www.diariocritico.com
Crítica de la obra ‘Quitamiedos’. Ángel de la guarda, dulce compañía

Crítica de la obra ‘Quitamiedos’. Ángel de la guarda, dulce compañía

lunes 01 de marzo de 2021, 12:36h

La cuarta producción en los diez años de existencia de Kulunka Teatro es ‘Quitamiedos’, escrita y dirigida por Iñaki Rikarte, un poético, curioso, humorístico y profundo montaje teatral que puede verse en el Teatro de La Abadía hasta mediados de este mes de marzo.

Dos únicos y soberbios actores para unos 80 minutos de función Jesús Barranco y Luis Moreno, protagonistas de una fábula sobre la vida y la muerte sin connotaciones teológicas, aunque con un profundo carácter humano (nacer y morir son los dos actos que nos igualan a todos), pero lleno de emoción, humor, amor, sencillez y cercanía.

Un hombre normal y corriente, como tú y como yo, circula por una carretera. Va escuchando y disfrutando de un tema de Elvis Presley y admirando un hermoso atardecer. Ese segundo de distracción le hace perder el control del vehículo, romper el ‘Quitamiedos’ de la carretera y caer estrepitosamente a un profundo barranco (impresionante el hiperrealista espacio sonoro diseñado por Luis Miguel Cobo), y allí pierde la vida. Desde ese momento hay un diálogo cercano, intenso y continuo entre el conductor muerto (Luis Moreno) y su ángel de la guarda (Jesús Barranco), que lleva ya con él cuarenta años y que lo conoce hasta en sus más íntimos pensamientos, dudas, miedos, recuerdos y pasiones de toda una vida que acaban por descubrir a un ser humano con nuevas aristas, nuevos y sorprendentes ribetes personales.

Ikerne Giménez es el autor de la escenografía: sencilla pero contundente, un quitamiedos roto en medio del escenario que, al otro lado, en la oscuridad del fondo, desemboca en el profundo barranco en donde el conductor pierde su vida. Javier Ruiz de Alegría ilumina espacios y personajes con la sutileza que acostumbra.

Y en medio de todo, como magníficos intérpretes, Jesús Barranco y Luis Moreno dan un verdadero recital de interpretación (gestos, voces, movimientos corporales). Verlos juntos es una verdadera delicia. Transportan al espectador desde la tragedia a la comedia, desde la desesperación de lo esencial a la serenidad de lo conocido y cotidiano. Y todo teñido de un humor constante que ayuda al común de los mortales a ver en el final de la existencia –la muerte- simplemente la culminación de un proceso -la vida-, lleno de altibajos, claroscuros, proyectos logrados y frustraciones cotidianas.

El texto de Iñaki Ricarte es sencillo, fácilmente entendible y está lleno de paradojas y reflexiones que hacen al espectador sentirse rápidamente concernido. Su dirección es ejemplar, de esas que parecen no existir, que son capaces de hacer pensar al espectador que ni siquiera es necesaria, que cuanto sucede en el escenario surge de forma natural y espontánea.

En conjunto, ‘Quitamiedos’ es una nueva y excelente producción de Kulunka Teatro que bien puede consagrar a la compañía como una garantía de calidad en cuanto proyecto arremete (veánse si no, André y Dorine, Solitudes y Edith Piaf: Taxidermia de un gorrión). Imprescindible, deliciosa, profunda y divertida propuesta.



‘Quitamiedos’

Texto y dirección: Iñaki Ricarte

Reparto: Jesús Barranco y Luis Moreno

Diseño de vestuario y escenografía: Ikerne Giménez

Composición musical y espacio sonoro: Luis Miguel Cobo

Diseño de iluminación: Javier Ruíz de Alegría

Ayudante de dirección: Garbiñe Insausti

Producción: Kulunka Teatro

Fotografía: Aitor Matauco

Distribución: Proversus

Prensa: María Díaz

Teatro de La Abadía, Madrid

Hasta el 14 de marzo de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios