www.diariocritico.com
Crítica de la obra de teatro 'Castelvines y monteses': amor y alegría verso a verso, nota a nota
(Foto: Bárbara Sánchez Palomero)

Crítica de la obra de teatro 'Castelvines y monteses': amor y alegría verso a verso, nota a nota

miércoles 21 de abril de 2021, 11:16h

Basándose también en la leyenda de los amantes de Verona, Lope de Vega escribió sus ‘Castelvines y monteses’, una comedia mucho más alegre y divertida que los famosos Romeo y Julieta de Shakespeare. Versionan ahora la comedia de Lope Sergio Peris-Mencheta y José́ Carlos Menéndez y, bajo la dirección del propio Peris–Mencheta, y –por supuesto-, sin renunciar al verso clásico, el montaje se transforma en un canto al amor en forma de musical actual, alegre, trepidante, irreverente, fresco, divertido y optimista. Y todo durante 150 minutos de espectáculo que no deja ni un segundo de tregua al espectador.

En una inusualmente prolongada estancia del espectáculo en el Teatro de La Comedia, sede de la CNTC (estará hasta el 13 de junio), ya pueden darse prisa los espectadores madrileños para no quedarse sin entradas porque la propuesta es un verdadero antídoto, y sin efectos secundarios -más allá del buen humor y la contagiosa alegría de vivir-, contra las depresiones provocadas por confinamientos y toques de queda de esta era Covid.

El amplísimo y seleccionado reparto lo constituyen 13 actores, cantantes, acróbatas, bailarines, clowns y músicos que proyectan una energía tan intensa en escena que hacen que esas dos horas y media de espectáculo se pasen en un santiamén. Paula Iwasaki es la hermosa, racial y valiente Julia, de la familia de los Castelvines (Capulettos), secularmente enfrentada a la de los Monteses (Montescos). Ambos clanes se odian, pero Roselo Montes, su criado Marín y su amigo Anselmo se cuelan en la fiesta de máscaras de los Castelvines. Julia Castelvín tiene enamorada a su primo Otavio, pero esta se queda prendida a primera vista de Roselo nada más verlo. Los jóvenes se ven obligados a vivir su pasión a escondidas para poder salvar ese odio y esos rencores seculares entre los dos clanes.

Y, junto a Iwasaki, estupendos también todos y cada uno de sus compañeros de escena: Aitor Beltrán, Andreas Muñoz, Xoel Fernández, Óscar Martínez, Xabi Murua, Natxo Núñez, María Pascual, Gonzalo Ramos, Julia Roch, Cintia Rosado, Ignacio Rengel y Almudena Salort. Todos ellos, en solitario o en grupo, cantan y bailan temas de los clásicos italianos que suenan en la fiesta de los castelvines: Modugno, Pavone, Carosone, Conte, Pino d’Angiò o Franco Battiato. Afinadas las direcciones musical y vocal de Joan Miquel Pérez y de Ferrán González respectivamente, e impecable y preciso el espacio sonoro de Eduardo Ruiz y Enrique Rincón.

Minimalista e inspiradísima la escenografía ideada por Curt Allen Wilmer con estudioDedos, con dos grandes muros rodantes que esconden, a su vez, otras camaleónicas y móviles escenografías secundarias que definen los espacios y los tiempos de la fábula.

La sabia y experimentada mano de Pepa Pedroche hace que el verso suene como debe. Chispeante, alegre y brillante coreografía la de Xenia Reguant; inspirada la iluminación de Valentín Álvarez y colorista, divertido y actual el vestuario diseñado por Elda Noriega.

Sergio Peris-Mencheta, en fin, vuelve a dar un nuevo salto mortal como director que, después de sus últimas propuestas, La Cocina y Lehman Trilogy -montajes de los que también dimos buena cuenta en las páginas electrónicas de Diariocritico.com-, lo acaban de confirmar como un verdadero referente actual de la dirección de escena. Y su trabajo aún alcanza mayor mérito ante este constante trasiego de avatares pandémicos con ensayos on line, trastornos de programación y ajustes continuos de un equipo artístico tan numeroso como profesional. Un montaje espléndido que nadie debiera perderse.

‘Castelvines y monteses’

Autor: Lope de Vega

Versión: Sergio Peris-Mencheta y José́ Carlos Menéndez

Dirección: Sergio Peris-Mencheta

Reparto: Aitor Beltrán, Andreas Muñoz, Xoel Fernández, Paula Iwasaki, Óscar Martínez, Xabi Murua, Natxo Núñez, María Pascual, Gonzalo Ramos, Julia Roch, Cintia Rosado, Ignacio Rengel y Almudena Salort

Dirección musical: Joan Miquel Pérez

Dirección vocal: Ferrán González

Escenografía: Curt Allen Wilmer (AAPEE) con estudioDedos

Iluminación: Valentín Álvarez (A.A.I)

Vestuario: Elda Noriega (AAPEE)

Espacio sonoro: Eduardo Ruiz y Enrique Rincón

Asesora de verso: Pepa Pedroche

Coreografía: Xenia Reguant

Producción ejecutiva: Nuria Moreno

Producción: Compañía Nacional de Teatro Clásico y Barco Pirata

Teatro de la Comedia, Madrid

Del 16 de abril al 13 de junio de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios