www.diariocritico.com

Blue Monday

lunes 18 de enero de 2021, 09:30h

Y después de este comienzo de 2021 en el que no han podido pasar más cosas en menos días, llega el que dicen es el día más triste del año, el Blue Monday. El sábado celebrábamos felices el día internacional de la croqueta y hoy lunes esa felicidad se torna en tristeza según el psicólogo Cliff Arnall, que es el que bautizó así en 2005 a este tercer lunes del año como el día más triste basándose en una fórmula matemática, en la que no falta de nada: frío, cuesta de enero y la realidad de no haber cumplido ninguno de los buenos propósitos de Año Nuevo.

Este lunes triste puede que tuviera algún sentido en esos años en los que ahora hemos descubierto que no pasaba nada porque la verdad esto del Blue Monday este año parece “de coña” porque desde que lo empezamos no han podido pasar más cosas: la pandemia, la cepa inglesa, el récord de contagios, muertes, sanitarios, transportistas y trabajadores que después de acabar exhaustos en 2020 ahora no pueden llegar a trabajar o peor aún, ni siquiera irse a descansar, la tercera ola, el récord de la subida de la luz, las nuevas restricciones, los cierres perimetrales, los nuevos toques de queda... Y por si nos faltaba algo, hace ya más de una semana que llegó una incómoda allegada, Filomena, que ha dejado una España congelada.

Así que ya me dirán ustedes si no llevamos suficientes Blue days en lo que llevamos de año. Después de lo que hemos vivido y de lo que seguimos viviendo, parece de broma asociar nuestro estado de ánimo a una fecha, es verdad que ahora hay días para todo pero supongo que en esta “nueva normalidad” le tendremos que ir dando una vuelta a estos días internacionales.

Los días tristes y felices poco tienen que ver con fórmulas matemáticas y tampoco creo que haya días tristes o felices universales. Cuando tenemos un día triste es muy difícil darle la vuelta y puede que esta pandemia nos haya enseñado a aceptarlos y a vivir con ellos, permitiéndonos estar tristes y no sentirnos culpables por ello. Tenemos la felicidad idealizada porque parece obligatorio ser felices y si no estamos permanentemente felices, es que somos unos tristes. Pero no, la felicidad no es un concepto universal que se ajuste a unos parámetros universales, seguramente mi concepto de felicidad será diferente al de muchas personas, pero lo importante es saber cada uno con lo que es feliz, lo que le hace feliz, con lo que se siente feliz. La felicidad no es un estado permanente ni una forma de vida, por mucho que así nos lo digan, la felicidad es un momento o muchos momentos, pero que cuando los disfrutas y los sientes te parecen una vida entera. Y la felicidad es más feliz si es compartida, si tu felicidad es la de otro, si la de ese otro es tu felicidad.

Por eso vamos a ponerle un poco de felicidad a este Blue Monday y a los días tristes que tenemos por delante, porque de momento, es de las pocas cosas que nos quedan y que dependen de nosotros, de cada uno de nosotros. No dejen que nadie les diga si tienen que estar tristes o felices y sobre todo no dejen ni por un instante de ser felices con lo que quieran, como quieran y con quien quieran ¡Happy Monday!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios