma Emilio Valenzuela, autor también de la videoescena; precisa (unas veces íntima, otras cortante), la iluminación de Juan Gómez Cornejo; adecuado el vestuario de Almudena Bautista, y muy acertada la música de Gaby Goldman para situar al espectador en los diversos tonos que van atravesando la historia que se cuenta.

A vueltas de nuevo con ese teórico y eterno enfrentamiento entre el teatro comercial y el teatro de autor, volvemos a concluir en que ese es un falso dilema. No hay más que una sola medida para situar los montajes: o son buenos, o no tanto. Este, ‘La máquina de Turing’ es de los primeros, y gustará tanto a los asiduos del Canal como a los espectadores curiosos que quieran acercarse a la propuesta de Tolcachir como una forma segura de teatro que interesa, como a quienes busquen a dos excelentes actores, o a los militantes de causas nobles y de reparaciones poéticas a quienes la historia les negó el sitio que merecían. Muy interesante.

‘La máquina de Turing’

Autor: Benoit Solès

Dirección y adaptación: Claudio Tolcachir

Reparto: Daniel Grao y Carlos Serrano

Diseño de Escenografía y Vídeo: Emilio Valenzuela A.A.I.

Iluminación: Juan Gómez Cornejo A.A.I.

Vestuario: Almudena Bautista

Música: Gaby Goldman

Producción ejecutiva: Olvido Orovio

Dirección de producción: Ana Jelin

Distribución: Producciones Teatrales Contemporáneas, S.L.

Teatros del Canal, Madrid

Hasta el 15 de noviembre de 2020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios