www.diariocritico.com
Crítica de la obra de teatro 'Troyanas': toda humillación con ellas es poca
(Foto: Sergio Parra)

Crítica de la obra de teatro 'Troyanas': toda humillación con ellas es poca

lunes 10 de mayo de 2021, 08:37h

Inmejorable bautizo el de Adriana Ozores como directora de escena con una versión de Ángeles González-Sinde sobre Troyanas, el clásico de Séneca, que puede disfrutarse sólo hasta el 22 de mayo próximo en la Sala Tirso de Molina del madrileño Teatro de La Comedia. Su propuesta, llena de ética, de fuerza y de energía, se apoya, además, en un excelente plantel de actrices y actores que elevan la tensión dramática del clásico hasta sus últimas consecuencias, inundando de emoción el patio de butacas con un espectáculo total.

La ciudad de Troya ha caído después de diez duros años de asedio. Los soldados griegos hacen prisioneras a las mujeres troyanas supervivientes, que desde siempre han sido utilizadas como uno de los botines de guerra más preciados. No es suficiente haber perdido maridos, padres, hermanos y amantes que todavía deberán sufrir la muerte de Políxena y la de Astianacte, hermana e hijo de Héctor, que los griegos quieren ofrecer a los dioses en sacrificio a cambio de otorgar vientos favorables para el retorno de su flota…

Clarificadora y ágil la versión de Ángeles González–Sinde que trae a nuestro siglo la tragedia que Séneca reescribió a partir de la de Eurípides. Ha despojado de las múltiples referencias mitológicas y geográficas al texto original e introducido también un prólogo y un epílogo a la misma que ayudan mucho al espectador, primero a entrar en harina, y después para situarlo inequívocamente junto a las mujeres troyanas en su difícil disyuntiva en la que quedan tras la derrota, por un lado, y de cómo su inteligencia labrada a través de las seculares adversidades añadidas y los inmensos sufrimientos, les hace dar un nuevo sentido a sus vidas iniciando lo que hoy llamaríamos feminismo, la búsqueda de su identidad como seres humanos.

El poder, la dignidad, la valentía, la misericordia con el vencido, la ética y la política -esas dos viejas y enfrentadas hermanas-, son asuntos que se tratan en ‘Troyanas’ con la misma intensidad y fundamento que hoy en día puedan presentarse en cualquier conflicto bélico y hasta político. En realidad, no hemos cambiado lo más mínimo después de dos milenios de hipotéticos avances en la cultura occidental. Eso queda meridianamente claro en la versión de ‘Troyanas’ que dirige con mano tan sabia como experta Adriana Ozores, que deja aquí bien claro lo que ayuda haber sido cocinera antes que monja para conducir a un tiempo a tres generaciones de actores.

Excelente el trabajo coral de todos los intérpretes en el que, no obstante, hay también sitio para la exposición personal de todos y cada uno de ellos. Comenzando por una impresionante y desgarradora Pepa Pedroche como Hécuba, la matriarca troyana, y siguiendo por Javier Lara (ecléctico y soberbio Agamenón), Sara Moraleda (Helena, la mujer sobre la que injustamente recae siempre el origen del conflicto greco-troyano), Alejandro Saá (inmenso, profundo Calcante), Alfredo Noval (Ulises), Elsa González (destrozada Andrómaca, mujer de Héctor y madre del hijo que va a ser sacrificado), Alba Enríquez (digna Políxena), Víctor Sainz (Pirro), Marta Guerras (Noble troyana), Silvana Navas (Mujer troyana) y el niño Miguel Moragón (inocente y valiente Astianacte).

Impresionante, solemne y omnipresente la bella escenografía de Alesio Meloni -un busto/mausoleo gigante de Héctor, que los actores mueven poco a poco durante toda la función), autor también del oscuro vestuario de todo el elenco, aspecto este que aún pronuncia más su función coral. Ilumina la escena con su precisa y poética mano Juan Gómez-Cornejo; la ambienta con hondura desde el punto de vista sonoro Antonio Meliveo y, por último, mueve a los actores con la dulzura de un ángel y la precisión de un escuadrón militar Jon Maya Sein.

El espectáculo que ofrece Adriana Ozores es hermosísimo y profundo, accesible y comprensible de principio a fin y, por si todo esto fuera poco, consigue, con la ayuda de Vicente Fuentes, algo que ella ha ejercido siempre pero que es muy poco común encontrarse en los tiempos que corren: que la dicción de todo el elenco sea un prodigio de claridad y de intensidad, aspectos ambos que ayudan y mucho al feliz discurso de la fábula y a inundar irremisiblemente el alma del espectador. Una propuesta imprescindible.

‘Troyanas’

Autor: Séneca (versión de Ángeles González-Sinde)

Directora: Adriana Ozores

Intérpretes: Pepa Pedroche, Víctor Sainz, Javier Lara, Alejandro Saá, Elsa González, Marta Guerras, Alfredo Noval, Sara Moraleda, Alba Enríquez, Silvana Navas y Miguel Moragón/Bruno Moragón/Nicolás Camacho/Lucas Blas

Escenografía y vestuario: Alessio Meloni

Iluminación: Juan Gómez-Cornejo

Voz y palabra: Vicente Fuentes

Composición musical: Antonio Meliveo

Coreografía: Jon Maya Sein

Asesora de contenidos: Laura Duhalde

Ayudante de dirección: Xus de la Cruz

Ayudante de escenografía y vestuario: Juanjo González Ferrero

Ayudante de iluminación: Pilar Valdevira

Teatro de la Comedia(Madrid)

Hasta el 22 de mayo de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios